Negligencia y corrupción causas de afectaciones por temblor: ECIC

Negligencia y corrupción causas  de afectaciones por temblor: ECIC

Por MISAEL ZEÑAY

Tuxtla Gutiérrez

 

“La negligencia y corrupción, como el no cuidar la calidad de los concretos usados en construcciones, es una de las casas que provocó que miles de viviendas y otros edificios resultaran dañados por el terremoto”, consideró el presidente de los Empresarios Chiapanecos de la Industria de la Construcción (ECIC), Óscar Octavio Marina Alegría.

 

En entrevista, dijo que pese a que el reglamento de construcción de Tuxtla Gutiérrez incluye consideraciones estructurales suficientes para que las obras resistan sismos de hasta 8.5 grados -que se hicieron obligatorias después de los terremotos sufridos en México en 1985- aún falta hacer revisiones más puntuales en la materia primas que se usa en una obra.

“Una ventaja del mexicano en este tenor es que usa a su favor el factor miedo, es decir, por el temor que le provocan los movimientos telúricos, suele emplear más acero en sus elementos estructurales, empero, este elemento no es la única base para poder edificar un edificio”, señaló.

Vaticinó que después del terremoto del jueves, se harán una serie de análisis por parte de expertos en materia estructural y mecánica de suelos, lo cual dará pie a nuevas reglamentaciones y estudios que se deberán aplicar cuando se levanten estructuras importantes, tales como edificios o puentes, los cuales deben cumplir con ciertos estándares.

En este tenor, adelantó que después de cumplir con dichas normatividades, también tendrá que darse un proceso de seguimiento de verificación y supervisión más profesional, principalmente en aquellas construcciones que requieren ser avaladas como seguras para quienes las visiten o habiten, tales como las escuelas de todos los niveles y hospitales.

Detalló que en las ciudades grandes tales como Tuxtla Gutiérrez, Tapachula y Comitán y San Cristóbal, las autoridades exigen una licencia de construcción para que las obras reúnan las condiciones de seguridad necesarias y puedan resistir temblores de hasta 8 grados en la escala Richter.

“Es en este proceso es que los gremios de profesionales del ramo adquieren más importancia, pues se requiere que intervengan en la validación de los permisos de construcción, ya que se trata de la opinión de expertos que en un momento pueden evitar alguna tragedia”, aseveró.

Comentarios