LA COFRADÍA DE LOS DESPOJOS

LA COFRADÍA DE LOS DESPOJOS

Por Aquiles A. Prieto/NOTICIAS A CUADRO

 

El tiempo se le acorta a Manuel Velasco Coello al frente del Gobierno del Estado y la sociedad no encuentra justicia a sus demandas. Todos los sectores productivos están en crisis; los municipios alteños enfrentados a muerte; la costa como el resto de la entidad con promesas incumplidas en obras y servicios; la meseta central resintiendo al crimen organizado a través de secuestros, asesinatos y una oleada de inseguridad.

 

Los contados ricos de la actual administración continúan gozando de impunidad e inmunidad, colocados estratégicamente en el poder para no ser tocados ni con el pétalo de una rosa; pero también hay parientes y amigos fuera de la administración pública que han hecho el trabajo sucio, o mejor dicho, más cochino de lo que no se puede ocultar desde palacio de gobierno.

A nuestras manos llegó mucha información que compromete al gobernador Manuel Velasco Coello con la adquisición de terrenos de manera ilegal, donde involucra a Notarios Públicos corruptos como los exdiputados sabinistas Luis Gabriel Sánchez y a Alejandro Orantes Coello, ambos con gran fama por su alto grado de corrupción… Con ellos, y con otros, ha despojado de propiedades en diversas parte de Chiapas a gente humilde que se negó a hacer “negocios” con ellos.

Para nadie es un secreto que la señora Leticia Coello, intentó apoderarse de los terrenos de los moteles Sumidero y Álamos, e instrumentaron una persecución criminal en contra de su dueño sin lograr su propósito, gracias a que la defensa actuó con eficiencia, aunque no todos han tenido suerte.

El Motel Sumidero iba a servir para poner un negocio de la madre del gobernador, mientras que frente al Álamos, el abuelo del mandatario, edifica un casino disfrazado de otro giro, en un predio arrebatado a la mala y construido sin ningún permiso municipal y, muchos menos, con Manifiesto de Impacto Ambiental.

Pero hay otros casos como el del terreno frente a Plaza Ámbar que intentaron despojar al propietario sembrándole carpetas de investigación de esas que acostumbra el Fiscal Raciel López Salazar y que después le salen mal, todo esto operado también por el primo cómodo Notario Público 136 Alejandro Orantes Coello y por el Notario Público 106, Luis Gabriel Sánchez Velázquez, quienes apoyados por otros funcionarios como el alcalde capitalino Fernando Castellanos Cal y Mayor, el ex Secretario de Medio Ambiente, Carlos Orsoe Morales Vázquez, del Director del Registro Público de la Propiedad, Ángel Cristian Gurgua Cruz y del Director de Catastro Armando Gutiérrez Navarro, han sido los autores de la venta deliberada de terrenos de gobierno a particulares.

Tal parece que se repite la historia de Quintana Roo y Veracruz, donde también opera gente del Partido Verde Ecologista de México. El jugoso negocio de la venta de terrenos que empresarios de buena fe inviertan en Chiapas consiste en cambiarlos de estatus para estafarlos, pues la mayoría de esos predios no son privados sino públicos, pero estos trueques sólo se logran alterando folios y escrituras; suscriben contratos de compra venta entre dueños ficticios y empresarios confiados o, mejor dicho, manipulados para que caigan en esta red de corrupción estatal orquestada desde el poder Ejecutivo.

Y la gente se preguntará: ¿Cómo operan? Aquí lo describimos:

1.- Tienen gente que trabaja en las Notarías a modo que realizan la búsqueda de terrenos a nombre de cualquier dependencia de gobierno del estado que posteriormente formarán parte del gran negocio de los Velasco Coello.

2.- Realizan visitas y verifican que no haya nada construido en los predios encontrados.

3.- Contactan a empresarios y les comentan que hay propiedades en venta “a buen precio” para que inviertan “con seguridad” en el estado.

4.- Elaboran escrituras usando a notarios de su red, como es el caso Luis Gabriel Sánchez y Alejandro Orantes Coello, entre otros.

5.- Modifican los datos en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio.

6.- Imprimen Certificados de Libertad de Gravamen con los nuevos datos.

7).- Realizan los acuerdos de costos y firman contratos de compra venta “entre particulares”.

8).- Se hacen los anticipos y se entregan los documentos al “nuevo dueño”.

9).- El nuevo dueño verifica el Certificado de Libertad o Gravamen y encuentra “todo en orden”.

10).- El nuevo dueño inicia sus trámites ante las dependencias municipales para actualizar la información y poder inscribir y actualizar datos en Catastro pero, ojo, los datos no coinciden porque la propiedad es de gobierno del estado. Entonces ocurre lo impensable.

El empresario busca desesperadamente a los dueños y no existen; buscan al Notario Público y se protege diciendo que “no hay ningún problema”, que “todo está en orden”.

Vuelven de nuevo al Registro Público y los datos están cambiados de nuevo a favor del gobierno del estado. Es allí cuando no sólo se convierte en una estafa maestra, sino que el empresario pierde su tiempo, su dinero y, quizá, su único patrimonio...

Por seguridad de uno de los afectados sólo diremos que una empresa realizó compra–venta entre particulares bajo la simulación del Notario Luis Gabriel Sánchez, con depósitos bancarios a favor de Alejandro Orantes Coello, primero hermano del gobernador Manuel Velasco. Se adjuntan pagos, además de los Certificados de Libertad o Gravamen alterados y claves catastrales modificadas.

De acuerdo a lo filtrado por el propio Alejandro Orantes en una borrachera, de los negocios concretados el 50 por ciento es para su primo Manuel, el 35 para los Notarios involucrados y el 15 por ciento para los demás funcionarios que participan en contubernio.

Habría que investigar cómo está el proyecto denominado “Los Amorosos”, o la venta del terreno junto a Casas GEO, de Terán, a un particular.

En nuestro poder obran fichas de depósito, Certificados de Libertad o Gravamen, Escrituras públicas, Claves Catastrales, en fin, muchos documentos que amparan la impunidad del señor gobernador Manuel Velasco Coello y de su banda que superó las operaciones efectuadas en Quintana Roo y Veracruz.

Vicente Gerardo Pensamiento Maldonado, Presidente de los Notarios Chiapanecos reveló que hay un grupo que usa la patente para violar la ley, afectando y lastimando la dignidad y prestigió del notariado chiapaneco. En especial, dice que Luis Gabriel Sánchez Velázquez, tiene aproximadamente siete años realizando el ejercicio notarial “y es el número uno como transgresor de la ley del notariado y, sabemos que su protector es Oscar Francisco Muñoz Barrera, Subconsejero Jurídico del Gobierno del Estado".

Ni hablar. Impunidad e inmunidad para los cuates

 

Comentarios