EN LA MIRA 08/06/17

EN LA MIRA 08/06/17

La eliminación del fuero en Chiapas, en la antesala

Por Héctor Estrada

Tras la presión social de las últimas semanas por los acontecimientos generados en torno a la campaña “Chiapas sin Fuero” (promovida por Movimiento Ciudadano) finalmente este martes el Congreso del Estado, en figura del presidente de la Junta de Coordinación Política, Carlos Penagos Vargas, presentó la iniciativa de ley mediante la que se eliminaría el fuero constitucional a presidentes municipales y diputados locales de la entidad.

 

La iniciativa presentada entre los asuntos generales plantea además la eliminación del fuero a síndicos, regidores y titulares de los organismos autónomos como el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEyPC), la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) y los consejeros de la judicatura del Poder Judicial de Chiapas, entre otros.

Se trata de un proyecto que responde al reclamo potencializado durante el último año por la campaña estatal #ChiapassinFuero, que hasta la fecha ha recabado más de 32 mil firmas en 50 ciudades de la entidad. Su llegada al legislativo estatal no es fortuita, ni responde a voluntades espontaneas. Tiene antecedentes que desencadenaron renuencias férreas a las que no les quedó de otra que dar paso a la propuesta.

El documento, sin duda, expone pendientes coyunturales de fondo, como la inmunidad del gobernador a la eliminación del fuero constitucional. Se trata justo del principal objetivo que ha movido a la ciudadanía en apoyo a la propuesta. La presencia del ejecutivo estatal dentro de los cargos públicos a desaforar es pieza elemental del reclamo social para exigir la rendición de cuentas y la aplicación de la justicia contra gobernantes corruptos.

Y es que, en Chiapas los antecedentes lastimosos sobre gobernadores autoritarios y saqueadores sobran. Ahí está el ejemplo más reciente con Juan Sabines Guerrero, quien dejó a la entidad una deuda de 42 mil 200 millones de pesos y deficiencias por mil 98 millones 166 mil 719 pesos ante la SFP (el 44 por ciento correspondiente a los ejercicios presupuestales de 2009 y 2011). Además de al menos 120 obras inconclusas, muchas de ellas con diversas irregularidades, según cifras estimadas por la propia Secretaría de Infraestructura del Gobierno del Estado.

Y qué decir del gobernador en turno. A toda la larga fila de irregularidades documentadas durante los últimos años, recientemente se le han sumado las anomalías por más de 764 millones 408 mil 550 pesos que la Auditoria Superior de la Federación (ASF) detectó en materia de servicios de salud. Es actualmente Chiapas la tercera entidad del país con más observaciones por parte de la ASF, debido a la detección de millonarios recursos a los cuales simplemente no se les ha podido comprobar su destino desde 2013.

Por eso la figura del ejecutivo estatal no puede por ningún motivo quedar fuera del proyecto de ley. Debe reconocerse que la propuesta, hoy en manos ya del Congreso de Chiapas, significa un importante avance para la materialización de los reclamos sociales, pero debe perfeccionarse a fondo. 

Con la inmunidad del gobernador, la eliminación del fuero a presidentes municipales, diputados locales y titulares de los organismos “autónomos” como el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana se coloca al ejecutivo estatal en una situación de ventaja política conveniente que a la larga podría terminar siendo utilizada para someter a quienes se reúsen obedecer al cacique estatal, y ese es un riesgo que no se puede correr. Finalmente, la eliminación del fuero debes aplicarse a todos los gobernantes, sin distinción… así las cosas. 

 

Comentarios