Equidad en acceso a la salud para las mujeres: Emilio Salazar

Equidad en acceso a la salud  para las mujeres: Emilio Salazar

Prevalece acceso desigual a pesar de sus múltiples padecimientos

 

 

Comunicado

CDMX

 

Si bien se ha avanzado en la construcción de un marco legal hacia la igualdad entre mujeres y hombres, el acceso de ellas a la salud es todavía desigual, debido a las diferencias biológicas y de género, a pesar de que presentan problemas de salud mental, en particular la depresión y los trastornos de ansiedad o alimentarios, manifestó Emilio Salazar Farías.

En su investigación “Morbilidad femenina ¿De qué mueren las mujeres mexicanas?”, el Centro de Estudios para el Logro de la Igualdad de Género (CELIG) agrega que también son víctimas de violencia de género, obesidad, diabetes e hipertensión arterial, así como problemas vinculados a la salud sexual y reproductiva, y el creciente incremento de las adicciones.

El diputado federal por el estado de Chiapas, refirió que en México la salud en las mujeres tiene una profunda implicación con los factores culturales, religiosos-espirituales, económicos, familiares, sociales, las creencias, los mitos o tabúes, aunado a los individualismos como los valores y actitudes de cada persona, familia o sociedad.

En este enfoque también tienen cabida la responsabilidad sobre la salud y el bienestar de los hijos, en caso de tenerlos, ya que por lo general la mujer mexicana tiende a colocar este factor en un primer plano por en encima de sí misma.

A esta situación, dijo el integrante de la Comisión Permanente Bicameral, se suma otra determinante estructural de la salud: el género, considerando que hombres y mujeres cumplen diferentes roles dentro de diversos contextos sociales, los cuales influyen en sus comportamientos en relación con la salud. Es decir, sostiene, son las actitudes, creencias, comportamientos, valores, roles y estereotipos que se esperan de las mujeres, lo que dificulta atender su salud.

Las cinco principales causas de mortalidad en mujeres mexicanas son las enfermedades del corazón e isquémicas de este órgano, diabetes mellitus y tumores malignos (de la mama y del cuello del útero e hígado), vías biliares intrahepáticas, padecimientos cerebrovasculares y pulmonares obstructivas crónicas e hígado.

Finalmente, Salazar Farías, sostuvo que el reto que tenemos como legisladores y sociedad, es exigir y proponer la construcción de mejores políticas públicas basadas en la evidencia científica, la ética y en las mejores prácticas que permitan avanzar hacia la igualdad sustantiva, así como mejorar la salud de las mujeres en beneficio de su propia salud y de la población.

Comentarios