Baja afluencia turística por daños en atractivos turísticos

Baja afluencia turística por  daños en atractivos turísticos

Santiago López

San Cristóbal de Las Casas

 

Manuel Martinez Jiménez, presidente municipal de Zinacantán, informó que en un 40 por ciento es la afluencia turística que se ha presentado luego de las afectaciones al atractivo principal, que es el templo de San Lorenzo mártir, derivado del terremoto de 8.2 grados del pasado 7 de septiembre, por lo que urgió al gobierno del estado y federal, se liberen los recursos para la pronta restauración del templo.

 

“No hay mucho turistas en Zinacantán, se desesperan las mujeres artesanas, pues es la vida cotidiana que tienen y toda la población, pues al no haber turismo no hay actividad económica, y las autoridades tradicionales están desesperadas porque no hay un ingreso económico para actividades tradicionales, solicitamos respetuosamente al gobierno estatal y federal, liberé el recurso para la reconstrucción del templo de San Lorenzo y al INAH específicamente”, mencionó.

En entrevista, explicó que la mayoría de los habitantes de este municipio se dedican a la floricultura, la elaboración de prendas textiles artesanales y demás, que son lo que venden a los turistas que llegan y representa un ingreso económico fuerte, e incluso las autoridades tradicionales cobran una cuota para poder visitar el municipio, que servía para mantener en mejoras de las iglesias, que en los últimos días ha disminuido, pues a diferencia de años atrás, tienen una afluencia del 40 por ciento.

“Es urgente como le decía al gobierno del estado, al INAH, que con la maquinaria que se tiene se logre reconstruir en un menor tiempo porque nuestros antepasados les llevó 10 años construir esta iglesia, desde 1925 a 1935 fue construido este templo mayor que es San Lorenzo Mártir”, añadió.

Dejó ver que hace más de dos semanas el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) inició trabajos de apuntalamiento en el Templo de San Lorenzo, del municipio de Zinacantán, uno de los edificios considerados Monumento Histórico, pues la construcción del edificio data de 1925 a 1935  y que el pasado 7 de Septiembre fue severamente dañado por el terremoto de 8.2 grados.

“Nos manifiestan que existe una primera etapa que es los apuntalamientos y la delimitación del inmueble para prevenir no caiga más el edificio y pueda dañar a una persona. Hace 15 días hablamos con personal del INAH y no tenían el dictamen o cuantificado los daños, el monto total que se va sufragar para la reconstrucción de la iglesia simplemente nos dijeron que va a ser un contratista el encargado de la reconstrucción del templo, no es demolición, es reconstrucción con la misma calidad, material con el que estaba hecho originalmente”, aumentó.

Martínez Jiménez aclaró ignora de qué forma lo van reconstruir, pues a simple vista se aprecian fisuras y cuarteaduras en los techos, pisos, columnas, arcos, que es lo más dañado, porque rebasan los tres centímetros de distancia, “no somos ingenieros pero no contamos con una información de qué es lo que se va hacer, solamente el INAH sabe”.

Recordó que a petición de los agentes y comité de las 59 comunidades, fue nombrado un comité encargado para verificar los trabajos de la reconstrucción del templo, pues a pesar de que no son ingenieros o expertos en la materia, buscan que el templo no sea modificado en su originalidad y realmente se concluyan los trabajos adecuadamente.

Aclaró que como ayuntamiento, no están aportando para esta primera etapa ningún tipo de recurso, pues es el INAH quien se está encargando de licitar el recursos y se encargará de decirles cuánto realmente se va invertir y qué se va hacer, “no podemos invertir ni un solo peso, porque si viene el contratista y cobra la cantidad que es, y si invierte el municipio queda fuera de las normas”.

El edil precisó que por sus usos y costumbres, y el valor que tienes las campana que fue encontrada enterrada en el cerro Muchul Wits de este municipio, los pobladores de las 59 comunidades se van turnando 24 por 24 horas, para cuidar y tocarlo, en una estructura improvisada cerca de la iglesia, “porque tiene un valor histórico, porque no sabemos de donde vino y fue encontrada enterrada”.

Finalmente informó que en la explanada recién construida a un costado del templo de San Lorenzo, han improvisado “una galera” o un edificio construido de madera, para que se sigan realizando las actividades religiosas y venerando las imágenes, especialmente a San Lorenzo Mártir, hecho con el consentimiento de la toda la población.

Comentarios