Esperan apoyo de autoriades para rehabilitar el templo de San Lorenzo

Esperan apoyo de autoriades para rehabilitar el templo de San Lorenzo

Santiago López

San Cristóbal de Las Casas

 

Manuel Martinez Jiménez, presidente municipal de Zinacantán calculó entre 15 y 25  millones de pesos se requiere para la reconstruir el templo de San Lorenzo de la cabecera municipal, luego del derrumbe que provocó el terremoto de 8.2 grados la noche del pasado jueves, aunque espera el dictamen y valoración del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), para saber si es pérdida total o parcial.

 

“Ojalá que nos apoye el gobierno del estado, federal, porque en el interior del templo hay fisuras, en la paredes, columnas, tejados, reglas, soporte, ya que cayeron las tres campanas, por eso estamos esperando si es parcial o total la pérdida, ya vino gente del INAH para que estemos notificados posteriormente y sepa la población”, dijo.

Mencionó que desde el día en que cayeron las tres campanas, habilitaron una estructura para colgarlas y resguardarlas cada 24 horas por las diferentes comunidades que conforman el municipio, y repicarlas al mediodía.

Esperan que el gobierno del estado y federal puedan apoyarlos, ya que se han enterado que dentro del Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden) no entran los monumentos e iglesias, “ojala se haga un apartado de ahí, creo que no solo nosotros, sino en otras localidades”.

Martinez Jiménez reveló que entre 300 y 400 viviendas “humildes como casas de lámina, cartón, de block” fueron afectadas después del sismo, de diferentes comunidades como Zequenti, además de las escuelas preescolar, primarias, secundarias y unas 22 localidades sin energía eléctrica.

A pesar del daño que muestra la fachada principal de la iglesia de San Lorenzo, aseguró que los turistas están llegando a visitar el municipio, y cuestionan el por qué de las condiciones del inmueble, aunque las imágenes son visitadas al interior de la iglesia del señor de Esquipulas, donde los mantienen resguardadas, pues no tuvieron daños.

Enfatizó que desde la caída de las campanas y el cambio de espacio de las imágenes realizaron oraciones y rezos en los centros ceremoniales situados en cerros y otros espacios, para pedir perdón, “quizás por nuestra mala actitud, nuestro carácter, nuestras situación social y política en el municipio, pero ya lo hicieron los 82 curanderos”.

Hizo saber que ya algunas instancias de gobierno han acudido para realizar la toma correspondiente, y sean contemplados en algún recurso que se destine; “que tomen en cuenta al municipio para este desastre natural, esperemos ser tomados en cuenta, ya que están los hechos plasmados”.

Comentarios