Con dos amores

Con dos amores

Sebastián Sosa, que ha brillado con Monarcas Morelia en la Copa MX, relata sus inicios bajo los tres palos y como relator de partidos

Nota y foto “Excélsior”

MORELIA.

Cuando Sebastián Sosa era niño, en Montevideo, encendía la radio para escuchar los partidos del Peñarol. Alberto Kesman le salvaba el día, pues su voz hacía que Sosa imaginara lo que sucedía en la cancha del Centenario.

 

“De chico no había televisor en casa y los partidos de Peñarol los escuchaba por la radio. Kesman era un relator conocido y yo imitaba lo que decía, lo que iba narrando, incluso hasta la publicidad en la misma narración. A veces me encerraba en el baño a hacer el relato, porque como me hacía eco, me sentía que lo estaba haciendo en un estudio”, señala el arquero de Monarcas a Excélsior, que encontró en el periodismo deportivo una segunda pasión.

“El fútbol primero y todo lo que rodea al fútbol segundo. No hay nada más lindo que ser futbolista, pero el periodismo deportivo me apasiona. Si no hubiera sido jugador de futbol hubiera sido periodista deportivo. Me gusta, es algo que mamo desde chico y quién sabe el día de mañana, capaz que sí relato partidos”, señala.

“Cuando fui creciendo, con los compañeros nos poníamos a patear penales después de la práctica y me pedían que relatara los penales o un tiro libre”, recuerda. “Así, a modo de diversión fue que lo he tomado, pero después que terminé la secundaria quería hacer algo más y surgió el curso de periodismo deportivo en Uruguay, con periodistas reconocidos del medio local”, refiere.

Sebastián Sosa tenía claro que algún día levantaría una copa con Peñarol y con guantes de portero. Quería describir las proezas, pero prefirió vivirlas, porque en su país “es lo único, es lo más importante, se respira el fútbol. Mi prioridad siempre fue el fútbol, pero doy gracias a la insistencia y al apoyo de mis padres por terminar los estudios, porque nunca se sabe. Uno puede llegar a tener muchos sueños y muchas habilidades, pero de repente puede llegar a suceder algo que te deje en el camino”.

 En el curso de periodismo deportivo que tomó “me interesaba ver el lado del periodista hacia el jugador, hacia el partido. A veces a uno como jugador le cuesta recibir críticas. Cuando te tiran flores los recibimos de buena manera, pero quería ver un poco el punto de vista del periodista, en qué está basado para hablar de la actuación de un jugador”.

 Los futbolista y periodistas, para Sosa, “a veces sí parecemos enemigos”.

Siempre quiso jugar fútbol, pero no para dar alegrías, sino para deshacerlas: “Galeano tenía razón, es una gran verdad. Nosotros, los arqueros, somos los aguafiestas de la fiesta, pero desde mi primera práctica, cuando tenía cuatro años, mi entrenador, el Fito, me empezó a tirar remates y yo los agarraba todos. Él dijo: ‘¡El arquero que necesitamos!’, y desde ese día estoy bajo los tres palos.

Atajó penales y salió campeón con Peñarol. Tuvo grandes lances con los que llevó a Boca Juniors a la Copa Argentina. Paró un penal clave para que Vélez se proclamara Súper Campeón, en 2013. Con Monarcas, en la Copa MX, le tapó tres penales al Toluca en octavos de final; luego, ante Xolos, hizo  la parada del torneo a una chilena de Henry Martín y fue un muro para que Cruz Azul no marcara en las semifinales.

Pese a que ha sido figura en Uruguay y Argentina, en México no ha podido jugar un solo minuto de liga.

Llegó al Pachuca en el Apertura 2015 con la idea de que “iban a esperar para cuando se retirara el Conejo Pérez, pero hace rato que dice que se retira y no pasa”, por lo que está en Monarcas a préstamo.

El torneo de liga está por terminar y se sabrá si el Morelia permanece en Primera División. Por lo pronto, el charrúa está a unas horas de buscar convertirse en el aguafiestas de las Chivas, en la final de la Copa MX.

“Creo que tenemos armas como para ganar el partido y en el caso de que no se pueda dentro de los 90, hay que jugársela en los penales donde ojalá que Dios me ilumine”.

El relato que quiere hacer es el del Morelia contra el Rebaño.

No se adelanta, pero “si salimos campeones, te prometo que te relato todo el partido, si quieres. Es un promesa”.

 

Comentarios