Existe un mercado negro de tarjetas de crédito y así funciona

Existe un mercado negro de tarjetas de crédito y así funciona

Nota y foto: Excélsior

Bogotá.- En la actualidad existe una enorme cantidad de datos que son robados. ¿Cómo se agrupan estos los datos para la venta?, ¿Cómo es la sofisticación de ese mercado negro donde se venden?

 

Los expertos de Easy Solutions, hicieron un seguimiento de los mercados negros de Internet y resumieron lo que sucede cuando la información sobre la tarjeta de crédito de una persona es robada y cómo los criminales combinan esos datos con otras "mercancías" para venderlas mejor.

Los principales descubrimientos incluyen:

1. Las tarjetas de crédito recién robadas siempre aparecen en el mercado negro

Vienen de diversos orígenes (invasiones), registros de transacciones no encriptadas e incluso algunas son obtenidas por máquinas de lectura falsas. Este mercado es tan o más sofisticado que el mercado electrónico de Amazon.

Muchos de los sitios que venden estos datos disponen de funciones típicas de sitios de compras, como información sobre el producto, carrito de la compra, noticias sobre el tema e incluso ofertas de servicios y de soporte.

2. BitCoin sigue siendo el método preferido de los vendedores para el cierre de las operaciones

Aunque también se aceptan “Perfect Money” y transferencias de los Money Grant y Western Union. Cuando el comprador elige pagar con Bitcoins, una dirección Bitcoin "no rastreable" se crea inmediatamente, quedando a la espera del depósito.

En algunos países, donde el comprador sólo tiene opciones de mecanismos como Perfect Money, Money Grant y Western Union, los criminales adoptan estrategias para ocultarse en la tienda, para que su imagen no sea registrada por las cámaras. En otras palabras, los métodos de pago para tarjetas robadas continúan virtualmente no rastreables.

3. Validación de tarjetas robadas

Los mercados más sofisticados llegan a ofrecer pruebas con los números de las tarjetas para asegurarse de que la tarjeta robada y recién adquirida es válida y que todavía se puede utilizar.

Se ofrece a los clientes un recurso para que prueben una transacción de la tarjeta elegida, comprobando que está en funcionamiento y será aceptada. Para estimular más la compra, se ofrece "satisfacción garantizada o su dinero de vuelta".

En algunos casos cuando falla la transacción, el reembolso se puede realizar a la hora, o automáticamente cuando no se ejecuta la transacción

4. Las interfaces de las "tiendas" son funcionales y agradables

Que incluso permiten a los usuarios encontrar lo que buscan en unos pocos clics. Por ejemplo, los compradores pueden buscar por tipo de tarjeta, banco, ubicación geográfica e incluso por el nombre del ex propietario.

Otros criterios disponibles para el filtrado son país de origen, BIN (número de banco), tipo de tarjeta (VISA o AMEX, por ejemplo), calidad de las tarjetas (estándar, platino, negro, etc), calidad de la lista robada (Target, Neiman Marcus, etc), banco emisor (dado útil cuando el criminal sabe que ese banco no utiliza ciertas protecciones para esas tarjetas).

5. También es necesario facilitar las compras

Como buenos operadores de comercio electrónico, los vendedores de tarjetas de crédito en el mercado negro facilitan mucho las compras. Ellos llegan a generar ofertas que pueden ser aceptadas en un solo clic, para estimular el impulso de comprar de una tarjeta de crédito robada instantáneamente.

"Seguramente los criminales continuarán mejorando la calidad de esos sitios, haciendo cada vez más fácil el acceso a las tarjetas robadas", alerta Ricardo Villadiego, CEO de Easy Solutions. Según el ejecutivo, a pesar de que los bancos y otras organizaciones financieras inviertan en la lucha contra esos mercados altamente organizados y administrados, el compromiso de esas tarjetas es inevitable.