Combustibles, las grandes oportunidades de la Reforma Energética

 Combustibles, las grandes oportunidades de la Reforma Energética

Nota y foto: Excélsior

CIUDAD DE MÉXICO

El almacenamiento y distribución de combustibles, se convertirá en uno de los principales nichos de negocios en México, ante la apertura del mercado y el crecimiento de la demanda, por lo que ya se anticipa una intensa competencia donde destacarán quienes operen con los menores costos.

 

De acuerdo con un análisis de KPMG, las alianzas y asociaciones que logren los nuevos participantes del sector, principalmente con los grupos gasolineros para asegurar la venta de sus petrolíferos, también serán factores determinantes para dar certeza a sus inversiones.

Es importante mencionar que con la aprobación de la Reforma Energética, que ha generado cambios importantes en el mercado, se espera que el sector privado ejerza inversiones superiores a los 16 mil millones de dólares en los siguientes años para la construcción de nuevas terminales de almacenamiento y distribución.

Como parte de esto, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) ya otorgó 158 permisos de almacenamiento, 271 de distribución por medios distintos a ductos, mil 735 de transporte, así como 240 de comercialización de hidrocarburos, es decir, petróleo, petrolíferos y petroquímicos.

El documento señala que la solicitud de permisos anticipa que “la competencia será férrea, principalmente en las zonas donde se concentra el consumo de gasolinas, como las áreas metropolitanas de las principales ciudades del país, así como regiones con alta actividad industrial como el Bajío”.

Del mismo modo, en la franja fronteriza con Estados Unidos, ante la proximidad del combustible importado, se anticipa un buen nivel de oferta en el mercado. 

Para Rubén Cruz, socio lí der del Sector de Energía y Recursos Naturales de KPMG en México, el que los particulares alcancen costos competitivos, será uno de los puntos medulares para que alcancen éxito en el sector que se está desarrollando. 

Por ello considera que para alcanzar este objetivo deberán hacer uso de tecnología de punta, pues esto hará la diferencia para que puedan alcanzar o no “el liderazgo de costos operativos”.

“Estar a la cabeza en costos se relacionará estrechamente con la transformación digital a lo largo de toda la cadena de suministro. El uso de tecnologías de comunicación, los controles volumétricos, el monitoreo a distancia y la robótica para la automatización tanto de procesos operativos como administrativos, serán los pilares de la competitividad”.

Insistió en que es necesario “asegurar la continuidad de las operaciones, el control de inventarios y evitar pérdidas en la cadena de suministro”, pues ello permitirá llegaral punto de venta con las mejores condiciones.

Demanda creciente

En México, la demanda de combustibles sigue creciendo de manera importante, pues tan sólo en 2017 se consumieron 655 mil barriles diarios, sin embargo, la producción mantiene una tendencia a la baja debido a los paros programados y no programados en las refinerías del país, lo cual está impulsando la importación.

Como parte de esto, para el gobierno federal, el desarrollo del sector de almacenamiento y distribución de combustibles permitirá generar una mayor seguridad energética, pues se busca incrementar los inventarios mínimos de petrolíferos en el país, que actualmente es de tres días, para alcanzar al menos entre 12 y 14 días, por lo que el interés y la inversión de los particulares serán determinantes.

Ante esto, KPMG considera que entre los factores que hacen atractiva la inversión en la cadena de suministro de combustibles líquidos, se encuentran los limitados recursos de Pemex para invertir en este sector, lo que ha generado importantes retos e ineficiencias en el Sistema Nacional de Refinación y ha impulsado la dependencia de las importaciones, principalmente de Estados Unidos.

Dichos pendientes fomentan la necesidad de un mercado de distribución y almacenamiento más desarrollado.