En serios problemas, el sector público de Chiapas

En serios problemas, el sector público de Chiapas

Por ENRIQUE GONZÁLEZ

Tuxtla Gutiérrez 

Sobre las declaraciones anuales correspondientes al año 2017, el sector público de Chiapas presentó “deficiencias del tamaño del mundo” porque careció de capacitación, de infraestructura tecnológica y de seguimiento o interés, manifestó Néstor Gabriel López, presidente de la Comisión de Prevención de Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo del Colegio de Contadores Públicos Chiapanecos.

 

Durante esa acción de los trabajadores en el sector público, explicó que para que estas personas físicas no presentaran dicho trámite, el patrón tuvo que “timbrar” las nóminas, “pero no se hizo bien; en el sector privado hubo muchas deficiencias, hay que decirlo, pero fueron menos”.

En estos momentos, reveló que dichas instituciones públicas “están en una encrucijada” porque no pueden saber cuánto percibió un empleado, “por ejemplo, la SEP emitió un comunicado al respecto, pero acá tenemos que decir que fueron los gobiernos quienes no timbraron esa nómina”.

Para él, en el 99 por ciento de los casos siempre está mal calculada una retención, “les retienen de menos, y ellos ─los asalariados─ cuando las presentan les sale 3% ó 5% de impuestos, pero acá el patrón no la retuvo, te la dio en tu quincena, entonces no la pagaste, y te financiaste, y ahora te corresponde como trabajador pagarla”.

De hecho, puntualizó que Hacienda del estado sabe todo ese movimiento porque cuenta con información precargada, “y solo espera que tú se la confirmes, y si no lo haces, tienes un lustro para hacerlo… pero acuérdate que si no presentas declaraciones, la extensión de fiscalización del SAT son 10 años, entonces ellos tienen más tiempo para los cobros”.

En el caso de la SEP, afirmó que su responsabilidad de declarar las nóminas de los trabajadores es ya un acto solidario, no obligatorio, “yo soy tu patrón Secretaría de Educación y te pagaré 10 mil, entonces te corresponden mil pesos de impuestos, pero solo te quito 500; cuando viene el SAT te dice: ‘Oye, es que no eran 9 mil 500, sino 9 mil, y los 500 que te dieron de más me lo das a mí’”.

Sobre las instituciones que no reportan nada sobre los descuentos a los trabajadores, Néstor López afirmó que uno de los pasos es acudir al SAT y demandar, “cualquier dependencia está obligada a reportarlo a esa instancia, porque es un delito de defraudación fiscal”.

Comentarios