Indígenas rechazan proyecto hidroeléctrico en Chiapas

Indígenas rechazan proyecto hidroeléctrico en Chiapas

Indicaron que el proyecto representa un despojo de territorio ya que abarcará gran parte de su región.

Los indígenas exigieron a los gobiernos federal, estatal y municipal, ‘la cancelación inmediata del proyecto hidroeléctrico’ 

Agencia El Universal

Las Margaritas 

Habitantes de 51 comunidades del municipio de Las Margaritas, ubicadas en la selva y asentadas en la frontera con Guatemala, rechazaron el proyecto hidroeléctrico para la generación de energía en el río Santo Domingo ya que de ejecutarse, "afectará nuestras comunidades y en gran parte a las reservas naturales protegidas de la región".

 

Los indígenas de las microrregiones de las 26 comunidades de Tziscao; 13 de las Cataratas y 12 de la Tseltal-Tsotsil, dicen que "este proyecto que pretende inundar varios cientos de hectáreas y va en favor del despojo de nuestros derechos fundamentales".

Hasta ahora, el proyecto se pretende realizar sin la consulta de las comunidades, por lo que piden al gobierno respete el "derecho a la consulta libre e informada".

La decisión surgió por un encuentro en el que participaron las 51 comunidades agrupadas en la parroquia de San Juan Bautista en Nuevo San Juan Chamula, municipio de Las Margaritas, al considerar que en esos lugares donde viven "el agua es sagrada, es fuente de vida y no se negocia".

Indicaron que el proyecto representa un despojo de territorio ya que abarcará gran parte de su región.

Como "pueblos defensores de la tierra y territorio", rechazaron este proyecto de generación de energía renovable, así como "cualquier forma de extracción de los recursos que hay en nuestra región ya que son fuentes de vida para nuestros pueblos y futuras generaciones y uno de nuestros principales derechos".

Los indígenas exigieron a los gobiernos federal, estatal y municipal, así como a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y a otras dependencias, "la cancelación inmediata del proyecto hidroeléctrico".

"Señor sana nuestras vidas,para que seamos protectores del mundo y no depredadores, para que sembremos hermosura y no contaminación y destrucción", expusieron.

Un habitante de la región contó que los encargados de ejecutar el proyecto pretenden engañar a la ciudadanía al decir que los habitantes de la región pueden "manejar por su cuenta el proyecto" hasta por más de dos años.

 

 

Comentarios