HOSPITAL DEL ALMA 07/08/18

 HOSPITAL DEL ALMA 07/08/18

Duque de Santo Ton

(Consultas gratis: santapiedra@gmail.com) 

Duque de Santo Ton:

He leído que estás de acuerdo con los que se quejan del escándalo nocturno de la 15 Poniente, en la colonia Moctezuma, pero el sábado, a media noche, te vi salir de uno de los antros más concurridos, bolo como araña fumigada, y gritando “unfair!, unfair!” Eres una persona contradictoria y falsa.

 

Graciela

Tuxtla Gutiérrez 

Querida Graciela:

Yo estoy de acuerdo con el hecho de que los vecinos se quejen, pero yo no vivo en la Moctezuma, además de que jamás me pongo como araña fumigada y menos me pongo a gritar en público. Se me hace que la que andaba borracha eras tú ¿eh, Graciela? 

Duque:

Cada vez que voy al baño y hago del dos me limpió súper bien, hasta mojo unos kleenex para quedar bien limpia, pero al rato siento que estoy sucia y hasta mancho el calzón ¿estaré enferma?

Ana Laura

Tuxtla Gutiérrez 

Querida Ana Laura:

El ano es una especie de válvula que si no cierra bien, deja escapar parte de su contenido. En tu caso seguramente tienes algún problema funcional que hace que tu ano no se cierre por completo ¿a qué se debe? Pregúntale a un doctor, chula. 

 

Duque de Santo Ton:

El sexo me causa tantos conflictos, que he decidido mantenerme en abstinencia para poder tener un poco de calma, pues cada vez que me acostaba con alguien, incluso con mi mujer, los arrepentimientos y las culpas me torturaban por varios días, hasta que decidí no volver a tener relaciones con nadie y me he sentido más tranquilo, veo las cosas con serenidad. Vivo alejado del infierno de la lujuria, pero mi esposa dice que no es justo que yo la rechace cada vez que me quiere tocar ¿qué más me puede pedir después de que he cargado más de diez años con ella y tenemos tres hijos? Yo a lo único que aspiro es a tener una vida espiritual, a vivir alejado de todo lo que tenga que ver con el mundo, principalmente del sexo.

Héctor

Tuxtla Gutiérrez 

Querido Héctor:

Algún trauma debes arrastrar desde tu niñez, ya que el sexo, en lugar de darte placer te atormenta ¿qué es eso de “el infierno de la lujuria”? Creo que la abstinencia está bien, pero no para hacer de ella un refugio emocional, sobre todo cuando con tu negativa a retozar en la cama, obligas a tu esposa a guardar una involuntaria vigilia o a serte infiel. El matrimonio no se hizo para que dure sólo diez años y para tener hijos. Es para toda la vida y la reproducción no implica haber cumplido con sus normas. Cuando te mueras te alejarás realmente del mundo, mientras tanto entiende que tienes que interactuar con los demás y enfrentar tus problemas cara a cara, no correr a refugiarte en una imaginaria cueva.

Querido Duque:

 

Soy una mujer divorciada, pero desde que estaba casada tengo adicción por la Internet. Me gustan mucho las computadoras, y ya no puedo ir a ningún lado si no llevo mi lap top. Todavía no me divorciaba, cuando conocí en el chat a un niño lindísimo, que es chiapaneco, pero que vive en Monterrey. Empezamos a platicar y sin  darnos cuenta, nos enamoramos. Cuando me divorcié me sentí muy mal, y uno de mis apoyos morales fue platicar en el chat con él y con otros amigos más que conocí en la Red. Él me propuso ser su novia y yo acepté, aunque le dejé bien claro que tengo un hijo, del que no pienso separarme jamás. Me contestó que no le importaba, y que me aceptaba así, con hijo y todo. Aunque no nos conocemos en persona, dice que va a venir en diciembre y que me vaya preparando para que nos casemos y nos vayamos todos juntos a Monterrey. Estoy indecisa, sobre todo, porque vigila mi Facebook y cada vez que me conecto se pone celoso y me dice de cosas, que si ya quiero ligar, que si ando buscando hombre. Yo tengo otros ciberamigos y me da cosa cortarlos, así de repente.

Laura

Tuxtla Gutiérrez 

Querida Laura:

No puedes hacerte ilusiones con alguien al que sólo conoces a través de una pantalla. En realidad, detrás de la fantasía que tienes de tu novio virtual, pueden esconderse muchas cosas que seguramente no te agradarían mucho.  La ventaja de los amigos que se hacen por Internet es que puedes desaparecerlos con un simple clic de tu ratón, pero nadie tiene derecho a coartarte la libertad de chatear con quieras. Yo te sugeriría que te olvidaras de ese novio, que no dejaras crecer algo que de todas maneras no va a funcionar y que si de todas maneras quieres seguir con el juego, crees una nueva cuenta de Facebook, y se la des a todos tus amigos, menos a tu pretendiente, así podrás platicar con ellos cada vez que se te antoje. Por cierto, si te piensas casar en diciembre, ya es hora de empezar con los preparativos mi reina santa. 

Duque:

Aunque me casé por la Iglesia en 1960, me divorcié en 1975, pero lo hice presionada porque mi ex marido insistía en que quería su libertad para poder casarse por lo civil con su nueva mujer. Tengo dos hijas y mi ex marido nunca ha dejado de sostener la casa ni de sostenerlas a ellas ni de sostenerme a mí. La verdad es que aunque haya firmado los papeles de divorcio, yo me siento casada con mi ex marido, porque lo que para mí es importante es el matrimonio por la Iglesia, y lo que Dios une, el hombre no puede separarlo jamás. Por eso nunca he vuelto a tener sexo ni relaciones de ninguna otra especie con nadie más. Ahora que estamos viejos, la segunda esposa de mi ex marido lo abandonó después de dejarlo en la ruina, y él está muy enfermo y no tiene ni donde vivir. Me preguntó que si puede regresar a la casa, y yo le dije que claro que sí, porque mi casa siempre será su casa (además de que él la compró y la mantiene), y estoy dispuesta a cuidar de él hasta que la muerte nos separe. Mis hijas están escandalizadas y dicen que soy una bruta, que no tengo dignidad, que si su padre me abandonó, que ahora él se rasque con sus propias uñas. No hallo la forma de hacerles comprender que además de su padre, ese señor es y será siempre mi marido.

María de Lourdes

Tuxtla Gutiérrez 

Querida María de Lourdes:

Me encanta que me escriban mujeres como tú, convencidas al cien por ciento de sus actos. Tú sí sabes lo que es el matrimonio católico y para qué sirve. Si tus hijas siguen de malcriadas, diles que si no les gusta la idea, que ya se pueden ir buscando un lugar para vivir, porque tu jamás desampararás a tu esposo. 

Querido Duque:

Hace unos meses conocí a un chico encantador, muy amable, respetuoso, responsable y generoso, que ha sido honesto conmigo y desde que empezamos a salir todo había ido bien, salvo un pequeño detalle: al besarnos pude sentir que sus manos son muy pero muy pequeñas, así como de enano. Al darme cuenta no pude dejar de carcajearme y él decidió cortarme. Yo no sé si hablar con él, pedirle una disculpa, no es normal ser la novia de un fenómeno.

Anita

Comitán 

Querida Anita:

Evalúa qué es lo que te atrae de él. Si le das tanta importancia al físico, olvídate del “manitas” y búscate un hombre normal.

Comentarios