¿POR QUÉ ESTÁN LAS COSAS ASÍ EN MÉXICO? Segunda Parte

¿POR QUÉ ESTÁN LAS COSAS ASÍ EN MÉXICO? Segunda Parte

 -CRIMINALIDAD GALOPANTE, IMPARABLE DELINCUENCIA ORGANIZADA-

 

Segunda parte 

 

Por Julio César Cué Busto 

 

-POSIBLES SOLUCIONES-

Redactar y explicar en forma cada una de las posibles soluciones llevaría mucha tinta, por lo que en forma sucinta y a manera de catarsis de ideas, expresaremos lo que se pudiera considerar reformas urgentes e indispensables para recuperar la paz y tranquilidad social.

 

ESENCIALES:

1. Implementación de políticas criminales innovadoras, con estrategias y programas diferentes a los actuales, que amalgamen lo que se piensa, se dice y se hace, garantizando un porcentaje más alto de resultados.

*Comentario: Hace décadas que en nuestro país, las políticas criminales se contradicen con los planes y acciones, incluso con las disposiciones de las leyes y reglamentos.

2. Instauración del histórico “Juicio de Residencia”, con mecanismos efectivos para la recepción de las quejas y denuncias en contra de los servidores públicos que terminan su encargo, con relación a faltas administrativas o hechos delictivos cometido a la ciudadanía durante el tiempo de su encargo. 

*Comentario: Es dar facilidades a la población para poner de conocimiento a la autoridad investigadora de hechos en donde resultó afectado por la autoridad.

3. Implementar un programa inmediato para contrarrestar la “Estrategia Infalible” de la “Ley de los Metales” -Plata o Plomo-, practicada por los Cárteles de la Droga, con la instrumentación de estrategias para la debida protección de los servidores públicos que son amenazados de muerte por la delincuencia organizada.

*Comentario: A la fecha están atenidos a su destino los miembros de las fuerzas armadas o policiales, e incluso políticos que tienen amenaza de muerte para ellos o sus familias por parte del crimen organizado.

4. Autonomía completa y total de las procuradurías y fiscalía de justicia federal y locales.

*Comentario: La necesidad está más que clara, mientras sigan dependiendo las instituciones de procuración de justicia de los ejecutivos, seguirán sin funcionar adecuadamente.

5. Replanteamiento integral de la reforma de justicia penal de junio del 2008. *Comentario: No se ha logrado plenamente su consolidación, tiene muchos fallos y yerros, faltó el acoplamiento con la cultura mexicana.

6. Crear dos instancias más para llegar a cosa juzgada, las tres actuales no funcionan, nadie, por decir lo menos, acepta como eficaz la justicia de hoy en día.

*Comentario: Hay que ser realista no se puede aceptar los altísimos porcentajes de impunidad en México, y querer echarle la culpa de los nulos resultados en lograr que paguen sus delitos los delincuentes a los ministerios públicos y las policías es un error, parte fundamental es la corrupción imperante en los poderes judiciales. Antes el porcentaje de inocentes en las cárceles, fluctuaba entre 5 y 10 %, hoy en día es del 30 hasta el 40%.

7. Replanteamiento general del Sistema Penitenciario Nacional, la Ley Nacional de Ejecución Penal quedó incompleta y prácticamente condenada a ser “letra muerta”, ni siquiera conceptualizó adecuadamente el término “Reinserción Social”.

*Comentario: Se debió elaborar una “Ley Reglamentaria de los párrafos 1°, 2°, 3°, 7°, 8° y 9°, del artículo 18 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, relativa al Sistema Penitenciario Nacional”, que comprenda cuatro libros, normativa sustantiva, normativa adjetiva, normativa judicial penitenciaria, y disposiciones comunes para el Sistema Penitenciario Nacional.

8. Revisión integral del Código Nacional de Procedimientos Penales, ya que, toda codificación penal es imperativa, la normativa penal no debe estar plagada de cuestiones doctrinarias.

*Comentario: Las normas penales ordenan o prohíben actos, hechos o conductas, son descriptivas, no explicativas.

9. Desaparición de la Secretaría de la Función Pública.

*Comentario: No ha funcionado desde que la crearon, únicamente calcaron las conductas delictivas y en “ipso facto”, las convirtieron en supuestas “faltas administrativas”, colaborando en una más de las aberraciones normativas de nuestro Universo Jurídico Nacional, al juzgar dos veces por la misma acción al servidor público con dos procedimientos alternos, uno administrativo y otro penal. Nos enseñaron los maestros en la facultad, que los tipos de conductas humanas se dividen en; social, los que cumplen las normas de convivencia; asociales, los ermitaños; parasociales, las faltas administrativas; y las antisociales, los delitos. Luego entonces, por simple lógica, una conducta excluye a la otra, y no la aberrante resolución del Poder Judicial de la Federación, en el sentido de, que si están las conductas imputadas al servidor público en dos normas vigentes se deben aplicar de manera independiente las dos, otra muestra más de la urgentísima necesidad de evitar a como dé lugar, la sumisión del poder judicial al gobernante ejecutivo en turno.

La próxima parte terminaremos de exponer las posibles soluciones esenciales y empezaremos a comentar las de fondo.

 

 

 

Comentarios