Denuncian corrupción en la Preparatoria 3 de Tapachula

Denuncian corrupción en la Preparatoria 3 de Tapachula

Madre revela hostigamiento y represión en contra de quienes se manifestaron contra directivos, entre ellos Rafael Ovilla Álvarez 

Por ENRIQUE GONZÁLEZ

Tuxtla Gutiérrez 

Maestros y el propio Rafael Ovilla Álvarez, director de la Preparatoria número 3 del estado, con sede en Tapachula, incurren en irregularidades al “manosear, a diestra y siniestra”, los recursos que aportan los padres y madres de familia para el mejoramiento y los pagos de servicios de esa escuela.

 

Así lo denunció en entrevista en esta ciudad Verónica Janeth Niño Martínez, madre de familia inconforme, quien recordó que en noviembre pasado los alumnos tomaron la escuela para pedir el cese del entonces director, Manuel de Jesús Ruiz Argüello, “como papás nos inmiscuimos y descubrimos toda la cochinada que se generó con el desfalco del dinero, como de 2 millones de pesos y por ello le pedimos cuentas, y nunca nos entregó notas, ni nada”.

De hecho, recordó que ingresó a su hijo el año pasado a ese centro escolar tras otorgar una cuota de mil pesos al Comité de Padres de Familia y al mismo director, debido a que tenían cuentan bancarias mancomunadas con el fin de no mal utilizar el recurso.

Incluso rememoró que como “alzaron las voz” por las anomalías, ella y otros 20 papás acudieron ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en su ciudad natal por el acoso del que eran objeto por parte de los profesores que estaban confabulados con el exdirector.

Agregó que ni en la misma Secretaría de Educación en la ciudad tapachulteca “les dieron la cara” para solucionar la situación, “entonces seguimos en la lucha porque la escuela aún no tenía luz, y en febrero de este año convocamos a una junta por este motivo, a pesar de que no estuvo el director”.

Para solucionar la falta del suministro eléctrico, mencionó que solicitaron una cooperación de 300 pesos por cada tutor, “pero muchos no dieron porque los mismos encargados de Control Escolar dijeron que no se pagara; de tanto insistir, de venir a Tuxtla, de buscar el apoyo, a ‘las mil vueltas’ nos dicen que nos enviarían un director nuevo”.

Sin embargo, lamentó que Rafael Ovilla también presentara antecedentes “oscuros”, pues fue despedido de la Preparatoria número 7 en Tuxtla Gutiérrez, “porque también estuvo metido en broncas de desfalco con los padres y madres; por eso cuando llega, nos negamos a mancomunar la cuenta con este señor, para evitar problemas”.

Como ellos incurrieron en esa acción para “proteger las finanzas” de la institución, reveló que Ovilla se molestó, “pero no nos importó, porque, como dije, ya venimos de un desfalco, y hasta sin luz nos quedamos y ni centro de cómputo, nada. ¡Eso no se vale!”

Al ver esto, el responsable de la Prepa 7 comenzó a presionar para que los dineros no se los dieran al Comité, “porque no aceptaría la admisión de los jóvenes, a pesar de que no actuaba bien”.

LA REPRESIÓN

Otro de los problemas a los que se enfrenta en la actualidad de forma particular, dijo, es que a su hijo lo registró en ese centro escolar con unos apellidos, pero en estos momentos existe un trámite legal para el cambio de los mismos, “pero nunca les entregué certificado, ni acta, ni CURP, ni nada del otro apellido, ni hoja donde yo lo pida, entonces lo dejan como Niño Martínez”.

Empero, resaltó que apenas comenzará el trámite, para lo cual en mayo pasado le dieron una hoja en la Secretaría de Hacienda, “pero ese proceso inició hace dos días, y cuando quiero inscribir a mi hijo en la Prepa 7 me dicen que ya lo dieron de baja, pero por qué razón, pues aparece como Zamora Niño, y me dicen que tardé y que no llevé los papeles, pero si apenas inició el trámite”.

En ese sentido, consideró que esta acción es para fastidiarla y cerrarle las puertas, “porque luego me dicen que el encargado de Control Escolar de la SE en Tapachula, mandó una carta en la que dice que yo no le he hecho caso a las peticiones, lo que es falso, y hasta pone a dos personas de testigos; por eso no tenían derecho de darle de baja a mi vástago, porque no es lógico que nos hagan esto”.

Aunque está consciente de que la quieren eliminar como tesorera y parte del Comité de Padres de Familia, aseguró que continuará en la lucha hasta “sacar del camino” a quienes mantienen a la Prepa 7 en “el abandono”, como el propio Rafael Ovilla.

Comentarios