'Vaselina', vuelve el amor primero

'Vaselina', vuelve el amor primero

Actores más jóvenes y poco conocidos, músicos en vivo y temas nunca escuchados, son parte de la puesta

Nota y foto: Excélsior

CIUDAD DE MÉXICO.

La historia de amor entre el rebelde Danny y la inocen­te Sandy, ambientada en la década de 1950, Vaselina, ha sido montada en México por lo menos 11 ocasiones. Sin embargo, y a 45 años de levantar el telón en nuestro país, el estreno que se espe­ra para el 23 de mayo en el Teatro San Rafael tiene sus peculiaridades.

 

El elenco, encabezado por la argentina Sol Madrigal, con diez años de trayectoria, y el mexicano Carlos Fonseca, con 15, está compuesto por 26 actores y bailarines, rostros frescos, poco conocidos, pero con cimientos sólidos para cada personaje.

Aunque los números mu­sicales son los mismos, se integran algunos nunca escu­chados sobre los escenarios mexicanos, mientras que las coreografías serán más acro­báticas y la escenografía com­pletamente renovada.

Tras el auge de la tecno­logía entre las generaciones más jóvenes, los protagonis­tas con el mismo hábito de portar un celular en todo mo­mento, apuestan por mostrar al público la forma de comu­nicación del siglo XX: una en la que los móviles no existían, los estudiantes se reunían para hablar o esperaban la llamada amistosa o amorosa en los teléfonos alámbricos de sus casas. La paciencia ante la espera formaba parte de un cotidiano que parece lejano, pero memorable.

Sin embargo, los protago­nistas coincidieron en que la vigencia de Vaselina, escrita por Jim Jacobs y Warren Ca­sey, es esa búsqueda de iden­tidad, de pertenecer a un grupo; en la energía de esta edad, apasionada y arre­batada, y en esa rebeldía que despierta pregun­tas y libera la ansiedad de expresar las ideas personales ante los demás.

“Todo el mundo conoce la historia perfectamente. La te­nemos tatuada en nuestro có­digo. Sin embargo, ésta es la primera ocasión que se hace con músicos en vivo, con nue­vos arreglos musicales, can­ciones que nunca se habían cantado en México, además que se apostó por un elenco joven para dar vida a los per­sonajes de aquella época.

“Nos apegamos a la histo­ria original de Broadway, por lo que es una mezcla entre lo que ha pasado, no en bal­de ha durado tanto tiempo. Se renueva con energía, con los arreglos, con todas las di­ferentes versiones que se han hecho, la película y el live que hicieron recientemente, para que quedara un híbrido es­pectacular. Se está re­cargando, por eso decimos que vie­ne más rebelde que nunca”, dijo a Excélsior Carlos Fonseca (Danny), du­rante una sesión de fotos exclusiva.

La escenografía cuenta con una pared llena de radios, que se transforma para relatar la historia y reflejar la época de los 50.

“Son personajes muy em­blemáticos, así que es una gran responsabilidad inter­pretarlos, porque así como la versión de Vaselina 2018 vie­ne renovada, también Sandy y Danny. Hay muchas expec­tativas para esta nueva ver­sión. Yo me siento de vuelta en la prepa”, acotó Sol Madri­gal, quien recreará a Sandy, la estudiante proveniente de un colegio de monjas, quien lle­ga a la Preparatoria Nacional y se encuentra con Danny, su amor fugaz en las vacaciones de verano.

La versión cinematográfica de Vaselina (Grease), prota­gonizada por Olivia Newton- John y John Travolta, bajo la dirección de Randal Kleiser, cumplirá 40 años el 13 de ju­nio, tras su estreno en Nueva York aquél 1978. Tal efeméri­de da coyuntura al estreno de esta versión teatral.

Sin embargo, la obra le­vantó el telón por vez pri­mera en 1971, en el Kingston Mines Theatre de Chica­go. A México llegó en 1973 al Teatro Manolo Fábregas, traducida y producida por Ju­lissa. Su madre, la también Rita Macedo, fue quien vio Grease en Nueva York y pla­ticó tal experiencia a su hija, quien adquirió los derechos. Julissa la dirigió y protagonizó junto a Benny Ibarra, su en­tonces esposo. Su traducción y adaptación es uno de los clásicos del teatro mexicano y la de 2018 no es la excepción. Las noches de ve­rano, están de regreso.