HOSPITAL DEL ALMA 01/04/18

HOSPITAL DEL ALMA 01/04/18

Por El Duque de Santo Ton

(Consultas gratis: santapiedra@gmail.com) 

Duque de Santo Ton:

Mi esposa está obsesionada con nuestro único hijo, y desde que era pequeño contrataba profesores particulares para que lo ayudaran a estudiar y a hacer las tareas, para que siempre fuera el primer lugar en la escuela.

Como, gracias a Dios, nunca nos ha faltado nada, también compró un piano de cola (fabricado en Alemania) y contrató a diversos profesores para que lo convirtieran en virtuoso de ese instrumento. Ahora el muchacho tiene 15 años y es más refinado que una señorita. Viste de manera impecable, se peina a la última moda y sólo escucha música clásica, lo cual no me parece adecuado, porque yo creo que por eso le cuesta trabajo hacer amigos. Mi hijo lee mucho, sobre todo en inglés y en francés, viaja con frecuencia a la Ciudad de México para conseguir los libros más vendidos que que se recomiendan en Internet. Duque, yo no estoy en contra de tener un hijo culto, pero creo que tanta chocantería me lo ha ido amampando. Una de las sirvientas nos contó que le gusta esconderse en un rincón de la azotea para tener juegos eróticos con el jardinero, y mi esposa corrió a la criada por mentirosa, aunque yo sé que al niño sí le gusta el “arroz con popote”. Dime cómo puedo remediar esta situación.

Eddie

Tuxtla Gutiérrez 

Querido Eddie:

No hay nada que remediar, el hecho de que tu hijo sea un muchacho culto no tiene nada que ver con su orientación sexual. Me parece que si tu mujer no se hubiera esmerado tanto en su educación, el niño de todas maneras sería mampo pero no sabría ni tocar la puerta. Estás en una etapa de negación que tendrás que vencer tarde o temprano, ya que si a tu hijo le gustan los hombres, le seguirán gustando toda su vida, aunque te lo lleves de rodillas a ver al Santo Señor de Tila para pedirle que lo enderece. 

Querido Duque:

Yo no sé por qué a mí todo me sale mal. Siempre tomo las peores decisiones y aunque me considero más inteligente que el resto de mis hermanos y de mis primos, soy el más amolado de todos. A veces quisiera darme un tiro ya que me parece que ésa es la única forma de terminar con esta maldición.

Kiko

San Cristóbal 

Querido Kiko:

Las personas que alcanzan la fama y los éxitos económicos no son siempre los más inteligentes, así que no te creas víctima de maldición alguna. En lugar de lamentarte y de pensar en tonterías, dale gracias a Dios por la vida que te tocó vivir y si no te gusta, trata de verle el lado bueno, encontrarás que tiene muchos. 

Duque:

Mi mamá se siente muy progresista, y ahora que cumplí 18 años me quiere llevar a un ginecólogo para que me revise y me explique métodos anticonceptivos por si se me ocurre volverme sexualmente activa antes de casarme. Lo que ella no sabe es que yo suelo tener relaciones sexuales con mi novio desde que cumplí los 14 años ¿cómo la desengaño? 

Leslie

Tuxtla Gutiérrez 

Querida Leslie:

Simplemente dile la verdad. 

Hola Duque:

¿Me puedes recomendar algo para tener sexo? Siempre estoy caliente, pero nadie me pela y a mí me da vergüenza abordar a los hombres.

Elizabeth

Tuxtla Gutiérrez 

Querida Elizabeth:

Si lo que deseas es tener sexo realmente intenso, consigue las famosas veladoras rojas de San Judas Tadeo. Con tres que le enciendas al santito verás que luego, luego, tendrás los calzones en los tobillos. 

Querido Duque de Santo Ton:

Voy en preparatoria, y en mi salón hay un muchacho tan feo que le dicen el zopilote, por negro y por las plumas que se echa. Al principio yo no le hablaba, pero había algo en él que empezó a llamarme la atención hasta que me volví su mejor amiga y después nos besamos y dejé que me tocara, hasta que perdí mi virginidad con él. Ahora tenemos sexo a cada rato y hasta hacemos cosas que antes me hubieran parecido repugnantes como el sexo oral. No me lo vas a creer, pero la otra noche en una reunión, el Zopilote empezó a manosearme los senos frente a todos los invitados y cuando le reclamé, el muy cínico preguntó a sus amigos que si no querían echarse un “palito” conmigo. Yo me puse a llorar y ya me iba a ir de ahí, pero me convencieron de que me quedara. Obviamente terminé teniendo relaciones sexuales con el Zopilote porque no sólo me encanta, sino que estoy enamorada de él. Entiendo que él no es un muchacho que me conviene y que mis padres jamás lo verán con buenos ojos, pero ¿cómo dejar de amarlo? 

Kimberly

Tuxtla Gutiérrez 

Querida Kimberly:

Muñeca, lo primero que tienes que entender es que para que exista una relación de enamoramiento debe existir amor en las dos personas. Si tú estás enamorada del Zopilote, pero él no lo está de ti, sólo conseguirás engancharte en una espiral neurótica que te hará caer más bajo de lo que ya caíste. Corta de tajo con el Zopilote y búscate algo mejorcito. 

Duque:

Estoy muy triste porque mi mejor amiga había terminado con su novio, con el que llevaba casi siete años. En realidad, era un pleito muy tonto, de celos y de cosas así, pero ella era muy orgullosa y decía que no iba a volver con su novio. Entonces, una noche se lo encontró en un antro, y cada quien iba con su pareja ¿me entiendes? Se quedaron viendo y fue tal su calentura que sin decir nada empezaron a besarse y a abrazarse ahí, delante de todos. Obviamente se fueron juntos en el coche de él, pero, te juro Duque que las cosas pasan por algo. Saliendo del antro, mi amiga y su novio chocaron de frente contra un camión de carga que traía las luces apagadas y quedaron despedazados. Murieron en su reconciliación, es decir, sólo se contentaron para morir.

Martha

Tuxtla Gutiérrez 

Querida Martha:

Hay veces que uno nunca sabe cuándo llegará la muerte a nuestra vida, por lo que hay que disfrutarla al máximo y estar preparado para partir en cualquier momento. 

Duque de Santo Ton:

Me casé con una de las nenas más lindas de Tuxtla Gutiérrez, de muy buena familia, además de ser muy estudiosa, con maestría y todo. Es una mujer muy guapa y bien vestida, siempre huele rico y estaba acostumbraba a andar en autos de lujo, pero desde que se casó conmigo, había tenido que conformarse con mi automóvil viejo pero que jala de lo mejor. Yo pensaba que era una mujer muy decente, pero resulta que terminó poniéndome los cuernos con mi mejor amigo, ella misma me lo confesó, lo mismo que mi amigo. Ahora ellos viven juntos y estamos tramitando el divorcio porque ya piensan casarse ¿será posible que la sociedad chiapaneca haya llegado ya esos extremos? Nadie más que yo se escandalizó, los papás de ella están felices de que su hija se haya comportado como una golfa conmigo.

Chepe

Tuxtla Gutiérrez 

Querido Chepe:

Yo creo que los padres de ella más bien están contentos de que su hija enderezó el camino y se libró de ti. 

Julio Domínguez Balboa:

Me parece que lo que escribes es tan malo como las historias de Televisa. Simple y sencillamente no es creíble nada de lo que mencionas, y se nota que te pasas horas preguntándote y respondiéndote a ti mismo cosas idiotas, superficiales; además de que proyectas lo que te hubiera gustado ser. Eres patético.

Jean

Ciudad de México 

Querido Jean:

¿Alguien te prometió un jardín de rosas? Agradezco tus comentarios desde la Ciudad de México. Se nota que cada vez se habla más de mí y hasta en la capital del país se menciona mi nombre, qué glamour. 

Queridísimo Duque de Santo Ton:

Quiero que me pases la dirección de Internet en la que pueda yo leer tu columna, pues vivo en Tapachula y aquí no se consigue el periódico en el que escribes. Besos.

Yolanda

Tapachula 

Querida Yolanda:

No te voy a decir que Tapachula sea uno de los mayores puntos de distribución del Oye Chiapas, pero sí lo puedes conseguir, lo mismo que en las principales ciudades de la Costa Chiapaneca.

Comentarios