HOSPITAL DEL ALMA

HOSPITAL DEL ALMA

Por El Duque de Santo Ton

Consultas gratis: santapiedra@gmail.com

 

 

Querido Duque de Santo Ton:

Tengo dieciséis años de edad, soy hombre, vivo en Tuxtla y te escribo para que me aconsejes. En mi cumpleaños mis papás me compraron una iPap, en la cual puedo ver YouTube y las demás páginas de Internet como Zafari y Google. Sin embargo, más que regalo fue una perdición porque una noche me dio la “curiosidad” de meterme al Internet a ver fotos de hombres en bóxers o en traje de baño o desnudos, a veces teniendo sexo.  Todo fue empeorando cada vez más, y después me empecé a masturbar viéndolos. Estoy tratando de ser como antes, yo no hacía eso. Sinceramente tengo miedo de ser gay, no quiero serlo, no para nada, yo no quiero eso para mí. Espero que me ayudes a cambiar.

Jesús

Tuxtla Gutiérrez

 

Querido Jesús:

La homosexualidad no es buena ni mala, no digas que no quieres eso para ti porque ya la tienes. Sé que puede resultar difícil sentirse atraído por un hombre en esta sociedad, pero créeme que puedes llegar a ser feliz y tener una buena vida con otro muchacho a tu lado, porque es sobre todo la persona a la que quieres. Si te sientes atraído no tienes por qué evitarlo, tu problema es que no quieres asumir que te gustan los hombres. Si ver hombres encuerados te pone erecto, es prácticamente imposible dejar de sentir esa atracción. Eso sí, si también te gustan las mujeres puede que algún día te enamores tanto de una mujer que te olvides de mirar hombres desnudos por la única razón de que esa mujer te dé lo que necesitas. Aunque también puede ocurrir al revés, que te llegue a gustar tanto un hombre, que te olvides de ver mujeres desnudas, por la razón de que ese hombre te llena por completo. Mi consejo es: no intentes olvidarlo, deja que el tiempo fluya y que encuentres a la persona que quieres que esté al lado tuyo, sea lo que sea, sea un hombre o una mujer, porque ante todo somos personas y tenemos libertad de elección.

 

Querido Duque:

Tengo 30 años, soy soltera y vivo en Tuxtla desde hace poco tiempo. Normalmente por la noche me bañó en la regadera y luego paseo por mi departamento desnuda, me gusta, me hace sentir libre, pero hace poco, al hijo de los vecinos de enfrente lo sorprendí viéndome desde su ventana, desnudo, tocándose y grabándome en video mientras me veía. Yo me cubrí con una toalla y cerré las persianas. Estoy segura de que no es la primera vez que lo habrá hecho y no sé qué hacer ¿tendrá fotos mías desnuda?, ¿qué hago?

Margarita

Tuxtla Gutiérrez

 

Querida Margarita:

Aunque seas la dueña de tu departamento, eso no significa que la gente no mire hacia adentro si no tomas las medidas adecuadas. Si cerraras las persianas o las cortinas nadie te mo9lestaría, pero exhibiéndote como lo haces, quien voltee tiene derecho a mirar y hasta tomar fotos y videos, como los que seguramente ya tiene el puerco hijo de tu vecino.

 

Querido Duque de Santo Ton:

Soy casada, mi esposo y yo no tenemos problemas en el hogar, pero mi grave problema es que mientras va pasando el tiempo, mis fantasías que creo son normales en todo ser humano, han ido creciendo tanto que ya dejaron de ser fantasías y se han convertido en deseos, uno de ellos es que quiero tener sexo con otro hombre, porque necesito sentir un pene diferente al de mi esposo. Por favor dime si esto es normal o tal vez será porque yo llegué virgen al matrimonio y no he tenido ninguna experiencia al respecto. De ser normal, cual sería tu consejo, es decir que debo hacer.

Melisa

Tuxtla Gutiérrez

 

Querida Melisa:

En realidad lo que tratas de hacer, es escribir una novela para justificar tu calentura, la cual es comprensible pero no inmanejable. Te sugiero que no se te vaya a ocurrir serle infiel a tu marido y si te llega a ganar “el deseo”, como tú le llamas, trata de que tu esposo no se entere. A pesar de los años transcurridos desde que empezó la liberación femenina, esas cosas se to9leran en un hombre, pero no en una mujer.

 

Querido Duque:

Desde hace un tiempo estoy obsesionada con un personaje público, un político muy famoso. Me parece bastante extraño que a mi edad me suceda esto pues ya no soy ninguna adolescente y es la primera vez que me obsesiono así con alguien a quien no conozco. Siento como si estuviera enamorada de él de tal forma que hasta estoy dejando de lado a mi pareja. Estoy todo el día pensando en dicha persona y me siento realmente estúpida con esta situación. ¿A qué se deberá esto?

Sofía

Tuxtla Gutiérrez

 

Querida Sofía:

Me parece que lo que te tiene así, es la proximidad de las elecciones, y lo que te gusta de ese hombre no es su persona sino las posibilidades de que obtenga un buen puesto en el próximo gobierno. Me parece que lo que te interesa es la seguridad que ese “ídolo” pueda brindarte si las cosas le salen como seguramente las tiene planeadas.

 

Querido Duque:

Soy incapaz de enamorarme

 

Soy una joven de 30 años, vivo sola, soy independiente y autosuficiente desde los 21 años, he trabajado mucho para llegar hasta donde estoy y ahora trabajo en algo que me gusta y las cosas no me van mal. Tengo muchos amigos y muy buena relación con mi familia y puedo decir que tengo todo para ser feliz. Desde hace tres años no tengo pareja y la verdad no es por falta de pretendientes porque tengo y muchos. He tenido dos novios importantes en mi vida con las que he sido muy feliz, pero por diversos motivos me terminaron. Mi problema es que ahora no soy capaz de interesarme por ningún hombre. He conocido muchachos muy buenos, muy guapos y con todo lo que podría considerar necesario para que yo pudiera enamorarme de nuevo. Pero por alguna extraña razón, cuando empieza la relación a cuajar, más o menos al mes de haber conocido a alguien especial, parece que todas las virtudes que había visto al principio desparecen y solamente puedo ver los defectos o las cosas que menos me pudieran gustar, yo tampoco soy perfecta y no busco al hombre perfecto, no entiendo porque me pasa esto. Al final los aparto de mí, porque soy incapaz de sentir algo más por ellos. Y he dejado escapar a chicos muy, muy buenos y que valían muchísimo la pena. No sé qué puedo hacer para solucionarlo. Ahora mismo estoy con un novio en ese punto intermedio, en el que me empieza a provocar rechazo. Es un hombre maravilloso, no me gustaría perderlo, pero no puedo evitar sentir ese rechazo ¿qué puedo hacer?

Chilita

Tuxtla Gutiérrez

 

Querida Chilita:

Ese tipo de cosas no pueden forzarse. Si la atracción no se da, no se da. Tal vez te estés volviendo frígida o lesbiana, pero ninguna de las dos cosas son de cuidado.

Comentarios