HOSPITAL DEL ALMA

HOSPITAL DEL ALMA

Por El Duque de Santo Ton

Consultas gratis: santapiedra@gmail.com

 

 

Querido Duque de Santo Ton:

La otra noche encontré a la mujer de uno de mis mejores amigos, fajando con otro tipo en un bar. Estaban en lo oscurito, pero todo el mundo se daba cuenta de que él le acariciaba los senos por debajo de la blusa y ella le tocaba a él el miembro por debajo del pantalón.  No sé qué hacer. Por más vueltas que le doy al asunto sigo sin tenerlo claro. Mi amigo y su esposa llevan muchos años juntos y él no parece saber nada, porque es el de siempre. ¿Debo decirle que le ponen los cuernos? La mujer no me vio por lo que me podría hacer tonto, pero siento como si le clavara una puñalada trapera a mi amigo. Quizás debería enfrentarme a ella. Supongo que ya te habrán planteado este tema y sabrás aconsejarme.

Ciro

Tuxtla Gutiérrez

 

Querido Ciro:

Lo mejor que puedes hacer es no meter las narices en problemas conyugales ajenos, ya que además de ser una costumbre de muy mal gusto, por querer arreglar el conflicto te vas a involucrar de tal manera que hasta la amistad del cornudo vas a perder. Deja que el mundo ruede y que esas cosas se arreglen solas.

 

Querido Duque:

Soy una señora de 55 años, casada desde hace 30. Nunca pensé que llegaría a ser infiel, era algo incuestionable para mí, pero la vida me ha enseñado que nunca se puede decir “nunca”. Hace unos años comencé a frecuentar una sala de chat de gente ansiosa de encuentros sexuales, y yo pensaba que no pasaría de ser una entretención. En ese tiempo tenía 45 años, hacía 20 años que me había casado, y no puedo decir que fueran mal las cosas. Sin embargo, conocí a un hombre de Villahermosa con el que en seguida conecté, intelectualmente, sobre todo. Se creó un lazo importante que se prolongó más de un año, y se generó una atracción irresistible, a pesar de la diferencia de edad que nos separa. Él en ese momento estaba a punto de cumplir los 30. Logró despertar en mí lo más visceral, a la “hembra” que dormía, a mi lado más instintivo, no sé por qué, pero así fue. A él, le pasaba lo mismo conmigo. Planeamos muchas veces conocernos en persona, y por fin, en unas vacaciones fue posible el encuentro, y yo viajé sola a Tabasco para verlo a él. Apenas nos abrazamos en la estación de autobuses y nos vimos, saltaron chispas. Yo con mi baja autoestima, no podía creer las reacciones suyas que veía. La tensión sexual se cortaba con una tijera, y nos besamos, con toda la pasión que teníamos acumulada. En ese primer encuentro no hubo sexo, fue un tanteo, una primera mirada, un primer toque, ver si de verdad la química funcionaba. El día que cogimos por primera vez, nos metimos en un hotel a las nueve de la mañana y salimos a las seis de la tarde, fue algo especial porque era mi primera vez de alguna manera, y desnudarme “a mi edad” delante de un joven fue lo más fuerte con relación a toda la historia que viví. Hubo una conexión inmediata, no hizo falta pedir, ni explicar ni acomodar, era un encuentro perfecto, que fue mejorando a medida que pasó el tiempo. Ahora él quiere que abandone a mi esposo y que me vaya a Villahermosa a vivir con él, pero no me decido porque juré ante el altar ser fiel a mi esposo hasta que la muerte nos separase, y jurar el nombre de Dios en vano es un pecado con el que no quiero cargar. Sin embargo, tampoco quiero dejar de ver a mi tabasqueño caliente.

Esther

Tuxtla

 

Querida Esther:

Tanto el jurar el nombre de Dios en vano como la fornicación son pecados mortales, así que de ninguna manera la libras. Yo te recomendaría que disfrutaras la poca vida sexual activa que te queda y te quitaras de pendejadas.

 

Querido Duque:

Antes de hacerte la pregunta, te aclaro que nunca me he acostado con una rubia natural ni con una pelirroja. Por lo mismo, mi novia me dejó con una duda, al decirme que las rubias y las pelirrojas tienen el vello púbico de color castaño a lo sumo, pero que no lo tienen ni rubio ni pelirrojo. Yo suponía que era así, que las rubias tenían los pelos púbicos rubios y las pelirrojas, pelirrojo. Sin embargo, mi novia dice que al recibir poca luz solar, en esa zona el pelo se oscurece, que no es rubio como el pelo de la cabeza ¿me puedes aclarar la cosa?

Ernesto

Tuxtla Gutiérrez

 

Querido Ernesto:

Tu novia es más cuentera que un chino. Con relación a lo que me preguntas no hay nada escrito, existen rubias naturales con el vello púbico oscuro, pero también las hay quienes lo tienen rubio. También hay vellos púbicos pelirrojos y castaños, como te decía, no es un asunto infalible, es un capricho de la naturaleza.

 

Querido Duque:

Llevo 5 meses de andar con mi novia, y a cada rato  me pide que le mande fotos mías semidesnudo o desnudo. A mí me da pena enviarle fotos mías así, y ya se lo he dicho, pero ella insiste y se enoja porque no se las mando. Yo confío en ella; sé que no se las mostraría a nadie, pero no sé, no me parece bien. Como que me da mucha vergüenza. Ella insiste y me dice que le encanta mi cuerpo, pero como que me da cosa que ella tenga una foto mía, desnudo totalmente, y que me pueda ver así cuando se le antoje. Pienso que si me ama, como ella dice, entendería que me está poniendo en aprietos y entendería mi posición. No soy cristiano, bueno, creo en Jesús y toda la cosa, pero no voy a ninguna iglesia. Pero aun así tengo mi corazoncito y soy bien decente. Ella dice que se trata de arte, que yo soy una obra de arte y no sé qué. No quiero perderla, es muy guapa y nos amamos.  Vive aquí mismo en Tuxtla y dice que todos los novios que ha tenido le han dado esas fotos, que es algo normal. Me está poniendo como condición que me quite la ropa y me saque fotos atrevidas para ella ¿Qué hago? ¡No quiero perderla!

Saúl

Tuxtla Gutiérrez

 

Querida Saúl:

Yo estoy de acuerdo con tu novia. Vivimos en pleno siglo XXI y ya no podemos seguir espantándonos por los desnudos ¿total?, debajo de la ropa todos estamos desnudos y el que la gente nos conozca sin ropa no nos perjudica en lo más mínimo. No seas cotón, mándale las fotos que te pide a tu novia, y pídele a cambio otras igualmente atrevidas o más. No te arrepentirás, yo lo hago con todas mis parejas.

Comentarios