HOSPITAL DEL ALMA

HOSPITAL DEL ALMA

Por El Duque de Santo Ton

Consultas gratis: santapiedra@gmail.com

 

 

Querido Duque:

Llevo diez años de casado y he sido muy feliz con mi esposa, pero últimamente mi deseo sexual ha bajado mientras que mi esposa quiere sexo a diario. La verdad con ella ya ni se me para y me siento presionado y tengo miedo de que ella se busque un amante.

Sergio

Tuxtla Gutiérrez

 

Querido Sergio:

La libido depende de muchas cosas, que van desde el estrés hasta la cantidad de ejercicio que haces; además, claro, que tener relaciones sexuales con la misma persona durante diez años seguidos, aburre a cualquiera. En esta época de valores distendidos, yo te recomendaría que no te mortificara el hecho de que ella tenga un amante, al contrario, agradécele que te libere de la carga de tener que hacerle el circo a diario a tu mujer. Si todo resulta, búscate algo para ti y sean felices los cuatro.

 

Querido Duque:

Mi novio vivió en Inglaterra durante un tiempo, y desde que volvió a Chiapas, insiste en que yo le haga masaje prostático con el dedo a través del ano. Yo lo hago gustosa pero me da la impresión de que en Europa se volvió gay o bisexual ¿Cómo ves?

Lorena

Tuxtla Gutiérrez

 

Querida Lorena:

El tema anal en los hombres heterosexuales es sin duda sensible; pero la ciencia dice que los hombres, sin sentirse atraídos por otros hombres, pueden llegar a disfrutar el dedo en el hoyo y experimentar un orgasmo muy poderoso. Muchos no se atreven a preguntarlo y mucho menos a ponerlo en práctica, en parte por la idea de que ese orificio es solo para homosexuales o simplemente porque piensan que es algo asqueroso. Si a tu novio le gusta, no te alarmes, ya está calado.

 

Duque de Santo Ton:

Me gané una beca en un gimnasio nuevo que hay en Tuxtla, para tomar clases de aerobics y spinning, pero cuando me presenté con mi ropa deportiva de marca y todo, me di cuenta de que tanto la instructora de aerobics como el instructor de spinning son un par de puercos, andrajosos y hediondos, y que mis compañeros son pura gente corriente, del montón. De mala gana hice las rutinas y no me quedaron ganas de regresar pero se me hace un desperdicio no aprovechar esa beca.

Daniela

Tuxtla Gutiérrez

 

Querida Daniela:

Los sentimientos de rechazo por lo general son correspondidos, así que a esa bola de hediondos no le molestará que no vuelvas a poner un pie en su tarima. Si dejas de ir, todos saldrán ganando.

 

Querido Duque de Santo Ton:

Mi novio y yo apenas nos conocíamos, pero desde que nos presentaron empezamos a gustarnos y a tener momentos íntimos; yo soy muy impulsiva y me ilusiono muy rápidamente, por eso a las pocas semanas me puse demasiado intensa con respecto a mis sentimientos. Él, al principio, intentó corresponderlos, pero después se echó para atrás y terminó conmigo, creo que se sintió presionado u obligado a tener una relación formal demasiado pronto. Sin embargo, nos seguimos gustando terriblemente y él me propuso seguir viéndonos, compartir, tener relaciones sexuales, pero sin hablar de amor, es decir, no seremos novios, y me dijo que no quiere darme falsas esperanzas. 

Arandi

San Cristóbal

 

Querida Arandi:

Solamente una persona que ignora en absoluto lo que es el amor propio aceptaría una cosa así, quiérete tantito por favor.

 

Duque de Santo Ton:

Desde que estaba en el kínder me atraían los otros niños; toda mi vida he intentado cambiar eso, pero no puedo. He estado con mujeres, pero ni siento lo mismo, como que me exijo tener sexo con ellas para ser “normal”. La verdad también intenté eliminar esa forma de sentir, porque creo que el ser homosexual es sólo vicio y no hay amor (me gustaría equivocarme porque yo sí puedo enamorarme de un hombre), pero a mí no me gusta lo promiscuo, podría estar toda mi vida con esa persona. A las mujeres las respeto mucho, son seres muy bellos y he tenido relaciones sexuales con ellas, pero no he sentido lo mismo que con un hombre ¿Por qué me pasa esto? Estoy muy angustiado.

Luis

Cintalapa

 

Querido Luis:

No debes angustiarte por lo que eres sino enfrentarlo con valentía y aceptarte como eres porque dudo que otra persona lo haga. El ambiente homosexual en general es promiscuo y la fidelidad es relativa, por lo que no puedes aspirar a tener un marido normal si tú también eres hombre. Aprende a disfrutar de ello pero con cuidado porque desde 1985 se considera a la comunidad gay el grupo de mayor riesgo en el contagio del virus del VIH y otras enfermedades sexuales.

 

Querido Duque:

A mi novio no le cuesta trabajo darle rienda suelta a sus deseos; es de los que podría inventar nuevas formas de disfrutar si tuviera más tiempo y menos preocupaciones. Aunque no es guapo, tiene una masculinidad arrolladora que lo hace irresistible. Es macizo, medio bruto o brusco, pero tiene un autocontrol tremendo, mucha seguridad y una habilidad para coger que siento que me despedaza en cada embestida. Le gusta decirme cosas cachondas mientras me hace el amor con sus manos toscas y varoniles. Las susurra lentamente, las paladea con regusto, las pronuncia en voz alta como si las ensayara. A mí me gusta. Me pone en el ánimo correcto, hace un esfuerzo por enamorarme, por calentarme.

Lulú

Tuxtla Gutiérrez

 

Querida Lulú:

Te sacaste la lotería con un novio así, pues aunque no tengas ni que comer, jamás te va a faltar el placer. Ahora eres responsable de mantener vivo ese fuego para que no venga otra y te saque a ti de su cama.

 

Querido Duque de Santo Ton:

Me casé con una niña de buena familia, aparentemente muy fina y educada, pero desde la noche de bodas se soltó el cabello, y sin pudor se pedorrea frente a mí o en el coche o cuando los dos estamos cubiertos con la misma sábana. Ya le dije que jamás pensé que fuera tan cochina y ella me respondió que la puerca era mi madre. Eso me hizo pensar en que lo mejor será, antes de que vengan los hijos y los compromisos, pedirle el divorcio.

Néstor

San Cristóbal

 

Querido Néstor:

Si no sacas a esa pedorra de tu vida, su mala educación y falta de respeto te atormentarán de por vida. 

Comentarios