ENTRELÍNEAS

ENTRELÍNEAS

¿A quién sirven los magistrados del Tribunal Electoral del Estado de Chiapas?

 

 

POR JORGE CEBALLOS

 

Los nombres de Mauricio Gordillo Hernández, Guillermo Asseburg Archila y Angélica Karina Ballinas Alfaro, quizá le digan muy poco, sin embargo, son los tres magistrados del Tribunal Electoral del Estado de Chiapas, aquellos en quienes los violadores de la ley de la materia han encontrado a sus defensores a ultranza.

Los tres especialistas del derecho, son quienes han salvado y dejado sin efecto las multas y amonestaciones que el IEPC, ha interpuesto a uno que otro adelantado en la entidad.

Iniciamos nuestra entrega del día con estos personajes, porque simple y sencillamente es insultante que mientras miles de ciudadanos nos damos cuenta de las calenturas que traen decenas de personajes que no quieren dejar la ubre presupuestal el próximo año, y que, para ello, han adelantado lo tiempos, estos tres personajes, han echado abajo las multas impuestas por el IEPC al considerar que llanamente no se violentan las leyes que deberían de cuidar por encima de todo.

En el pasado reciente, el IEPC, ha impuesto sendas multas varios personajes políticos que andan sudando calenturas políticas.

Pero los multados, en completa desobediencia hacia el órgano electoral local, en lugar de pagar, han recurrido al Tribunal Electoral del Estado de Chiapas, ente en el que han logrado dejar sin efectos las sanciones, lo que es peor, siguen violentando las leyes.

De ahí que el comportamiento de los tres magistrados, es por demás extraño, porque en lugar de validar las sanciones y fijar un precedente en contra de quienes han violado las leyes, los exculpan, haciendo quedar mal a la institución que representa Oswaldo Chacón Rojas y los demás Consejeros Electorales.

Lo criticable es que, mientras en el IEPC, tratan de sacarle tarjeta amarilla a todos aquellos que se valen de sus puestos y los recursos a su mano, para promocionar su imagen, los magistrados del Tribunal Electoral, les otorgan una patente de Corzo para seguir pisoteando la legalidad que debería prevalecer.

Además, resulta grave que, en manos de Mauricio Gordillo Hernández, Guillermo Asseburg Archila y Angélica Karina Ballinas Alfaro, estará la validación de la elección local a celebrarse el primer domingo de 2018.

Por sospechoso que resulte, serán estos tres magistrados quienes revisarán y dictaminarán las posibles impugnaciones que se registren luego de la elección del próximo año.

Con los antecedentes que vienen dejando los magistrados electorales, es más que seguro que llegarán a la elección con muchos señalamientos, sobre todo, si les sigue dando por echar abajo las multas y sanciones que imponga el IEPC.

Solo basta ver que cada actor político estatal que es sancionado, lo primero que dice es que recurrirá al tribunal para inconformarse, quizá porque ya conocen y saben el resultado que se le dará a su petición.

Hasta ahora, a ningún partido político o actor, se le ha escuchado pronunciarse en contra de quienes integran ese tribunal, tal vez sea por el temor que tienen de resultar afectados por quienes, en lugar de velar por el respeto a las leyes, prefieren declarar impunidad total.

La actitud que asumen los miembros del Tribunal Electoral, no debe ser un factor para que el IEPC y sus integrantes dejen de imponer sanciones, por el contrario, deben seguir castigando a esos que adelantan a su antojo los tiempos, a esos que del culto a la personalidad hacen su modus operandi en Chiapas.

Lloriqueo morado

La semana pasada, el IEPC dio a conocer la multa que impuso al partido Mover a Chiapas que preside su creador, manejador y franquiciatario Enoc Hernández, la sanción interpuesta es por 754 mil 900 pesos, y todo se deriva del uso de la palabra "Podemos"

Presto y veloz, Enoc Hernández Cruz, salió a dar una rueda de prensa para informar que interpondrá un juicio de inconformidad por la acción aprobada por los Consejeros Electorales del IEPC, es decir, van a buscar echar abajo la multa ante los órganos jurisdiccionales.

Resulta risible e inverosímil la verborrea que lanzó Enoc Hernández Cruz durante su rueda de prensa, pensamos y señalamos esto, porque de lo que menos puede padecer Mover a Chiapas y su dirigente es precisamente de dinero, con abrir el cajón de cualquier dependencia en la que influye.

Enoc Hernández y su partido, desde hace mucho debió haber sido sancionado, porque no hay que olvidarse que es uno de los personajes que vienen realizando actos de campaña disfrazados, no puede venir a decir ahora que son hermanas de la caridad y respetuosos de las leyes electorales en la entidad.

Basta solo recordar que siendo director del Icatech, a la par era líder de la Fundación Un Millón de Amigos, la cual –aunque se ría y diga que no- tenía más tintes electoreros que cualquier otra cosa.

Lo seguro es que en el IEPC se tardaron en sancionar a Mover a Chiapas, cuando en franco reto recorría el Estado, sin que nadie le dijera nada, de ahí que sus lloriqueos por una multa económica no tienen razón de ser.

No puede olvidarse Enoc Hernández de todos los pecadillos que ha cometido en su afán de querer estar en un puesto de elección popular, es por eso que la multa debió imponerse desde hace mucho tiempo, para con esto, demostrarle al compadre del gobernador que nadie está por encima de las leyes.

Pero, no se puede esperar nada bueno de alguien que señala que es normal que los alcaldes y funcionarios públicos que quieran reelegirse u obtener un cargo de elección popular usen dinero de las arcas.

Es el dirigente de Mover a Chiapas, parte de esa clase política chiapaneca que de una vez por todas debe ser jubilada.

Ahora, júrelo usted, que tendremos que estar chutándonos su vocecita chillona en el lloriqueo de que es la madre Teresa de Calcuta, o que el papa Francisco es un diablillo delante de él, cuando la realidad no es más que alguien que ha pisoteado como muchos otros la ley electoral en una entidad tan empobrecida y saqueada como Chiapas. Hasta la próxima.

Comentarios