ENTRELÍNEAS

Velascolandya no existe

 

Por Jorge Ceballos

 

Ineficiente, corrupto, desvergonzado o, cualquier adjetivo que se le imponga a Manuel Velasco Coello le queda corto, por sus desaseos administrativos Chiapas está de cabeza, para desgracia de los ciudadanos, el único que no se da cuenta de ello es el propio mandatario, quien ciego, sordo y testarudo sigue creyendo que, con él, la entidad está en el top de estados con mejores índices en cualquier rubro, cuando la realidad es distante a su percepción.

En nuestra última entrega de Entrelíneas, escribimos una carta a ese huracán que ha devastado a la entidad, lo hicimos porque miles de ciudadanos quisieran decirle sus verdades a ese que les está jodiendo la vida.

Con seguridad, nos quedamos cortos en lo que los ciudadanos como usted y yo, quisiéramos decirle a quien afecta con su sola presencia a Chiapas.

Esta semana, quienes tienen la fortuna de vivir en Tuxtla Gutiérrez, fueron nuevamente testigos de que, el actual es un gobierno sin pies ni cabeza; velascolandya solo existe en la mente de quien debería gobernar de manera eficiente.

Durante los últimos dos días, el centro de la capital está sitiado por miembros de una de las tantas Organizaciones Sociales que han sido engañadas, fiel a la costumbre del mandatario en turno, ni los ve y menos los escucha, tal como en su momento lo hiciera su "tío" político, Carlos Salinas de Gortari con los opositores a su régimen.

Justo o no los reclamos de los manifestantes, la realidad es que afectan a miles de personas que nada tienen que ver con sus demandas, eso sí, culpables se podría pensar que hay muchos, sin embargo, el principal es quien ganó la elección de 2012 y quien protestó cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes que de ella emanen y que, simplemente se ha pasado la carta magna por el Arco del Triunfo.

Es casi seguro que, la infinidad de aduladores a sueldo con qué cuenta Manuel Velasco, quemarán con leña verde al autor de este material, pero, eso es lo de menos, porque lo importante debe ser siempre defender a los ciudadanos, no a quienes con sus acciones y ambiciones han empobrecido a la entidad.

Velasco y su caterva de funcionarios, deberían tratar de enmendar la situación, claro, aunque para ello les queda poco tiempo.

Nos debe quedar muy claro que Chiapas no merece gobernantes de oropel, personajes que vivan de la fantasía y las ambiciones, el cambio generacional y de acciones que esperaban los chiapanecos hace cinco años, simplemente no funcionó, la actual clase gobernante sacó las uñas desde que llegó, llegaron con una licencia para hurtar y saquear, sin que nadie les dijera nada, es más, pareciera que están compitiendo por ver quien se lleva más.

De verdad que, para tratar de salvar un poco la honra, el gobernador debería de comenzar a sacudirse a ese grupúsculo de personajes que junto a él le han hecho un daño inmenso a la entidad, porque al paso que va, es casi seguro que ni la siguiente generación podrá quitarse el daño que le será heredado por los Green Boys.

Puras fallas

Fernando Castellanos Cal y Mayor, al igual que su titiritero –Manuel Velasco Coello- ha fallado, pero el alcalde capitalino, sí que hasta su principal propuesta de campaña de pavimentar una calle diaria fue una falacia.

Por el interés de querer imponerse como candidato a gobernador, el alcalde de Tuxtla Gutiérrez se olvidó del compromiso y la responsabilidad que asumió hace dos años, la ciudad parece zona de guerra, amén de la falta de buenos servicios públicos, lo malo es que sigue creyendo que, con su pésima administración, le alcanza para obtener otra posición política durante el próximo año.

Pero, así como el edil tuxtleco, andan muchos de los actuales alcaldes, uno de ellos es el de Comitán, Mario Antonio Guillén, quien incluso, cree que por el pésimo trabajo que ha realizado, tiene el derecho de imponer a su sucesor, pensando que esa posición la puede heredar a su tesorero, a quien impulsa insultantemente.

La realidad es qué, Comitán es uno de los municipios peor gobernados, incluso en el que los niveles de inseguridad crecieron desde el mismo 1 de octubre de 2015, cuando el llamado Señor Fox tomó posesión del cargo.

Alguien a quien tampoco se tiene que perder de vista, es a Neftalí del Toro, alcalde de Tapachula, a quien incluso el Órgano de Fiscalización le ha detectado serias deficiencias administrativas, además de la manutención de cientos de aviadores, quienes han mermado las arcas de aquel municipio fronterizo.

Lo muy malo para los chiapanecos de esos tres municipios es que, sus actuales alcaldes anden intentando con recursos públicos ya sea la reelección o bien obtener otro cargo, para, eso sí, cuidarse las espaldas por los desaseos que han cometido en tan solo 24 meses.

¿Quién lleva mano?

El miércoles por la tarde hubo una fotografía que circuló a través de redes sociales, en ella se observa a tres legisladores federales: Jeanette Ovando Reazola, María Elena Orantes y Diego Valera Fuentes, PAN, MC y PRD, los especuladores dan por descontado que la candidatura del llamado Frente Amplio Ciudadano, podría salir de entre Orantes y Valera, porque simplemente a la panista le faltan arrestos y carrera política.

Éxitos

Quien obtuvo el aval del INE para buscar por la vía independiente la diputación federal por el distrito uno con cabecera en Palenque, es Gabriel Robles Ballinas, hombre que ya tuvo la oportunidad de estar dentro del servicio público en aquel municipio.

Muy pocas veces ocupo este espacio para echarle porras o hablar bien de alguien, sin embargo, esta será la excepción porque simplemente con Robles Ballinas nos une una amistad, por lo que sinceramente espero que tenga éxitos en esta búsqueda y que, de una vez por todas, los ciudadanos analicen bien las propuestas, pero además, que el buen Gabriel no vaya a ser arrollado por la aplanadora económica que echan a andar en la entidad. Hasta la próxima.

Comentarios