EN LA MIRA

EN LA MIRA

Campaña de Moreno Valle en Chiapas ¿A costo del erario estatal?

 

Por Héctor Estrada

 

El costoso despliegue publicitario para promover la imagen de Rafael Moreno Valle en Chiapas, mediante la tramposa promoción de su libro “La Fuerza del Cambio”, ha reavivado los cuestionamientos inevitables sobre el origen del financiamiento que ha permitido una abierta campaña preelectoral durante los últimos cuatro años en la entidad chiapaneca, con sospechas que apuntan en una sola dirección: Manuel Velasco Coello.

La desproporcionada promoción hecha al libro autobiográfico del ex gobernador poblano ha generado ya fuerte controversia a nivel nacional. Hace sólo un par de días la reconocida Editorial Purrúa emitió un comunicado para deslindarse por completo del libro y del editor del mismo, Miguel Ángel Purrúa (MApurrúa), con quien dijo no tener ninguna relación.  Lo anterior, luego de que el senador Miguel Barbosa asegurara que la editorial debería ser investigada por presunto “lavado de dinero”.

Y no es para menos. De acuerdo con investigaciones hechas por el periodista Pedro Ferriz, para promocionar la imagen Moreno Valle mediante el libro en todo el país se han invertido alrededor de 500 millones de pesos emanados de fuentes de financiamiento desconocidas. El despliegue de espectaculares, gallardetes, anuncios de radio y spots de televisión han atiborrado diferentes puntos de la república, teniendo mayor presencia en entidades como Puebla y Chiapas.

Para zafarse de las posibles responsabilidades legales, el propio Rafael Moreno Valle declaró en entrevista el pasado 24 de julio que él no había invertido un sólo peso en la elaboración, impresión y distribución del libro autobiográfico. Aseguró que toda la campaña publicitaria ha sido costeada por la editorial MApurrúa y que, incluso, le habían pagado por la redacción del dichoso libro, utilizado de pretexto para realizar la gira nacional de autopromoción. Ni más ni menos.

A Miguel Ángel Purrúa no le ha quedado de otra que callar o hacerse el desentendido. Ante los cuestionamientos insistentes de la prensa poblana, el editor ha señalado desconocer la inversión para promocionar un libro que en los dos primeros meses de comercialización sólo vendió 14 ejemplares en Puebla, razón por la que desde el pasado mes de junio MApurrúa puso a disposición del público la versión digital de “La Fuerza del Cambio” completamente gratuita.

Y es que las inconsistencias sobre el valor comercial del libro para la empresa editorial de mediano pelo saltan a la vista. MApurrúa es una editorial cuyo campo de acción está enfocada a la edición y publicación de textos con enfoque histórico o científico de circulación muy limitada, principalmente regional. No obstante, el libro de Moreno Valle, repleto de sus actividades políticas, es hasta el momento la única edición de su tipo (autobiografía política), con los costos de distribución y publicidad más altos desde su creación.

Sin embargo, el asunto en Chiapas toma dimensiones aún más comprometedoras. No se trata de la primera ocasión en que el estado es inundado de propaganda a favor de Moreno Valle. Apenas en noviembre del año pasado la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó el retiro de la propaganda del ex gobernador poblano que durante meses permaneció colocada en varios espacios publicitarios, que, por cierto, son los mismos contratados habitualmente por el Gobierno de Chiapas para promoverse.

Las vinculaciones de Rafael Moreno Valle y Manuel Velasco Coello ya no son secreto para nadie. A nivel nacional se ha señalado en múltiples ocasiones al mandatario chiapaneco como uno de los principales patrocinadores de la campaña presidencial de su amigo y aliado político. Velasco Coello fue justo quien facilitó el ascenso de Janette Ovando a la dirigencia estatal del PAN, como una de sus principales promotoras y ahora desastrosa dirigente local.

Las sospechas sobre la participación del Gobierno de Chiapas y Velasco Coello en el posible financiamiento de la campaña anticipada del poblano deberán llegar a las instancias correspondientes para su investigación de fondo. Y es que, sin temor a equivocarse, en la entidad hoy hay más gallardetes y espectaculares de Rafael Moreno que libros o simpatizantes suyos, dentro de una campaña que simplemente no termina de cuajar… así las cosas.

Comentarios