EN LA MIRA 29/05/17

EN LA MIRA 29/05/17

Las advertencias de AMLO sobre Velasco Coello

Por Héctor Estrada

Más allá de las teorías sobre supuestos desencuentros o rupturas políticas, el vídeo y la documentación expuesta por Andrés Manuel López Obrador esta semana deja de manifiesto importantes mensajes de advertencia sobre sus adversarios políticos, pero también en contra de quienes -de manera discrecional- han querido establecer alianzas de conveniencia mutua para apostar en todos los frentes rumbo al proceso electoral de 2018.

 

Lo ventilado por el líder de Morena a sólo 15 días de la elección en el Estado de México ofrece lecturas interesantes y advertencias entrelíneas. El trasfondo del mensaje (con una duración de casi 20 minutos) va más allá de la denuncia pública superficial sobre la participación de la estructura priista a nivel nacional, y partidos afines, para operar logística y económicamente el ansiado triunfo de Alfredo del Mazo. Un hecho que honestamente no sorprende mucho.

Lo dicho por López Obrador tiene objetivos y destinatarios perfectamente focalizados. Los señalamientos reiterados sobre la existencia de uno (o varios) informantes dentro de los principales círculos priistas que hoy operan la elección en el Estado de México se convirtieron en eje medular de lo expuesto. “El informante o garganta profunda”, como le llama el líder de Morena, es el mayor de los mensajes intimidatorios dentro de la “denuncia”.

Y es que, los nombres, datos, notas, explicaciones y detalles dentro de los supuestos documentos aluden a alguien (o algunos personajes) que se supone debería estar incrustados dentro de la cúpula mayor donde la información “confidencial” tiene cabida. Se trata entonces, según las insinuaciones de Andrés Manuel, de traidores de alto nivel que podrían estar muy cerca de los dirigentes priistas en el Estado de México, Alfredo del Mazo o hasta el propio Enrique Peña Nieto.

Es justo ese el mensaje entrelineado que López Obrador emitió a sus adversarios; que, “ahora, tiene ojos y oídos al interior de sus cónclaves de cúpula”. Por eso su insistencia por exhibir detalles de la información filtrada, con nombres precisos de personajes de la política nacional que serán pieza clave en la operación electoral de la elección que realmente le importa al tabasqueño: el relevo sexenal del año entrante.

Ejemplo claro fueron los señalamientos incisivos hechos sobre el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, con quien durante los últimos meses se había relacionado a López Obrador en supuestas negociaciones de candidaturas e intercambio de favores electorales para la contienda estatal y federal del 2018. Entre sonrisas y desestimaciones burlonas sobre los datos que señalan la participación de Velasco, el Tabasqueño se refirió al mandatario chiapaneco.

La denuncia pareció más una advertencia amigable sobre Velasco Coello y su presunta operación para abonar a la derrota de Morena en las elecciones del 4 de junio. Advierte, de manera discreta, el supuesto conocimiento que el tabasqueño tiene sobre el actuar desleal del mandatario chiapaneco en el Estado de México, haciendo uso de recursos públicos estatales, para arrebatar a Morena y López Obrador un triunfo coyuntural en la ruta hacía el 2018.

El mensaje directo hacia personajes como Manuel Velasco Coello se expresa como un primer llamado o “jalón de orejas” para quienes han mostrado interés por establecer algún tipo de alianza con Morena y a las espaldas contribuyen a operar en contra. Por eso lo sucedido esta semana habrá de remover posiciones al interior de gobiernos como el de Chiapas que hasta la fecha se han colocado las apuestas en todos los frentes posibles. Finalmente, el momento de fijar posturas definitivas parece ya inevitable… así las cosas.

 

Comentarios