HOSPITAL DEL ALMA 26/05/17

HOSPITAL DEL ALMA 26/05/17

Por El Duque de Santo Ton

(Consultas gratis: santapiedra@gmail.com)

Duque de Santo Ton:

Quisiera conocer a un muchacho joven, de posición económica desahogada, de preferencia blanco y con ojos de color; con automóvil propio y deseos de tener una novia formal. Yo tengo 30 años, la verdad soy fea y pobre, no tengo trabajo y no voy a heredar nada. Las combis casi no me quieren subir por gorda.

 

Lulis

Tuxtla Gutiérrez

Querida Lulis:

¿Y para qué lo quieres conocer?

Querido Duque:

Cuando tenía catorce años tuve un accidente de tránsito que me rompió la columna vertebral, y ahora vivo confinada a una silla de ruedas. Ya cumplí los veinte y, como comprenderás, nunca he tenido novio. Tengo cara bonita, todo el mundo me lo dice, y trato de arreglarme y asearme para no oler feo, pues con el calor que hace en Tuxtla y el pasar todo el tiempo sentada me hace tener especial cuidado. Lógico, por la postura, el cuerpo se me ha ido deformando, y por más vestidos bonitos que me pongo, no logro disimular mis deformidades. Hace poco un muchacho hermoso se mostró interesado en mí, y con el sólo hecho de pensarlo se encendió en mí un deseo incontrolable que me hacía masturbarme después de cada visita. Cuando mi familia advirtió que el muchacho tenía intenciones eróticas hacia mi persona, lo alejó, le prohibieron regresar, pero a mí ya no se me quitaron las ganas de ser tocada, de sentir lo que es tener un hombre dentro de mí. Creo que Dios me va a castigar porque debo resistir con resignación esta pena que me mandó.

Inmaculada

Tuxtla Gutiérrez

Querida Inmaculada:

Así como Dios te mandó el suplicio de la parálisis, tu cuerpo reclama lo que le pertenece y tú necesitas tener sexo con alguien. Lástima que tus parientes hayan alejado a tu pretendiente, pero déjame decirte que no pienses que es el único hombre que existe en el mundo. Consigue unas veladoras rojas, y enciende una cada viernes a San Judas Tadeo, pidiéndole que te conceda la oportunidad de sentir el amor carnal. Los días 28 de cada mes, prende dos. San Juditas es el Santo Patrono de las causas imposibles o muy difíciles, y estoy seguro de que a él no le importará interceder ante Dios, nuestro Señor, para que tu fuego se apague.

Querido Duque:

Mi familia es pobre pero yo tengo buen tipo,  he aprendido a comportarme en sociedad; y desde que cumplí los 25  ando buscando un buen marido, que me saque de la miseria que se me viene encima, pues mis padres se quedaron sin empleo y yo no sé hacer otra cosa que arreglarme bien pero para eso se necesita dinero. Te juro que me siento como si fuera la protagonista de una película melodramática de los años 50.

Ernestina

Tuxtla

Querida Ernestina:

Se me hace raro que a los 25 años de edad sigas siendo una mantenida, pero, al parecer, para eso naciste y en te doy la razón: necesitas buscar quién pague tus cuentas pero, por favor, trata de conservar la decencia.  

Duque:

Después de cinco años de noviazgo, cuando ya creía que mi novio me iba a proponer matrimonio porque ya terminó su carrera y le está yendo muy bien, de un día a otro cambió su manera de tratarme. Se portaba muy grosero conmigo y un buen día me dijo que ya no quería ser mi novio, porque yo era poca mujer para él, que porque ya se mueve en otros círculos sociales y yo por más que me arregle nunca voy a parecer una mujer fina porque no tengo modales ni buen gusto ni cultura ni sé hablar inglés. Duque, él tampoco sabe hablar inglés y su mamá siempre ha sido la tamalera de la colonia. Lo malo es que lo adoro, y que sin él ya no soy nadie, con él perdí mi virginidad y no imagino mi vida sin su presencia.

Aurora

Tuxtla Gutiérrez

Querida Aurora:

Más vale que te vayas imaginando tu vida sin ese tipo, pues no creo que vuelva contigo, pues simple y sencillamente piensa que no lo mereces. Sin embargo, te felicito, te libraste de un arribista, de un fulano sin afecto al que lo único que le interesa es trepar. Búscate a otro novio al que tú puedas despreciar y que se sienta inferior a ti, pues eso es indispensable para que una mujer pueda vivir a gusto en pareja. La costumbre es la costumbre y aunque tu ex novio no te busque para volver contigo, seguramente lo hará para tener sexo. Conozco a las mujeres y estoy seguro de que terminarás diciendo que sí, aunque ya tengas otro novio. Lo importante entonces es que aceptes las cosas como son y no te hagas ilusiones falsas. Por la que verdaderamente lo siento mucho es por la tamalera, porque los trepadores sociales son capaces de negar hasta a su propia madre.

Querido Duque:

Mi prima se fue a México a estudiar medicina y le fue tan bien, que la becaron para hacer un posgrado en patología. Al terminarlo se le ocurrió que también quería ser psiquiatra y también la becaron para que estudiara e hiciera prácticas en el hospital psiquiátrico Fray Bernardino Álvarez. Quién sabe qué habrá visto o tomado ahí que en lugar de aprender a curar a los locos ella se volvió loca. Ya lleva tres intentos de suicidio y uno de homicidio porque intentó apuñalar a su mamá. Ahora está internada permanentemente en el sanatorio y no tiene pronóstico de salir porque, te lo juro, se le va el avión ¿a qué se habrá debido su locura vos Duque?

Patricia

Tuxtla Gutiérrez

Querida Patricia:

Como bien dices, con toda seguridad ingirió alguna substancia prohibida que hizo que su enfermedad mental detonara. Por desgracia la psiquiatría está tan atrasada en México que el único remedio posible es encerrar a tu prima mientras pueda respirar. 

Querido Duque de Santo Ton:

Cuando se cayó el avión en el que viajaba el obispo de Tapachula, mi marido, que también venía en él, también se murió. Mis hijos estaban pequeños y tuve que ponerme a vender quesos de Ocosingo para poder sacarlos adelante, además de una pensión de viudez que me quedó y la ayuda de mis padres. Con el tiempo puse mi propia quesería y he tenido mucho éxito, sobre todo con el queso de bola y con el de corazón de mantequilla. Como es natural, con el tiempo tuve que contratar a un ayudante que echara la mano, un joven que empezó cargando cajas y terminó durmiendo conmigo en mi cama. Mis hijos, que ahora ya están grandes, se enfurecieron cuando se dieron cuenta y le pusieron una golpiza a mi “ayudante”. Yo tuve que correrlos de la casa porque además de que ya están grandes, yo tengo derecho a rehacer mi vida ¿no?

Nelly

Tuxtla Gutiérrez

Querida Nelly:

Tú lo has dicho, toda mujer necesita tener a un macho al lado, pero como el tuyo es más joven que tú, asegúrate de que no pueda aprovecharse de ti y te quite hasta los quesos de bola ¿tus hijos? que se las arreglen ellos solos.

Duque de Santo Ton:

¿Por qué será que dicen que a las gordas se nos estiliza la figura si usamos zapatos de tacón de aguja?

Tineta

Tuxtla Gutiérrez

Querida Tineta:

Lo más seguro es que quienes dicen eso tratan de venderles zapatos a las gordas porque la figura les queda igual.

Duque de Santo Ton:

Conocí a un muchacho muy guapo  que vino de Jalisco a Tuxtla y puso un puesto de tortas ahogadas en la esquina de mi casa. Rubio, de ojos azules, con un cuerpazo, no solo no parece chiapaneco, no parece mexicano. La cosa es que él tenía un gato de lo más sangrón y no se le despegaba. Mientras el Güero preparaba las tortas, el animal merodeaba entre sus pies.  Yo siempre he querido tener sexo con el Güero y una vez  que lo estaba esperando afuera de su changarro, llegó el gato. Yo lo asusté y el muy imbécil corrió hacia la calle, en donde lo aplastó un coche. El Güero salió llorando en cuanto le avisaron y yo me decepcioné porque jamás pensé que el Güero fuera tan marica como para llorar por un gato.

Susana

Tuxtla Gutiérrez

Querida Susana:

¿Por lo menos te follaste al Güero?

 

      

 

Comentarios