HOSPITAL DEL ALMA 20/04/17

HOSPITAL DEL ALMA 20/04/17

Por El Duque de Santo Ton

(Consultas gratis: santapiedra@gmail.com)

Querido Duque de Santo Ton:

Soy una mujer adulta, tengo más de 20 años y me como mis propios mocos. Así es, aunque parezca muy desagradable para la mayoría, lo hago desde que era niña y nunca lo he podido dejar de hacer.

Muchos me critican, pero lo que la gente realmente no sabe es lo tremendamente difícil que resulta dejar una adicción, manía, costumbre o como se llame. Para mí el hábito de comer mocos es peor que la adicción a fumar, principalmente porque es algo que no puedes platicarlo por vergüenza. El miedo al rechazo es constante y solo puedes hacerlo a escondidas hasta que se convierte en un acto casi inconsciente y que solo compartes contigo mismo. Duque, te escribo estas palabras porque quiero dejar de hacerlo y creo que necesito compartirlo, aunque sea de manera anónima. Pero además me gustaría crear conciencia sobre este “problema”, porque los únicos comentarios que leo o escucho sobre el tema son despectivos y no hacen más que crear inseguridad en las personas que lo hacemos (que no somos pocas). Con el tiempo y buscando información, me he sorprendido al ver gran cantidad de personas horrorizadas porque han sorprendido a gente cercana haciéndolo. Por el contrario, existen numerosos artículos que hablan sobre sus beneficios, aunque bien es verdad que se cataloga como “trastorno” llamado mucofagia.

Violeta

San Cristóbal

Querida Violeta:

En serio que además de cochina y trastornada, eres una puerca. Se nota que no te supieron educar como se debe.

Querido Duque:

Antes de cumplir los cinco años de edad ya me había violado mi primo mayor, lo que me provocó una serie de alteraciones en mi conducta, como el descontrol absoluto de esfínteres, pesadillas, mucho estrés y una perene incapacidad para relacionarme con las mujeres. Todas estas cosas han derivado en funestas anécdotas y represiones, que me han destrozado emocionalmente y siempre he terminado solo, alejado de lo que más me gusta e incapacitado para realizar cualquier tipo de proyectos. La rabia me corroe y a veces siento ganas de pegarme un tiro o de pegárselo a mi primo, que me echó a perder la vida.

Eugenio

Tuxtla Gutiérrez

Querido Eugenio:

Eso del balazo suena muy romántico pero muy cursi, muy pasado de moda, y no soluciona para nada tu situación. Es una pena que ese hombre haya abusado de ti a tan tierna edad, pero no compliques más las cosas de lo que de por sí ya lo están. Eugenio, tener vida es una bendición y si no se te ha presentado como hubieras querido, trata de hacerla lo más llevadera posible y no andes pensando en matar a nadie. La experiencia traumática del abuso sexual déjala en el pasado y disfruta de tu cuerpo, déjate llevar por las sensaciones y ya vas a ver que, tarde o temprano, vas a terminar durmiendo acompañado, y verás salir el sol todos los días, aunque no te garantizo que quien esté a tu lado sea una fémina. Lo importante es vivir la vida lo mejor posible.

Querido Duque de Santo Ton:

Últimamente he soñado que siempre traigo las muñecas con pulseras de diamantes y esmeraldas, a juego con aretes y collar. En el sueño me veo con una gran corona y un anillo en el dedo ¿qué significará todo eso?

Lolis

Tuxtla Gutiérrez

Querida Lolis:

Tu sueño es un claro indicio de que estás intentando impresionar a los demás de forma exagerada y esto únicamente te traerá envidias y relaciones tóxicas, debes tener mucho cuidado. 

Querido Duque:

Estoy enamorada de mi marido, pero ya no me provoca ningún tipo de deseo sexual, lo cual no significa que no ande yo siempre con ganas de hacer el amor o de tener contacto físico. Con decirte que ya hasta una experiencia lésbica tuve pero no me gustó, prefiero a los hombres. Leí en el periódico que existen muchos jóvenes de 20 a 30 años que no tienen empleo y a mí me gustaría contratar a uno o a dos para que me sirvieran de choferes en Tuxtla pero con la condición de que sean blancos, guapos, bien formados y me complazcan sexualmente cuando yo lo diga. No puedo pagarles la gran cosa, pero mejor que un burócrata de media estofa sí van a ganar.

Nena

Tuxtla Gutiérrez

Querida Nena:

Me encantaría traficar con la mercancía que solicitas pero además de que está prohibido yo me dedico a otras cosas.

Querido Duque:

Desde hace tiempo siento un olor a huevo podrido en donde quiera que esté. En mi casa, en la oficina, en el cine, en el súper, es algo insoportable, te juro que no lo soporto. Lo peor de todo, es que nadie más de los que usualmente están a mi alrededor lo perciben ¿puedes darme alguna explicación?

Leticia

Tuxtla Gutiérrez

Querida Leticia:

La única explicación que yo encuentro a tu problema, es que o tienes un delirio olfativo esquizofrénico o padeces de un tumor cerebral que altera tus percepciones. Sería conveniente, si tienes dinero para pagarlo, que consultaras a un neurólogo.

Duque querido:

No puedo dormir desde que vi el video de los niños en Siria bombardeados con gas cloro. Mi vocación no es la medicina pero a veces me gustaría cambiar de carrera solo para ir a Siria y ser útil y poder ayudar. Realmente me siento tan culpable de estar aquí, tranquila en mi casa, mientras la gente allá está sufriendo y a veces me gustaría tipo organizar una asociación o un grupo de gente que fuéramos a marchar a las embajadas a nivel mundial para que paren la guerra. Si yo sé que en mi propia comunidad tal vez hay gente que necesite de mí pero honestamente esos niños están viviendo lo peor. A veces me gustaría organizarme y formar un movimiento a nivel mundial que diga "alto a la guerra" porque honestamente en la guerra no importa quién es bueno o malo, ni quién tiene la razón o no, sino la vida de los civiles inocentes. Realmente es tan frustrante, pero más frustrante aún que aunque tenga el deseo de hacer eso, no tengo el valor para salir de mi zona de confort y hacer las cosas. 

Rocío

Tuxtla Gutiérrez

Querida Rocío:

Como bien dices, aquí haces más falta que en Siria o marchando frente a las embajadas. Solamente vas a ir a que te encarcelen o a que te explote un bombazo saber dónde.

Señor Duque:

Hace unas noches conocí a un señor en Internet, que se me hizo muy guapo y me atrajo bastante con su plática. Yo empezaba a interesarme mucho en él como hombre, y hasta me pareció que había encontrado al amor de mi vida, cuando el muy cínico me propuso ir a la cama con él ¿te imaginas? ¿porqué serán los hombres así? Sólo piensan en sexo.

Inés

Tuxtla Gutiérrez

Querida Inés:

Todas las personas que buscan relacionarse vía Internet, en realidad lo que quieren es prostituirse o tener sexo libre. En el fondo, a mí me parece que algo de ello flotaba en tu imaginación al platicar con un desconocido.

Duque:

En estos momentos estoy en una relación estable y muy enamorada.  Tengo 17 años y desde los 8 prácticamente crié a mi sobrino, ya que mi hermana trabajaba y ahora hago lo mismo con mi sobrino de un año. El haber sido madre sin serlo, me hace querer tener uno propio y mi novio también quiere. Lo malo es que ni él ni yo tenemos empleo ni manera de sostener a un niño, no tendríamos como pagar su sustento.

Mayra

San Cristóbal

Querida Mayra:

Si tanto te gusta cuidar niños, consigue un trabajo de criada pero no  cometas irresponsabilidades. Ya no estás en edad de hacerlo. 

Duque:

Tengo ganas de suicidarme pero no tengo los huevos para hacerlo. Mi vida siempre fue una porquería, seguir vivo es solo prolongar más el sufrimiento. Hace un mes que no voy a trabajar, no salgo de mi casa, no quiero recibir gente, lo único en lo que pienso es en mis hijos, pero ¿hasta qué punto debo seguir luchando por ellos? Lo único que hago es mostrar todo el sufrimiento que llevo desde mi infancia. 

Ni siquiera tengo hombría para decir esto públicamente con mi nombre y apellido. Ya no sé qué hacer, tengo el arma cargada hace unos días al lado de mi almohada. Quizás las lágrimas derramadas mientras escribo esto me den la fuerza para hacerlo.

Antonio

Tuxtla Gutiérrez

Querido Antonio:

Dando lástimas no vas a solucionar nada. Lo que a ti te urge es ir a un psiquiatra, ya que la vida te la da Dios y solo él puede quitártela. 

 

Comentarios