HOSPITAL DEL ALMA 13/04/17

HOSPITAL DEL ALMA 13/04/17

Por el Duque de Santo Ton

(Consultas gratis: santapiedra@gmail.com)

Querido Duque de Santo Ton:

Últimamente siento ganas de mostrar mi pene a quien sea. No sé cómo explicarlo, pero tengo muchas ganas de enseñarlo ¿Qué me pasa? No tengo pareja, pero me da igual si es hombre o mujer quien lo vea y me lo toque. Ayuda, por favor, me siento muy mal por ello. 

 

Carlos 

Tuxtla Gutiérrez

Querido Carlos:

Lo que tú tienes se llama exhibicionismo y es una conducta muy puerca, que puede meterte en problemas ya que si alguno de tus “espectadores” es discapacitado o menor de edad, puede denunciarte y tú terminar en la cárcel o metido en un escándalo.

Querido Duque: 

Me da un poco de vergüenza, pero tengo que platicarte lo que me sucedió la otra noche. En una fiesta conocí a una señora guapísima, de la alta sociedad, y no sé que hubo entre nosotros, que se ofreció a darme un aventón a mi casa porque yo no llevaba coche, pero en lugar de eso me llevó al motel Niza, en donde seguimos echando trago en un cuarto. Obviamente terminamos en la cama, pero cuando ya tenía desabrochado el pantalón y me lo iba a bajar, me acordé de que llevaba los calzones bien flameados. No sabía qué hacer, y lo único que se me ocurrió fue meterme al baño para quitármelos. Como no sabía dónde esconderlos, los puse en el depósito de agua del excusado. Después regresé a la cama y disfruté del sexo a plenitud. Antes de salir de ahí, la señora quiso pasar al baño y pasó, y me gritó que el excusado estaba tapado. Yo hice como que lo arreglaba, pero lo que pasaba era que mis calzones se habían atorado en el flotador. Al salir de ahí, ya en el coche, la señora me acarició la pierna, me dijo que adoraba a los hombres que no usan calzones, me dio 300 pesos y me dijo que no quería volver a verme, y que si me la encontraba que ni la saludara. Yo quería regresar al motel por mis calzones, pero preferí que se perdieran en lugar de estar pagando tanto taxi.

Rusell

Tuxtla Gutiérrez

Querido Rusell:

Hiciste bien, eso de ir a reclamar tus calzones flameados al Niza hubiera sido de muy mal gusto. Qué bueno que disfrutaste de tus trescientos pesos.

Duque de Santo Ton:

Tengo un problema y es que la verdad me quiero vengar de una mujer que me ha hecho daño y también de mi ex marido, porque los dos son culpables. Hace un mes, me engañaron, pero sigo con rabia. ¿Me puedes dar ideas de qué hacerle a un marido que es infiel y a su amante?  Mi cólera es extrema y no quiero llegar a cosas muy violentas, pero sí darles su merecido. 

Gabriela 

Tuxtla Gutiérrez

Querida Gabriela:

Me parece que la situación ya no tiene remedio. Entre más cosas se te ocurran para vengarte, más bajo vas a caer. Te recomiendo que no seas patética y te preguntes a ti misma si estás dispuesta a perdonar a tu esposo, si es que él ya dejó a su amante. La rabia que demuestres es proporcional a la poca autoestima que sientes.   

Querido Duque:

¿Por qué será que cuando voy al baño uso el doble de papel higiénico que los demás?

Chío

Tuxtla Gutiérrez

Querida Chío:

Una de dos: o no tienes conciencia ecológica o hay en tu cuerpo cavidades muy profundas.

Querido Duque:

Quiero tu ayuda porque mi novio y yo ya probamos de todo en la cama y él está particularmente obsesionado con mi “puerta trasera”. Al principio,  me daba cosa, pero ahora ya me gusta el beso negro, aunque me duele la penetración anal, él siempre la  intenta porque lo vuelve loco.  Ahora ya quiso sentir lo que cree que yo siento y me pidió que le hiciera lo mismo. Ayer le metí un dedo y le gustó. Va a querer más, lo sé. Mi pregunta es si ¿esto es común? Él me aclara que no es gay y me dice que esa zona es muy sensible. Leí que ahí está el Punto G en los hombres.

Pamela 

Tuxtla Gutiérrez

Querida Pamela:

En el sexo nadie tiene que hacer nada que no quiera o lo haga sentir mal, todo lo demás se vale, sin embargo, si al detallar que te sientes rara, quieres decir que sí quieres, pero no te atreves, es sólo cosa de confianza y tiempo. El ano es una zona muy sensible y por ello para muchas personas resulta sumamente excitante. Ahí no está el Punto G de los varones, pero sí es el camino para llegar a él. Para encontrarlo, efectivamente tienes que introducir el dedo por el ano y presionar hacia la próstata,  ahí encontrarás una pequeña protuberancia que indica que has llegado, es más fácil hallarlo si él encoge las piernas sobre el abdomen. Te recomiendo que si se hacen afectos al sexo anal, aprendan a darse “duchas” en sus respectivas cavidades para evitar asquerosos accidentes. 

Duque de Santo Ton:

Soy un hombre mayor y vivo solo, porque estoy en Tuxtla sólo por motivos de trabajo, y una de las cosas que me ayuda a mitigar la soledad, es escuchar los discos de música clásica que traje del DF, pero los escucho y los escucho y me gustaría comprar más, cosas así como para aficionados de verdad. Lo malo es que no sé dónde, por más que recorro las tiendas de la ciudad no encuentro nada que valga la pena.

Rosendo

Tuxtla Gutiérrez

Querido Rosendo:

Le estás pidiendo peras al olmo. Aquí en Tuxtla Gutiérrez no hay ninguna tienda que tenga variedad de discos de música clásica de calidad, pues hasta la sección dedicada a la música culta de Mixup es bastante limitada, y en la librería del Centro Cultural Jaime Sabines encuentras muy pocas cosas. Dile a alguien que te enseñe a comprar por Internet y vas a encontrar verdaderas chuladas como la “Danza de los sables” de Aman Jachaturián, “Los planetas” de Gustav Holtz o la sinfonía “Leningrado” de Dimitri Shostakovich.

Duque:

Mi papá murió desde que mis hermanos y yo éramos chiquitos, y mi mamá decía que ella era mujer de un solo hombre y que nunca se iba a volver a casar. Mi madrecita pasó muchos trabajos para sacarnos adelante, consiguió que la metieran a trabajar a Gobierno, y ahí empezó su peregrinar de cama en cama de los hombres que le daban el dinero suficiente para satisfacer nuestras necesidades. Ahora que ella ya está vieja, todos tenemos una posición económica desahogada y podríamos sacarla de trabajar y, sobre todo, evitar que tuviera amantes aquí y allá, pero ella no quiere. En cierto sentido me parece que mi madre era una hipócrita cuando decía que ella era mujer de un solo hombre.

Ramiro

Tuxtla Gutiérrez

Querido Ramiro:

Tal vez tu mamá se refería a que era mujer de un solo hombre, porque tu padre fue al único que amó, pero si después de irse a la cama con otros señores por necesidad, le agarró el gusto al asunto, no le veo el problema a que disfrute de su cuerpecito mientras pueda, al fin y al cabo es un ser vivo ¿no?

Querido Duque de Santo Ton:

Me voy a ir a Europa y al Medio Oriente en excursión. El viaje durará tres semanas y visitaremos 18 países ¿qué me recomiendas llevar? Algo que sea imprescindible para el viaje.

María Teresa

Tuxtla Gutiérrez

Querida María Teresa:

Dadas las condiciones de la economía mundial, te sugiero que lleves mucho, mucho dinero, pero, sobre todo, que consigas una o dos donas de goma inflables para que te sientes, pues casi no te vas a bajar de un camión panorámico, desde el que podrás contemplar los monumentos más representativos del Viejo Mundo.

 

 

Comentarios