HOSPITAL DEL ALMA

.

HOSPITAL DEL ALMA Por El Duque de Santo Ton (Consultas gratis: santapiedra@gmail.com)   Desde que nos casamos porque yo estaba embarazada, mi esposo y yo hemos tenido muchos problemas. Pienso que se casó conmigo sólo por compromiso y aunque nos queríamos mucho y la pasábamos bien, tú sabes que a la mera hora muchas cosas pueden cambiar y lo estoy comprobando. Teníamos 19 años en aquel entonces, ahora tenemos 28 y las cosas siguen iguales o peores que antes. Nos gritamos, nos insultamos y nos hemos llegado a golpear. Para que le diera coraje, para hacerlo sufrir, en una ocasión le pegué a mi hijo con el cinturón, lo dejé llorando mucho rato para que su papá fuera a buscarlo y lo cargara. Logré fastidiar a mi esposo, pero ahora me siento culpable, este sentimiento no me deja y lloro mucho con mi hijo, lo abrazo y me arrepiento por haberlo hecho sufrir. Día a día me esfuerzo por ser una mejor madre, ya no quiero volver a reaccionar de la misma manera, pero no estoy convencida, no sé qué necesito hacer para quitarme esta culpa que a diario me atormenta. Maribel San Cristóbal Querida Maribel: Hacer sufrir a otra persona lastimando lo que más quiere es una actitud de lo más ruin. Se nota que no tienes principios y aunque la culpabilidad sea para ti un cruel castigo, no te queda más que sufrirla porque al fin de cuentas es eso: un castigo, un castigo para que no vuelvas a ser tan imbécil.   Duque de Santo Ton: Desde que tenía como 12 años, mi hermano menor empezó a fumar, bajó mucho las calificaciones; y su vida se reducía los videojuegos y andar en la calle con sus amigos. A los 16 años embarazó a su novia, que en realidad solo era su amiga. Ella se vino a vivir con él a casa de mis papás porque los suyos nunca la apoyaron y la corrieron de su casa. Ahora que los dos tienen menos de 20 ya tienen dos niños. Ella estudia y trabaja medio tiempo, se le notan las ganas de superarse, pero mi hermano de plano no avanza, se salió de estudiar y sigue sin oficio ni beneficio. Mis papás no están bien económicamente y con mucho esfuerzo les alcanza para sus gastos y además mantienen a mi hermano, su “novia” y sus dos niños. Esa casa ahora es un caos, los mayores que ya todos estamos casados, a veces no queremos ir a verlos, pues es muy difícil ver la situación, nos da mucha impotencia que mi hermano siga abusando así de mis papás. El señorito sigue bebiendo, fumando y no dudo que hasta drogándose, claro está, con el dinero que mis papás le dan para que compre pañales y leche para los niños. Ya hemos hablado con ellos, sobre todo con él, le queremos hacer entender que es momento que se haga responsable de los niños y que deje de andar en los vicios, pero no entiende y se enoja. También hemos hablado con mis papás, pero ellos responden enojados también, justifican lo que hacen preguntándonos si nosotros no haríamos lo mismo por un hijo en problemas, por un hijo que necesita ayuda. Selene Tuxtla Gutiérrez   Querida Selene: Tu hermano necesita ayuda pero de otro tipo, pues llegará el momento en el que tus padres no puedan hacerse cargo ni de sí mismos. Así que te aconsejo que todos los hermanos se reúnan y pongan las cartas sobre la mesa. Esa casa es una bomba de tiempo que no tardará en estallar.   Duque: Tengo casi 30 años y estoy muy atormentado una serie de pensamientos obsesivos, que deterioran mi relación de pareja y también me perjudican. El caso es que mi novia tuvo una relación esporádica con otro hombre, pero no funcionó. Según ella, él no la satisfacía a ningún nivel, de hecho ella misma dice que si pudiera volver atrás el tiempo, jamás hubiera se hubiera acostado con un tipo tan imbécil. El problema fue que debido a mis inseguridades, me atreví y le pregunté por el tamaño de los genitales del tipo con el que me traicionó y me confesó que él estaba mejor dotado; me dejó claro que no disfrutaba en las relaciones íntimas que mantuvo con él, pero que conmigo ni siquiera llega al orgasmo. Alan Tuxtla Gutiérrez   Querido Alan: Me asombra que además de ser pito chico, tengas la sangre tan fría. Las infidelidades conyugales no deben perdonarse, pues siempre te quedará la duda sobre la superioridad de tu rival; y por más que tu esposa te hable y te diga, jamás estarás seguro de si te dice la verdad. Es por ello que me asombra el que no solamente perdones a esa mujer, sino que también toleres que te diga que tienes un pene tan pequeño que no puedes llevarla al orgasmo.   Querido Duque de Santo Ton: Todos los días al verme frente al espejo compruebo que soy guapísima y aunque parezca que soy muy presumida, no es así, pues a diario me lo dicen, hombres y mujeres por igual. Cuando subo una foto al Facebook, es lo primero que me comentan, mis fotos de perfil que generalmente son “selfies” y tienen muchísimos “likes”. Pero llegó un momento en que toda esta situación está resultando un tanto problemática. Soy joven, tengo apenas 22, me gusta mucho arreglarme cuando voy a salir, no solo cuando voy a alguna fiesta o antro sino cuando voy a la universidad también. En la calle todo el mundo se me queda viendo y los hombres y a veces algunas mujeres me dicen un montón de frases y piropos que me hacen sentir incómoda, por lo que salir sola se está convirtiendo en algo terrible. Los chavos se quedan embobados cuando camino por algún pasillo de la universidad y las chavas me ven con celos y envidia, pues la realidad es que me sé vestir muy bien y me maquillo como una profesional. Tengo muchos amigos y amigas y me enteré que le gusto a un par de ellos y a una amiga.  Me siento como un bicho raro que no encaja en ningún lado ni con nadie. Gracias por leer mi mensaje, espero que pueda publicar mi caso, por si alguien está en la misma situación que la mía. Nerea Tuxtla Gutiérrez   Querida Nerea: Tú no tienes la culpa de ser bonita, así te hizo Dios y debes darle las gracias. Solamente te quiero recordar que todas, pero todas las bonitas, después de cierta edad, se echan a perder, así que aprovecha para hacer ahora  lo que solamente las bonitas pueden hacer.   Querido Duque: Me casé hace un año y mi esposa era señorita, es decir, que me tocó estrenar, pero no me lo vas a creer, Duque: desde la primera vez que le metí el miembro a mi señora, ella se engolosinó tanto, pero tanto, tanto, que todavía quiere hacerlo diario y si es posible varias veces mejor. Yo soy un hombre joven pero no rindo tanto, hasta terminó irritado y con rozaduras, pero eso a ella no le importa, quiere seguir trepada en el guayabo. Néstor Tuxtla Gutiérrez   Querido Néstor: La expresión “trepada en el guayabo” me parece de muy mal gusto, pues es normal que existan ciertas personas con apetito sexual desenfrenado. Te sugiero que hables con ella, que le compres unos consoladores y le digas que se entretenga con ellos, mientras tú te repones para darle las faenas que le gustan, porque, de otra manera, tú terminas por no poder y ella no dejará de querer.

HOSPITAL DEL ALMA

.

HOSPITAL DEL ALMA El Duque de Santo Ton (Consultas gratis: santapiedra@gmail.com)   Querido Duque de Santo Ton: Mi abuela no era precisamente una reina de belleza, pero sí una mujer muy guapa. Tanto, que, al enviudar de mi abuelo, se hizo amante de un ex gobernador de Chiapas que se la llevó a vivir a la capital del país, en donde le consiguió empleo en el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. Era funcionaria menor porque no certificado de preparatoria tenía, pero ella se sentía la gran dama y a todo el mundo le presumía de sus nuevas amistades y ambientes. Se quitó la ropa de lutos, que llevaba por mi abuelo, y empezó a usar huipiles bordados, pantalones de mezclilla, notas de gamuza o sandalias, joyas artesanales y todos aquellos aditamentos que, en lugar de disimular su autóctona esencia, la enaltecían. Sin embargo, ella se sentía soñada y toleraba que su secretaria y otros empleados del Consejo la llamaran “maestra”, primero, y “doctora”, después. Por estar bien recomendada, tuvo la oportunidad de participar en proyectos muy interesantes, como una exposición de pintura impresionista francesa en el Palacio de Bellas Artes, para lo cual tuvo que viajar a París varias veces. También intervino en una muestra de escultura azteca que se presentó en Londres, Ámsterdam, Colonia, Viena y Venecia, y ella iba y venía de Europa sintiéndose una erudita en la materia. Con lo que ganó se compró un Jetta del año y un departamento en la colonia Nápoles, pero cuando terminó el sexenio y empezó el siguiente, le pidieron que renunciara y nadie pudo salvarla de quedarse sin chamba. Vendió el Jetta, alquiló el departamento y se regresó a vivir a Tuxtla. Aquí se sigue vistiendo de huehuenche y le platica a “todo el mundo” sus correrías por Europa, pero “todo el mundo” le da la vuelta porque cuenta pura pendejada y repite y repite las mismas anécdotas ¿cuál será el mejor remedio para que se componga? Aquí en Tuxtla ni de mecanógrafa la quieren recibir en ninguna parte. Ana Tuxtla Gutiérrez   Querida Ana: El único remedio para tu abuela es el tiempo, él se encargará de colocarla en su lugar.   Duque de Santo Ton: Soy contador público y trabajo en un despacho bastante importante. Mi jefe es un hombre mayor, como de cuarenta y tantos años, y yo acabo de cumplir los 23. Te escribo porque ese señor, que te digo que es mi jefe, siempre anda diciendo que soy un empleado modelo y que tengo mucho futuro en la empresa. Lo que me tiene molesto es que el día de mi cumpleaños me hicieron un pastel en el despacho, y después del pastel y las mañanitas, algunos de mis compañeros me dieron regalos y pidieron que los abriera en ese mismo momento. Cuando me tocó abrir el que me dio mi jefe, me di cuenta de que se trataba de varias piezas de ropa interior, de varios colores y modelos. Creí que me iba a morir de vergüenza, sobre todo cuando los compañeros empezaron a gritar: “que se los ponga, que se los ponga”.  Me quedó claro que se trató de una declaración de mi jefe respecto de sus intenciones hacia mí y no supe cómo reaccionar. Pensé en regresarle los calzones, pero no me atreví, de hecho, ahora traigo puesto un par. Dime Duque ¿soy un cínico? Adrián Tuxtla Gutiérrez   Querido Adrián: Es obvio que el señor te regaló calzones con la ilusión de bajártelos algún día, aunque le faltó discreción. Respecto de relacionarte con él en un plano que no sea el estrictamente laboral, depende de ti y de lo alto que quieras escalar en tu puesto.   Querido Duque de Santo Ton: Es muy difícil decir lo que te voy a decir, pero odio a mi hermana. Ella es dos años mayor que yo y es muy diferente a mí. Desde chiquita sufrí porque me decían: "vos sos fea y tu hermana es una chulada, ni se parecen".  Cuando entré a la secundaria tenía la ilusión de ponerme más bonita y que hubiera chicos que se enamoraran de mí, pero, por el contrario, todos me ignoraban. Mi mamá intenta no compararnos a mi hermana y a mí porque sabe que eso me hiere y a ella le pasó lo mismo con mi tía, pero yo sería mi tía y mi mamá sería mi hermana. Dime qué hago para librarme de este sentimiento que me consume día a día. Luz María Tuxtla Gutiérrez   Querida Luz María: Para empezar, tienes que dejar de envidiar a tu hermana. Si Dios la hizo bonita y a ti fea, por algo será. Olvídate de compararte con ella y búscate un novio. Ya con un hombre, aunque no sea tan guapo como los que merodean a tu hermana, te sentirás más relajada y dejarás de pensar en burradas, ya que los hermanos deben quererse no odiarse ¿qué pasó Luz María?   Querido Duque de Santo Ton: Soy una mujer decente, pero cuando estoy con algún hombre en la cama, me encanta que me pegue nalgadas hasta enrojecerme la piel. A veces he pedido que usen un cinturón o alguna vara para que me duela más ¿seré masoquista? Tere Tuxtla Gutiérrez   Querida Tere: Masoquista y media.   Querido Duque: A mi esposo lo trasladaron a Tuxtla Gutiérrez para hacerse cargo de una empresa, y vivimos en una casa grande con un área de servicio para la sirvienta, que es una jovencita 20 años menor que yo. Hace poco llegué a la casa cuando mi esposo estaba trabajando en su estudio y cuando me acerqué al cuarto, salió la criada rápidamente, arreglándose la falda. Mi esposo estaba frente a la computadora y no me quiso dar la cara cuando lo saludé. Me pareció extraño. Unos días después, supe por qué. Encontré una cajita de regalo en un bolsillo de su pantalón. La logré abrir, y encontré una cadenita de oro, pequeña, y no muy valiosa. La volví a guardar, no dije nada y días más tarde, vi la muchacha con la cadenita al cuello. Confronté a la sirvienta y la muy cínica me confesó que casi desde que lo conoció, tiene una relación íntima con mi esposo. Se acuestan siempre que salgo con mis amigas o voy fin de semana  a México para visitar a mis padres. Me dijo que él asegura que la ama y que quiere divorciarse de mí. La despedí de inmediato.  pero creo que se siguen viendo ¿qué hago? Lucrecia Tuxtla Gutiérrez   Querida Lucrecia: No hagas nada hasta que tu marido dé el primer paso.  Tal vez solamente le haga creer eso a la joven para llevársela a la cama, pero si no es así y te quieren quitar tu lugar de ama y señora, por ser la inocente tú pondrás las condiciones.   Duque de Santo Ton: ¿Los extraterrestres también son hijos de Dios? Armida Tuxtla Gutiérrez   Querida Armida: Deja de fumar cualquier cosa que sea ilegal.      Duque: ¿Qué fruta me recomiendas como afrodisiaca y que se pueda conseguir en Tuxtla? Mariana Tuxtla Gutiérrez   Querida Mariana: El guineo de cochi.

HOSPITAL DEL ALMA

.

HOSPITAL DEL ALMA Por El Duque de Santo Ton (Consultas gratis: santapiedra@gmail.com)   Querido Duque: Desde hace algún tiempo me gusta mucho una niña que es mi vecina. Yo también le gusto, pero ella tiene 13 años y yo tengo 20. La niña me pide que seamos novios, pero me da miedo que la mamá me quiera demandar por corrupción de menores. Rigoberto Tuxtla Gutiérrez   Querido Rigoberto: No te metas en honduras, independientemente de la atracción física que exista entre esa niña y tú, te mueves en un terreno muy resbaladizo en el que, por ser mayor de edad, las llevas todas de perder.   Querido Duque: Hace unos meses me dejé hacer el amor por un hombre casado al que conocí en un bar y salí embarazada.  Desde antes de acostarme con él, yo ya sabía que él era casado, por eso lo único que le pedí fue que me ayudara con los gastos. Al principio él me dio a entender que me ayudaría, y quedamos en una cifra mensual.  Ahora, su esposa me acusa de extorsionarlo por algo que fue un descuido mío ¿Cómo puede ella creer que fue un descuido? Yo trabajo, vivo con mis papás, él me llevó a un departamento y allí me tuvo en la cama. Que yo haya quedado embarazada es más un descuido de él por buscar a una mujer con esas intenciones, la mujer es inocente de sus deseos. Y no es extorsión, yo lo hago por el bienestar de la criatura. Si él siente que su desembolso le concede derechos conmigo, entonces eso lo tendremos que tratar entre él y yo, tanto por manutención de la criatura, tanto por los derechos que él desea adquirir ¿No te parece, Duque? Lucy Tuxtla Gutiérrez   Querida Lucy: Hay mucha confusión en tu cabeza. La relación sexual que tuviste con ese hombre, y que tuvo como resultado la gestación de esa criatura, se realizó con el consentimiento y con el descuido de ambos, por lo que la responsabilidad del niño es de los dos. El hecho de que él aporte dinero para el sostenimiento del bebé es una obligación más que una prebenda y, no seas chucha, no le da derechos sobre tu cuerpo.   Querido Duque de Santo Ton: Hace algunos años cuando estudiaba mi carrera tuve un amigo que yo pensaba que sentía afecto por mí. Un día le pedí que me ayudara con un trabajo y yo accedí ir a su casa porque él vivía solo. Lo noté triste y molesto, traté de animarlo, pero él me malinterpretó, me tomó del brazo y me aventó a su cama. Intenté golpearlo, pero se resistió, intenté gritar, pero me cubrió la boca y me dijo que nadie me oiría porque los vecinos no estaban en sus casas. Sintiéndome resignada lo dejé hacerme lo que él quisiera, pues jamás pensé que tuviera intenciones más allá de manosearme, ya que yo era virgen y él lo sabía. Pero de pronto se detuvo y creí que todo había pasado, pero no. Cuando intenté pararme, me volvió a tirar sobre la cama y comenzó a penetrarme. No sentí dolor ni nada así, de hecho, entró muy fácil y llegué al orgasmo varias veces. Le pedí que se detuviera y él me respondió que no fuera hipócrita y siguió, hasta que se vino varias veces. Al final me dio unas pastillas que según me servirían para no embarazarme. Él nunca me golpeó y, como te dije, me hizo llegar al orgasmo varias veces. Aún así llegué a mi casa a llorar. Y me tomé las pastillas como indicaba la caja. Nunca se lo conté a nadie, pero me hice novia de otro muchacho que me propuso que tuviéramos relaciones sexuales. Yo accedí, pero, Duque, no sentí lo mismo que la primera vez, simplemente no tuve placer, ni nada.  Le pedí que fuera más brusco, que me lo hiciera como si estuviera enojado conmigo, pero nunca sentí nada. Al poco tiempo terminé con él, y después he tenido muchos compañeros sexuales, pero jamás he vuelto a tener orgasmos como aquella vez que fui violada. No digo que no disfrute el sexo, sino que nunca lo he gozado tanto como aquella vez. Amelia Tuxtla Gutiérrez   Querida Amelia: Dicen que el placer sexual no se siente en los genitales sino en el cerebro, y me parece que ése es tu caso.  Ese día en que perdiste tu virginidad te sentiste físicamente complacida, aunque tus valores morales te castigaban por disfrutar de algo que en teoría deberías haber sufrido. De alguna manera tu cerebro quedó atrapado con esa experiencia y no puedes volver a sentir el mismo placer que tuviste la primera vez. Confluyen en ti el “síndrome de Estocolmo” (que hace que la víctima se enamore del verdugo) y el masoquismo (una filia que te hace disfrutar el dolor y la denigración). Trata de conocerte y de disfrutarte, pero si adviertes que tú misma te colocas en situaciones de peligro o que el sufrimiento es excesivo, entonces consulta a un sexólogo.   Duque de Santo Ton: ¿Cómo puedo saber si un hombre es gay de clóset? Lucero Tuxtla Gutiérrez   Querida Lucero: No existen reglas para descubrir ese tipo de cosas, en realidad la liebre puede saltar en donde menos te lo esperas, pero es típico de los homosexuales reprimidos el presumir a viento en popa las relaciones que ha tenido con muchas mujeres y de lo genial que es en la cama.  En mayor o menor grado, todos los homosexuales reprimidos sienten rabia de los gays que están fuera del clóset y viven felices. Ellos quieren eso, pero no saben cómo. La versión más oscura de un gay reprimido es cuando se convierte en acosador, de ésos que molestan al niño amanerado de clase. Todo es muy irónico: el acosador puede ser perfectamente gay mientras que el niño acosado es heterosexual, solo que un poco amanerado y con sensibilidad extrema. Los heterosexuales no tienen ningún problema en bromear con otros hombres, independientemente de sus preferencias, pero los homosexuales reprimidos hacen un escándalo cuando se les involucra en algún chiste relacionado con la homosexualidad.   Querido Duque: Desde hace tiempo me excita mucho el cabello de las mujeres: entre más largo y liso más me excito, es lo primero en lo que me fijo cuando veo una chava guapa por la calle, Duque ¿sabes a qué se debe este fetiche? Román Chiapa de Corzo   Querido Román: En lugar de investigar el origen, disfruta de tus cochinadas. No creo que tengas problemas para encontrar a una peluda que te haga caso.   Querido Duque de Santo Ton: Todo el santo día tengo sueño, estoy tan aburrida de todo lo que me rodea, así como harta de las personas, de las cosas, los estudios, todo, harta de todo. No sé qué hacer para recuperar las ganas de hacer las cosas, pensarás que es algo sin importancia, pero la verdad estoy harta de estar de malas todo el día, sentirme frustrada e inútil todo el tiempo, además de que no le veo la gracia a nada. Estos últimos meses han sido así, he engordado terriblemente, no pasé el examen de ingreso a la UNAM, no puedo lograr seguir un horario disciplinado ni cumplir las metas que me propongo. Todo me desanima y cualquier cosa me molesta, pero no quiero ningún consejo, solo que a lo mejor si publicas mi caso se me pasa un poco el flato. Mahara Tuxtla Gutiérrez   Querida Mahara: Publiqué tu mensaje solo para decirte que éste es un consultorio sentimental y que quienes escriben esperan ser orientados. A nadie le interesa que vomites tu neurosis, para eso tienes a tu novio.

EN LA MIRA

.

EN LA MIRA ¿Qué esperan para detener a Proactiva-Veolia?   Por Héctor Estrada   Por si fuera poco, el deficiente servicio que presta hoy la empresa Veolia (antes Proactiva) y la grave contaminación que ha generado en las inmediaciones del relleno sanitario que opera, un nuevo problema de mayor relevancia se ha sumado a la lista de argumentos que justificarían la inmediata actuación de las autoridades de los tres niveles de gobierno a fin de detener de una vez por todas su anómalo funcionamiento: el paulatino envenenamiento de río Suchiapa. Lo denunciado este lunes por el Diario Ultimátum se configura como un caso de seriedad y verdadera preocupación. Y es que, los lixiviados emanados del relleno sanitario y las aguas residuales de los complejos habitacionales Real del Bosque, Bonanza y Casas Geo han elevado de manera crítica durante los últimos años la concentración de contaminantes y sustancias tóxicas en el afluente. El episodio más alarmante del caso sucedió apenas el pasado 14 de mayo cuando habitantes del poblado Pacú denunciaron la repentina aparición de numerosos peces muertos entre las aguas del río. De acuerdo con el dictamen de lo sucedido, como resultaba evidente, la muerte masiva de peces fue consecuencia de la intoxicación provocada por los contaminantes arrastrados dentro del afluente. Los indicios de contaminación comenzaron a resentirse desde que parte de las aguas residuales del fraccionamiento Real del Bosque empezaron a ser derramadas de manera irregular sobre las márgenes del arroyo Sabinalito del río Suchiapa. Sin embargo, los crecientes escurrimientos y filtraciones emanadas desde relleno sanitario de la empresa Veolia han empeorado la situación de forma acelerada, elevando los niveles de riesgo como nunca. El grupo ciudadano “Salvemos al Río Suchiapa” ha realizado la documentación de casos sobre posibles afectaciones a la salud de habitantes del poblado Pacú por la contaminación del río. De esta manera, aunque aún no se ha concluido el concentrado de información y cotejo con los datos de los familiares y la Secretaría de Salud, han adelantado que hasta el momento se tienen detectados al menos ocho casos sospechosos de personas fallecidas a consecuencia de cuadros cancerígenos. Sin embargo, la situación en la cabecera municipal no es muy distinta. En ese sentido, Blanca Nidia Vicente Ribera, bióloga y representante de “Nimalari, Ecocultura Sustentable Asociación Civil”, precisó que en Suchiapa el 90 por ciento de la población se abastece de los cárcamos que se surten del río, lo que complica la situación debido a que el único tratamiento previo que se le da al agua para consumo doméstico es la simple cloración. Y es que, la zona donde se encuentra el relleno sanitario de Veolia (Proactiva) tiene conectividad con el río Suchiapa y sus escurrimientos van directo al afluente, arrastrando las fugas de lixiviados que son metales pesados, concentrados venenosos, principalmente de mercurio y bencenos. De acuerdo con el último estudio realizado por la empresa “Laboratorios ABC” a los mantos acuíferos del predio San Martín Mujular, colindante con el Relleno Sanitario de Tuxtla Gutiérrez, en el perímetro de mayores filtraciones, se confirmó la presencia de metales altamente tóxicos como mercurio, aluminio, cromo, arsénico, cobre, magnesio y zinc, además de diversos plaguicidas y herbicidas; justo en la zona donde se ubican los principales escurrimientos pluviales hacía el río Suchiapa. El laboratorio bajo registro de la Secretaría de Salud 350972-1 advirtió en ese entonces (mayo de 2014) que la cantidad de bacterias, así como de fierro, magnesio, cloruros, nitratos, nitritos y nitrógeno amoniacal, se encuentran encima de los límites permitidos por la Norma Oficial Mexicana 127-SSA1, significando un evidente riesgo salubre para la interacción humana y el entorno natural de la región. Y hoy las circunstancias podrían estar mucho peor ante la omisión gubernamental y la imparable contaminación. Actualmente existe una mesa de trabajo en el Congreso del Estado dentro de la que participan pobladores, organizaciones civiles y dependencias como el Instituto Estatal del Agua (INESA), la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), la Secretaría del Medio Ambiente e Historia Natural (Smahn) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA). Sin embargo, los avances para detener la contaminación toxica del relleno sanitario son lentas y siguen siendo insuficientes. El director del Instituto Estatal del Agua, Andrés Carballo Bustamante, ha admitido la contaminación y gravedad del caso. Sin embargo, ninguna instancia participante en la mesa de trabajo ante el legislativo estatal ha querido entrarle al tema legal para enfrentar a Veolia. Han esquivado la defensa jurídica, empujando a un “acuerdo amistoso”. Cómo se puede hablar de acuerdos cuando la factura del ecocidio ya ha cobrado en la salud de los pobladores, su sustento económico y, de confirmarse, hasta la vida misma. ¿Por qué se protege tanto a Proactiva-Veolia? ¿Qué acuerdos tan poderosos hay detrás de su inmunidad? Es un caso que urge de la acción inmediata y responsable, pues se está llevando de por medio el bienestar de miles de personas que no pueden seguir pagando el costo de la corrupción y la impunidad.

EN LA MIRA

.

EN LA MIRA  ¿Acuerdo o reconciliación forzada?   Por Héctor Estrada   Después de meses de distanciamiento aparente, el pasado miércoles 19 de julio Manuel Velasco Coello y Roberto Albores Gleason reaparecieron nuevamente juntos en una breve gira de eventos públicos. El mensaje político resulta evidente, pues se da tras intensos episodios de desencuentros y golpeteos entre el senador priista y los alfiles verdes del gobernador chipaneco rumbo al relevo sexenal de 2018. Uno de los eventos tuvo lugar dentro de la Universidad Tecnológica de la Selva, en Ocosingo; justo en una de las regiones donde el bastión electoral de Gleason es más fuerte. El video transmitido en vivo mediante la cuenta del propio Manuel Velasco expuso un evento masivo sólo con dos figuras públicas sobre el templete: Manuel Velasco y un Roberto Albores algo nervioso por la evidente exposición del video online. Ahí estaban los dos, sin la sombra de algún otro “verde suspirante”. Y las suspicacias inevitables comenzaron a generarse entre quienes observaron con atención el suceso. Pero no se trató de un hecho aislado. Ese mismo día Albores Gleason y Velasco Coello tuvieron una breve reunión privada en la ciudad Comitán, donde -por cierto- también encabezaron el evento de inauguración de espacios deportivos. De lo que platicaron poco se sabe realmente y las preguntas lógicas han comenzado a verterse sobre la palestra estatal. ¿Qué hay detrás de la repentina aparición de Roberto Albores encabezando eventos públicos gubernamentales junto a Velasco Coello? ¿Se tratará de algún acuerdo de conveniencia, reconciliación política o, de plano, una instrucción de cúpula rumbo a la definición de candidaturas para proceso electoral venidero? El hecho no deja de abrir puertas a las lecturas o análisis políticos. Y es que, al día siguiente el senador priista salió a medios, mediante un comunicado de prensa, para reconocer “los esfuerzos” de Manuel Velasco Coello en materia de infraestructura carretera. Y las consideraciones mutuas no pararon. Del 19 al 23 de julio el propio Instituto de Comunicación Social del Gobierno de Chiapas emitió dos comunicados en los que se dio espacio relevante a la presencia de Gleason junto al gobernador chiapaneco. Se trata del mismo personaje que hasta hace apenas dos semanas parecía haber emprendido un divorcio irreconciliable con el gobierno verde de Chiapas y hoy comparte halagos públicos con él. Es un hecho interesante que se da a menos de una semana de que se llevara a cabo el “conclave” entre Velasco Coello, los presidentes municipales del Partido Verde Ecologista de México y los principales liderazgos de ese partido en Chiapas. El suceso del pasado 19 de julio ha resultado sin duda nada grato para figuras que buscan encabezar una candidatura en la entidad chiapaneca.… así las cosas.

EN LA MIRA

.

EN LA MIRA Campaña de Moreno Valle en Chiapas ¿A costo del erario estatal?   Por Héctor Estrada   El costoso despliegue publicitario para promover la imagen de Rafael Moreno Valle en Chiapas, mediante la tramposa promoción de su libro “La Fuerza del Cambio”, ha reavivado los cuestionamientos inevitables sobre el origen del financiamiento que ha permitido una abierta campaña preelectoral durante los últimos cuatro años en la entidad chiapaneca, con sospechas que apuntan en una sola dirección: Manuel Velasco Coello. La desproporcionada promoción hecha al libro autobiográfico del ex gobernador poblano ha generado ya fuerte controversia a nivel nacional. Hace sólo un par de días la reconocida Editorial Purrúa emitió un comunicado para deslindarse por completo del libro y del editor del mismo, Miguel Ángel Purrúa (MApurrúa), con quien dijo no tener ninguna relación.  Lo anterior, luego de que el senador Miguel Barbosa asegurara que la editorial debería ser investigada por presunto “lavado de dinero”. Y no es para menos. De acuerdo con investigaciones hechas por el periodista Pedro Ferriz, para promocionar la imagen Moreno Valle mediante el libro en todo el país se han invertido alrededor de 500 millones de pesos emanados de fuentes de financiamiento desconocidas. El despliegue de espectaculares, gallardetes, anuncios de radio y spots de televisión han atiborrado diferentes puntos de la república, teniendo mayor presencia en entidades como Puebla y Chiapas. Para zafarse de las posibles responsabilidades legales, el propio Rafael Moreno Valle declaró en entrevista el pasado 24 de julio que él no había invertido un sólo peso en la elaboración, impresión y distribución del libro autobiográfico. Aseguró que toda la campaña publicitaria ha sido costeada por la editorial MApurrúa y que, incluso, le habían pagado por la redacción del dichoso libro, utilizado de pretexto para realizar la gira nacional de autopromoción. Ni más ni menos. A Miguel Ángel Purrúa no le ha quedado de otra que callar o hacerse el desentendido. Ante los cuestionamientos insistentes de la prensa poblana, el editor ha señalado desconocer la inversión para promocionar un libro que en los dos primeros meses de comercialización sólo vendió 14 ejemplares en Puebla, razón por la que desde el pasado mes de junio MApurrúa puso a disposición del público la versión digital de “La Fuerza del Cambio” completamente gratuita. Y es que las inconsistencias sobre el valor comercial del libro para la empresa editorial de mediano pelo saltan a la vista. MApurrúa es una editorial cuyo campo de acción está enfocada a la edición y publicación de textos con enfoque histórico o científico de circulación muy limitada, principalmente regional. No obstante, el libro de Moreno Valle, repleto de sus actividades políticas, es hasta el momento la única edición de su tipo (autobiografía política), con los costos de distribución y publicidad más altos desde su creación. Sin embargo, el asunto en Chiapas toma dimensiones aún más comprometedoras. No se trata de la primera ocasión en que el estado es inundado de propaganda a favor de Moreno Valle. Apenas en noviembre del año pasado la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó el retiro de la propaganda del ex gobernador poblano que durante meses permaneció colocada en varios espacios publicitarios, que, por cierto, son los mismos contratados habitualmente por el Gobierno de Chiapas para promoverse. Las vinculaciones de Rafael Moreno Valle y Manuel Velasco Coello ya no son secreto para nadie. A nivel nacional se ha señalado en múltiples ocasiones al mandatario chiapaneco como uno de los principales patrocinadores de la campaña presidencial de su amigo y aliado político. Velasco Coello fue justo quien facilitó el ascenso de Janette Ovando a la dirigencia estatal del PAN, como una de sus principales promotoras y ahora desastrosa dirigente local. Las sospechas sobre la participación del Gobierno de Chiapas y Velasco Coello en el posible financiamiento de la campaña anticipada del poblano deberán llegar a las instancias correspondientes para su investigación de fondo. Y es que, sin temor a equivocarse, en la entidad hoy hay más gallardetes y espectaculares de Rafael Moreno que libros o simpatizantes suyos, dentro de una campaña que simplemente no termina de cuajar… así las cosas.

HOSPITAL DEL ALMA

.

HOSPITAL DEL ALMA Por Julio Domínguez Balboa (Consultas gratis: santapiedra@gmail.com)   Querido Duque: Trabajo en un gimnasio como entrenador personal para hombres, pero tengo un problema: un cliente recientemente me hizo insinuaciones o más bien casi se me declaró. Yo creo que él piensa que soy homosexual, pero no lo soy. Con mucho cuidado y tratando de no lastimarlo, le dije que no soy homosexual. Me parece que se decepcionó, pero quiero decirte que este señor ha sido muy amable y atento, podría decirse que es un buen amigo y me cae bien. Además, es cliente del lugar donde trabajo. Por eso hago todo para tratarlo con todo respeto y consideración. Sin embargo, a pesar de todo lo anterior, insiste en aprovechar cualquier oportunidad para abrazarme al saludarme y cuando se despide, sostiene mi mano más de la cuenta. Yo por supuesto no estoy en contra de esas personas, las respeto, pero esas cosas me hacen sentirme muy incómodo. ¿Cómo hago para hacérselo saber sin dañar la buena relación que existe ni perjudicar mi trabajo? Muchísimas gracias por tu consejo. No puedo contarle esto a nadie más. Rudy Tuxtla Gutiérrez   Querido Rudy: La homofobia es un concepto pasado de moda, de hecho dicen que quienes la padecen son homosexuales encubiertos que tratan de camuflar sus propias preferencias, haciendo gala de un repudio exagerado en contra de aquellos que salen del clóset; pero sea como fuere, yo te recomendaría que te alejaras de ese cliente, porque un gay encaprichado no desiste hasta que no consigue lo que quiere, y no vaya a ser que en una de ésas te agaches descuidado a recoger el jabón en las regaderas y pierdas eso que tanto has cuidado.    Querido Duque: Mi hermana menor acaba de comprometerse con un muchacho magnífico. Él pertenece a una excelente familia, integrada por personas sencillas, pero de gran corazón, costumbres de lo mejor y mucho, muchísimo dinero. El muchacho es heredero, profesionista, responsable, cariñoso y confiable, acaba de comprar una casa en el Club Campestre para que cuando se casen vayan a vivir allí y no tengan que ir a casa rentada. Por ese motivo no tuvo suficiente dinero para comprarle a mi hermana un anillo de brillantes para el compromiso. Le compró uno muy hermoso con una zirconia rusa y le dijo que tan pronto pueda le comprará uno de brillantes de Tiffany’s, y yo estoy segura de que así lo hará, es hombre de palabra. Mi hermana le dijo que ella estaba feliz con ese hermoso anillo y que no necesitaba otro. Todos en la familia estamos muy contentos de que él vaya a formar parte de ella y nos llevamos muy bien, pero muy bien con la familia de él. Sin embargo, en nuestra casa se hizo una reunión con parientes y amigos para celebrar el compromiso de mi hermana. Allí estuvieron también varios vecinos y dos primas de mi mamá, y le dijeron a ella que supieron que el anillo de mi hermana no era un brillante genuino y le preguntaron si estábamos de acuerdo con eso. Mi mamá solamente se les quedó viendo y sonrió. Entonces volteó hacia donde estaba el novio de mi hermana, al otro extremo de la sala, y lo llamó. Él acudió presuroso y cuando estuvo cerca de ella, les dijo a sus vecinas. “Esta es nuestra joya, ningún anillo de diamantes se le puede comparar”. Le dio un fuerte abrazo y un beso en la mejilla ¿qué opinas? Matilde Tuxtla Gutiérrez   Querida Matilde: Suena muy bonito todo lo que me dices pero una prueba de fuego para tu cuñado sería que escriturara la casa del Club Campestre a nombre de tu hermana o en mancomunidad y que sí le compre el anillo de Tiffany’s ¿cómo de que no? todas las chicas, al emprender una nueva vida, tienen que asegurar, ante todo, su futuro.   Querido Duque de Santo Ton: Muchas mujeres se quejan de sus suegros o especialmente su suegra. Otras han escrito que han tenido o tienen suegras maravillosas. Hay de todo. A mí me tocó la mala suerte de tener unos suegros infames. Al casarme esperaba tener una relación feliz, cariñosa y estrecha con los padres de mi esposo, especialmente con su mamá. En lugar de eso he recibido insoportable abuso verbal y emocional, los dos me han tratado como ciudadana de segunda y jamás me han tratado como parte de la familia. Ellos se ocuparon de la boda, no permitieron que ni yo ni mi madre interviniéramos para nada más que en los gastos. Mi suegra fue la que dijo la última palabra en la elección de mi vestido. Por si fuera poco, a mis suegros nunca les cayeron bien mis padres y jamás lo ocultaron. Vivimos con ellos cuando nos casamos, porque dos semanas antes de la boda, mi esposo perdió su trabajo por recorte de personal pero pronto consiguió otro trabajo y pudimos cambiarnos. Actualmente vivimos en nuestra casa propia y visitamos a mis suegros, aunque no tan seguido. No quiero que mis hijos vayan mucho, me da miedo que los envenenen emocionalmente. Mi suegra dice que los adora, y de verdad los trata muy bien y les hace bonitos regalos, pero es muy manipuladora. Yo no les hablo mal de sus abuelos, pero no los quiero en mi vida ni en la de mi familia. María Teresa San Cristóbal   Querida María Teresa: Entiendo lo que me dices, pero tendría que conocer la otra parte de la historia para poder emitir un juicio. Tal vez esas personas lo único que hacen es preocuparse por la felicidad de su hijo y de sus nietos, de cuyas vidas tú no tienes el menor derecho a sacarlos.   Querido Duque de Santo Ton: Me dijeron que en Tuxtla hay un bar en el que los meseros son muy guapos, y que si se habla con el capitán, los chicos pueden acompañar a las señoras a la recámara o a donde ellas digan, para tener sexo desenfrenado por una o dos horas ¿Es cierto eso? Ana Tuxtla Gutiérrez   Querida Ana: En pocas palabras me estás preguntando que si en Tuxtla existe un burdel para damas. Te lo investigo y te paso la dirección por E Mail.   Duque: Hace 15 días me detectaron VIH, desde ese entonces estoy en un cuadro depresivo, siempre me cuidé, temía a la enfermedad y en una noche de antro   terminé en un cuarto de hotel desnudo sin saber cómo llegué hasta ahí.  Sólo recuerdo haber bebido un whisky y de ahí no recuerdo más, me destruyeron mi vida para siempre. No sé qué hacer, siento que no podré más con todo esto, por más métodos que existan, sé que no llegaré al final, sé que moriré. Alexander Tuxtla Gutiérrez   Querido Alexander: Es muy difícil aceptar que vamos a morir pero es cierto, todos vamos a morir y eso nos entristece, nos angustia, nos aterroriza. El hecho de que vivas con el virus no significa que estés enfermo, eres como un diabético o como cualquier otra persona que debe tener cuidados especiales para seguir viviendo. Lo importante es que comprendas que estás vivo y que mientras no ocurra otra cosa lo estarás. No te angusties, antes o después, todos terminaremos igual, la vida tiene un principio y un fin.   Querido Duque: Suena a pecado lo que te voy a decir, pero me gusta mucho uno de mis primos. Él es hijo de una hermana de mi papá; y un día no sé qué le pasó que me empezó a decir cosas que no son normales para mí, pues es mi primo y me lo dijo directo, que quiere tener sexo conmigo. Yo al principio me molesté y le dije que estaba loco. El día de su cumpleaños le escribí un mensaje felicitándolo, y empezó con las insinuaciones de siempre, y yo le dije que sí, que sí quiero acostarme con él,  pero tengo miedo, ya que soy casada y tengo dos hijos. Siento mucho remordimiento, no sé si decirle que siempre ya no, pero me gustaría pasar un buen rato con él. Maricruz Tuxtla Gutiérrez   Querida Maricruz: La vida se vive solamente una vez y hay que disfrutarla. Olvídate de los remordimientos y meriéndate a tu primo, pero recuerda que debes usar protección para evitar contagios o embarazos (como son primos podrías tener un hijo enano) y evita por todos los medios que nadie se entere, aunque los hombres somos tan comunicativos, que tu primo lo contará en todas las cantinas, una vez que te haya bajado los calzones.    

HOSPITAL DEL ALMA

.

HOSPITAL DEL ALMA Por El Duque de Santo Ton (Consultas gratis: santapiedra@gmail.com)   Querido Duque de Santo Ton: Me leyeron las cartas, y la adivina me dijo que existe una persona que me odia a causa de que está enamorada de mi marido. Dice que se quiere quedar con él y por lo tanto me tiene que eliminar para tener el campo libre. Yo no creo en esas cosas, pero la chingada bruja también me dijo que me tienen hechizada, que me hicieron un amarre y que para librarme de él tengo que encontrarlo. Me dijo que lo peor de todo es que ese amarre está en el fondo del mar, en Puerto Arista, justamente donde se hace el tumbo y que conoce quien puede sacarlo, pero que me cobran 20 mil pesos por hacerlo. Yo no tengo esa cantidad de dinero, pero puedo vender mis alhajas para conseguirlo y que saquen mi amarre del fondo del mar y así librarme de la maldición. Mi hermana dice que también ella puede prestarme, pero no sé qué hacer porque, como ya te dije, yo no creo en esas cosas. Adriana Tuxtla Gutiérrez   Querida Adriana: Si no crees en esas cosas, no entiendo porque estás inquieta, ni porque me escribes, ni porque te preocupas en pagar una suma considerable de dinero por rescatar un objeto que ni siquiera sabes si existe o no. Si te vas a poner de fetichista, mejor huélele los calzoncillos a tu esposo cada vez que se los quite, y si sientes el aroma de un perfume de mujer distinto al tuyo, entonces estarás cada vez más cerca de la que te quiere quitar al hombre.   Duque de Santo Ton: Hace un año, en una borrachera, tuve relaciones sexuales con el que había sido mi mejor amigo.  Por vergüenza, no nos volvimos a ver ni a hablar ni a buscar, pero me enteré de que pidió trabajo en una dependencia en la que yo soy jefe de área y todo el mundo me conoce. Yo tomo esa acción como un deseo de acercarse a mí, y quiero llamarlo a su celular para decirle que me gusta, que siempre lo he querido, que estoy enamorado de él y que siempre lo he estado ¿lo consideras prudente? Jefferson Tuxtla Gutiérrez   Querido Jefferson: Puedes hacer lo que quieras, que para eso eres el jefe, y en las oficinas de gobierno el jefe es jefe. Puedo asegurarte que si a ese hombre lo atormentaba el remordimiento, ya se le olvidó. Seguramente tu puesto lo hace sentirse excitado por ti. Háblale y dile que intercederás para que le den la chamba. Se la den o no, la estrategia no falla.   Querido Duque de Santo Ton: Mi hijo menor tiene 16 años y es un muchacho mucho muy inteligente. Así lo dicen sus calificaciones del colegio y sus maestros. Ha recibido innumerables reconocimientos. Sin embargo, es sumamente desorientado. Difícilmente puede seguir instrucciones cuando le digo que algo está a la derecha o a la izquierda. Lo hemos llevado con varios médicos y sólo nos han dicho que está perfectamente bien su cerebro, que simplemente no tiene sentido de la orientación. Hace unos días unos amigos con quienes platicábamos en la calle se rieron de él y creo que hasta era burla, porque al hacerle yo unas indicaciones para que se adelantara a comprar algunas cosas, mientras su papá y yo conversábamos con esas personas en la Plaza Galerías, él se fue al lado contrario de donde yo le indiqué. A mí me dolió, pero no dije nada. Duque: ¿por qué hay gente tan mala o sin tacto? No les importa lastimar. Quisiera que quienes lean esta carta pensaran antes de reaccionar de esa manera, de hablar o de criticar a alguien. Minerva Tuxtla Gutiérrez   Querida Minerva: Los seres humanos somos así, nos reímos del ridículo o del sufrimiento de los demás, haya o no justificación.   Duque: Tengo 28 años y tengo un hermano de 24 años. Él es prestamista (más bien usurero), lleva 5 años en eso y ha ganado buen dinero. Hace 8 meses me prestó dinero y un día me cobró y yo le dije que no tenía dinero para pagarle y me propuso cancelar la deuda si me acostaba con él. Sé que es pecado, pero por necesidad lo hice y él saldó la deuda. A los pocos días me hizo otra propuesta: me dijo que él me mantendría y no tendría necesidad ni de trabajar, si me convertía en su amante. Lo pensé mucho, pero terminé cediendo y por 3 meses fui la amasia de mi propio hermano. Duque, el trato no era complicado, yo complacía sus deseos sexuales y él me daba todo. Mi hermano me trataba como princesa, no dejaba que hiciera nada, y aparte de todo tengo que confesar que durante esos meses tuve muy buen sexo, ya no tenía problemas económicos, tenía un buen amante, joven y guapo, pero era mi hermano.  Hace unos días decidí terminar con nuestro "trato" y mi hermano no quiere soltarme, quiere que tengamos sexo en secreto, y dice que él va a trabajar más para mantenerme mejor, pero que no deje de tener relaciones con él, pero yo no me siento cómoda acostándome con mi hermano, pensando en el desastre que sería si quedo embarazada o si alguien se llega a enterar, pero él me insiste y me ha llorado de rodillas para que no lo abandone. Yo quiero volver a ser solo su hermana, pero él quiere que sigamos como estamos, que nos vayamos a otra ciudad donde no nos conozcan, pero yo no quiero. Nerea San Cristóbal   Querida Nerea: Se te lee tan satisfecha de tener sexo con tu hermano a cambio de dinero, que te pensaba recomendar que siguieras siendo su sexo servidora. Sin embargo, recapacité y me parece que eres una puerca, una cochina, una marrana. Ni se te ocurra repetir por muy necesitada o caliente que estés.   Querido Duque: La primera noche en la que me fui a la cama con un desconocido para ganar dinero estaba tan asustada, que lloré desde que me levantaron en la calle y me llevaron a un cuarto de hotel. Por suerte ese extraño entendió mi angustia y no me obligó a hacer nada. Me pagó sin tener sexo, pero luego siguieron muchas noches en las que tuve que cumplir la tarea y poco a poco fui perdiendo el asco al sexo pagado. Rocío Chiapa de Corzo   Querida Rocío: De todas maneras, lo que me cuentas no es ninguna gracia. Aunque la prostitución es el trabajo más viejo del mundo, es muy peligroso, atropella tu dignidad y no tiene nada de glamour.   Duque de Santo Ton: Siempre leo tu columna. Me encanta. Te escribo para decirte que una despedida de solteros que nos hicieron a mi novio y a mí un grupo de amigos, después de la cena se sirvió un pastel con unos novios encima. Me pidieron que yo cortara la primera rebanada, pero ya se habían puesto de acuerdo con mi novio para que alguien me empujara la cabeza contra el pastel y él no me defendiera ni lo detuviera. Le dijeron que era la última broma que iban a hacerme y él aceptó. Cuando lo hicieron, por supuesto que me tomaron de sorpresa, no me lo esperaba en una reunión de adultos y además en despedida de solteros y además estando mi novio presente. Pero sucedió. Me indigné mucho y me sentí humillada, tanto que me puse a llorar. Todos se reían mientras yo lloraba. Creyeron que yo estaba bromeando, pero cuando se dieron cuenta de que mis lágrimas eran reales, dejaron de reír y mi novio también. Pero el daño ya estaba hecho. Cuando mi novio fue a dejarme a mi casa le dije que me daban deseos de suspender la boda porque no me esperaba eso de él. Me dijo que estaba arrepentido, que yo tenía razón, pero pensó que sería algo simpático. Me pidió perdón muchas veces y al fin me convenció y me contentó y todo quedó atrás. Pero francamente fue muy desagradable. Quise escribirte para que la gente lo lea y se dé cuenta de que a nadie le gusta ser el hazmerreír de otros. Gracias. Norma Tuxtla Gutiérrez   Querida Norma: Me parece que eres una payasa y una exagerada. Por fortuna tu ahora marido tiene el hígado suficiente para tolerar tus pesadeces.

EN LA MIRA

.

EN LA MIRA Juan Oscar Trinidad, enemigo de los derechos humanos   Por Héctor Estrada   Si de por si la Comisión Estatal de los Derechos Humanos se ha mantenido envuelta en numerosas críticas desde hace ya varios años, el desempeño de Juan Oscar Trinidad Palacios ha significado, sin duda, los peores momentos para el organismo en materia de omisiones y violaciones a los derechos humanos cometidos justo por quien se supone debería garantizarlos y protegerlos de oficio. La recomendación emitida hace sólo dos días por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en contra de la CEDH en Chiapas es el colmo de la serie de arbitrariedades sucedidas desde el arribo de Trinidad Palacios al organismo. Se trata de un pronunciamiento serio y claro por parte de la CNDH sobre las omisiones e inacción respecto al caso de una persona que fue privada de su libertad y pidió la intervención de la comisión estatal, sin recibir respuesta efectiva a su petición. Mediante la Recomendación 27/2017, la CNDH acreditó la inactividad de la CEDH de Chiapas que finalmente -dijo- violentaron los principios de inmediatez, concentración y rapidez establecidos en las obligaciones de ley que rigen a este tipo de organismos. De esta manera, admitió deficiencias en los procedimientos del organismo estatal, por lo que urgió resarcir inmediatamente las deficiencias constatadas. Pero el asunto no quedó ahí. Paralelamente, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos instruyó el inicio del procedimiento administrativo de responsabilidad previsto en la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado de Chiapas, ante la Contraloría Interna de la Comisión Estatal, contra quien o quienes resulten responsables por esa inactividad; incluyendo al propio titular de la CEDH. Sin embargo, no se trata de un caso aislado. Las denuncias públicas, acusaciones y procedimientos en contra de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, bajo la directriz de Juan Oscar Trinidad Palacios, han desfilado durante los últimos tres años. Hace menos de un año el propio Juan Oscar Trinidad fue sentenciado por el Juez de Distrito de Amparo y Juicios Federales del Estado de Chiapas debido a omisiones cometidas en agravio de la población LGBTI de la entidad. La sentencia del amparo indirecto 1382/2016 sentó un precedente importante, pues obligó finalmente a la CEDH a atender las solicitudes de la población LGBTI en Chiapas que habían sido prácticamente ignoradas por el organismo que debería proteger de oficio a esas minorías. El caso significa hasta la fecha uno de los más escandalosos procedimientos contra la Comisión Estatal de los Derechos Humanos que demuestran la discriminatoria e irregular actuación de Trinidad Palacios. A lo anterior se suman un importante porcentaje de quejas no atendidas o aletargadas, así como la permanente confrontación existente entre Juan Oscar Trinidad y las más importantes organizaciones civiles de la entidad chiapaneca. Desde hace mucho el titular de la CEDH debió haber sido sometido a juicio político y removido del cargo. Su desempeño ha sido catastrófico, sin temor a señalarlo como uno de los peores en la historia de la comisión estatal. Hoy los rumores crecientes sobre su posible llegada a la titularidad del Poder Judicial del Estado de Chiapas (PJECH) resultan francamente insultantes. Una afrenta a la misma ciudadanía que durante más de tres años ha padecido su pésimo desempeño. Y es que, el propio Juan Oscar Trinidad se ha encargado de dispersar entre su personal el rumor de su supuesta llegada al Poder Judicial. Los dichos vanagloriados de Juan Oscar Trinidad al interior de la CEDH, sobre su supuesto nombramiento inminente, hablan nuevamente de la imprudencia y desparpajo burlón con el que este personaje se conduce por la vida política. Aunque la idea de que Juan Oscar Trinidad Palacios llegue al PJECH carece actualmente de sustento real. La sola idea resulta inaceptable. El posible nombramiento de un personaje como ese al frente de uno de los tres poderes del estado representaría un insulto y afrenta directa contra las organizaciones civiles defensoras de los derechos humanos y la propia ciudadanía en Chiapas. Sería finalmente un error garrafal que a la larga tendría más problemas que beneficios para quienes lo colocarían en el cargo… así las cosas.

Comentarios