Los mexicanos no merecen simulación en el servicio público: Emilio Salazar

Los mexicanos no merecen simulación  en el servicio público: Emilio Salazar

Hay que resolver la desigualdad y pobreza social con un cambio radical en el servicio a la nación

 

 

Comunicado

CDMX

 

Debemos ser claro, honestos y transparentes en la función, no podemos estar simulan combatir problemas que aquejan a millones de mexicanos con campañas mediáticas, necesitamos resolver la desigualdad y pobreza social desde el fondo, desde la forma, desde la raíz, aseguró Emilio Salazar Farías.

Por eso desde la Comisión Permanente Bicameral que me honro formar parte, tenemos que dar seguimiento y vigilancia, para impulsar programas que han funcionado en el rubro de la salud; necesitamos fortalecer estrategias, acciones para promover la buena alimentación en toda la población, sin excepción, con el único fin de disminuir el número de casos de enfermedades crónicas.

No hay que caer simulación, que tanto daño le ha hecho a este país. El hambre y la obesidad en el país van más allá de malos hábitos alimenticios en las familias mexicanas, cuando esos problemas de salud rallan en la precariedad de los salarios “eso lo hemos discutido, planteado y puesto en la mesa cuando hemos tocado el tema en tribuna”, sostuvo el presidente de la Comisión de Desarrollo Municipal en el Congreso de la Unión.

Hay que decirlo, matizó el diputado federal por el estado de Chiapas, el hambre es similar a la pobreza crónica en la cual, si no se cambia la tónica del servicio público en el rubro, si no se mejoramos los salarios, si no se formaliza y eficienta la fuerza de trabajo, no va a haber programa alguno que permita a la gente alimentarse bien.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en la región el 50 por ciento de la fuerza de trabajo cuenta con seguridad social, mientras que en México alcanza tan sólo el 30 por ciento. Y actualmente los pensionados ganan 200 dólares, cuando en 2010 el ingreso era de 440 dólares.

Finalmente, Salazar Farías, insistió que con simulación no va va a ver programa -por muy eficiente que sea- que cumpla con su cometido, lo ideal es modificar las estrategias en la aplicación de las políticas públicas, con honestidad, con decencia y la aplicación correcta, con estrategias como el seguimiento legislativo, concluyó.

Comentarios