La brecha entre mujeres y hombres es cada vez más corta: Emilio Salazar

La brecha entre mujeres y hombres  es cada vez más corta: Emilio Salazar

La conmemoración del 64 aniversario del derecho al voto de las mujeres en México, sirve para refrendar el compromiso de avanzar en las reformas para la erradicación de la violencia

 

 

Comunicado 

CDMX

 

Tenemos que avanzar en las reformas pendientes para erradicar todo tipo de violencias que se siguen cometiendo contra las mujeres en nuestro país, debemos continuar en la lucha para romper los techos de cristal, manifestó Emilio Salazar Farías, en el marco de la conmemoración del 64 aniversario del derecho al voto de las mujeres en México.

Este aniversario permite cobrar conciencia de la violencia política hacia esta población como parte de una cadena de violencias que limita la toma de decisiones, desde su entorno inmediato hasta las instituciones políticas que rigen la vida en las mujeres, hay que romper el círculo vicioso de los sometimientos, pues la representación política es el derecho a querer una República incluyente para todas y para todos.

Hace 64 años se aprobó el derecho de las mujeres a votar y ser votadas, gracias a la lucha de miles de compañeras aguerridas; antes de ese emblemático octubre 17 de 1953, en el que se publicó el decreto de modificación al artículo 34 constitucional, habían pasado ya varias décadas del movimiento sufragista encabezado por mujeres como Elvia Carrillo Puerto, Benita Galeana, María Lavalle Urbina y Adelina Zendejas.  Fueron las pioneras en el terreno de la defensa por las garantías individuales y la equidad de género, abrieron el camino a la creación de leyes e instituciones que garanticen la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, apuntó el presidente de la Comisión de Desarrollo Municipal.

Hoy el Congreso de la Unión, cuenta con 212 diputadas, con las que trabajamos para armonizar nuestro marco normativo y reivindicar la lucha para que todas las mujeres tengan acceso y pleno ejercicio de todos los derechos.

Es preciso reflexionar sobre cada una de las mujeres, trabajadoras, políticas, amas de casa, jefas de familia, profesionistas, estudiantes o recién nacidas, que han sufrido en carne propia la violencia, que viven día a día la discriminación, las que han perdido la confianza en quienes más aman y que a cada instante, temen por su integridad o su vida.

Finalmente, Salazar Farías, dijo que sin la participación activa de la mujer en la vida cotidiana, en la administración pública, en la política, en la empresarial, dentro de la comunidad, organizaciones y la misma familia, México no sería el país que hoy es; la brecha entre ellas y nosotros cada vez se acorta, eso es bueno, y para ello tenemos que prepararnos, no nos queda de otra, quien así no lo haga, no estará a la altura que la nación requiere, de caminar en un sistema de igualdad, de equidad.

Comentarios