Gobierno “reabre” a la fuerza la Universidad Intercultural

Gobierno “reabre” a la fuerza  la Universidad Intercultural

Desalojó con lujo de violencia a docentes que mantenían un paro de labores en busca de mejorar sus condiciones laborales

Al menos seis maestros fueron brutalmente golpeados, uno de los cuales está delicado

 

 

Por MANUEL MONROY

Tuxtla Gutiérrez

 

Luego de que fuerzas del orden desalojaran con lujo de violencia a los docentes que mantenían un paro de labores en la Universidad Intercultural de San Cristóbal de Las Casas, abrió sus instalaciones y llamó al reinicio de clases, contraviniendo así al diálogo que pedían los inconformes para terminar el conflicto.

Édgar Federico Pérez Martínez, Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Intercultural de Chiapas (SUTUNICH), reveló que pese a poseer documentos que los amparaban con medidas cautelares y precautorias ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), la autoridad hizo uso de fuerzas de seguridad pública para retirarlos de la escuela.

“El movimiento se fundamenta en una controversia laboral, es decir, por incumplimiento al Contrato Colectivo de Trabajo, por lo que quienes deben dirimirlo son la parte patronal y el Sindicato, pero todo eso no les importó. Irrumpieron en las instalaciones golpearon a por lo menos seis compañeros, uno de los cuales se encuentra en estado delicado”, dijo.

Aseguró que sus demandas son legales y prueba de ello es que se hicieron por escrito ante las autoridades entre ellas la Secretaría de Educación y Secretaria de Gobierno. “Hemos pedido en diversas ocasiones se abra una mesa de trabajo para que en el marco de la institucionalidad se resuelva el conflicto”.

Especificó que una de sus peticiones es que se recontrate de 130 trabajadores, entre ellos profesores de tiempo completo, administrativos y técnicos académicos, sin embargo, las autoridades solo han dado apertura para algunos temas.

Pérez Martínez dio a conocer que el gobierno basa su proceder  en una supuesta violación al derecho a estudiar de los alumnos. “Sabemos que el rector, apoyado de la administración estatal, realizó una presunta recolección de firmas, con la intención de que les autorizaran la orden de desalojo”, aseveró.

Lamentó la forma en que la autoridad pretende establecer vías de diálogo con los trabajadores. “Lo que estamos viendo es una ola de represión hacia la clase asalariada del estado en distintos órdenes, con incluso un uso desmedido de la fuerza y el abuso de poder”, sentenció el líder sindical.

Dijo que actualmente la Universidad Intercultural de Chiapas está abierta y mantiene un contingente importante de granaderos y policías de diversas corporaciones resguardando sus instalaciones.

Comentarios