Solo 30% de empresas no factura con sistema 3.3

Solo 30% de empresas  no factura con sistema 3.3

Por ENRIQUE GUTIÉRREZ

Tuxtla Gutiérrez

 

Jesús Alfonso Ramírez Aguilar, presidente de la Academia de Derecho Fiscal Capítulo Chiapas manifestó que el 70 por ciento de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas de Chiapas (Mi Pymes), migraron al sistema de facturación 3.3, con lo cual quedó en evidencia el compromiso del sector productivo de la entidad para atender las nuevas indicaciones del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

 

“Si bien no podemos decir que la totalidad de los procesos de migración del sistema de facturación 3.2. al 3.3 se realizaron con éxito, en general las empresas chiapanecas han mostrado interés, ya que han invertido tanto en la adquisición de la plataforma digital, así como en capacitación del personal para poder establecer y entender los 17 catálogos necesarios de llenar una factura y esta cumpla con los nuevos requisitos para ser deducible”, explicó.

El académico comentó que las principales problemáticas registradas en la entidad las vivieron las compañías que tuvieron que realizar entregas en las fronteras, ya que algunos proveedores de software de facturación no cumplieron con la actualización del sistema, particularmente con el pedimento aduanal, lo que generó retrasos en las entregas y costos por el derecho de uso de suelo en los recintos aduanales.

Por esta razón, recomendó a quienes aún no contratan los servicios de facturación 3.3. conozcan el historial de los potenciales proveedores, “ya que si bien todos han sido acreditados por el SAT, no todos son igual de eficientes al momento de atender las actualizaciones planteadas por la autoridad y tienen al día sus complementos fiscales, lo que al final del día, hace que la elección del proveedor puede traducirse en un servicio eficiente, o bien un costo para el empresario”.

Por último, Jesús Alfonso Ramírez dijo que con la implementación del sistema de facturación 3.3. la autoridad fiscal ha dado un paso muy importante para hacer aún más eficientes los procesos de fiscalización, “ya que con este sistema se vinculan en tiempo real los procesos de facturación, los procesos internos de las empresas y los estados de cuenta bancarios, con lo que podemos afirmar que el SAT se vuelve omnipresente en todas las empresas que operan en nuestro país para conocer su nivel de ingresos y a partir de ahí estas tributen lo que tienen que tributar”.

Comentarios