Latente masacre por conflicto

Latente masacre por conflicto

Juan Carlos Gómez Aranda “es un mentiroso”: desplazados

 

 

Por ENRIQUE GUTIÉRREZ

Tuxtla Gutiérrez

 

Cerca de 200 desplazados, de los más de cinco mil del municipio de Chalchihuitán, arribaron ayer al Parque Central de Tuxtla Gutiérrez para exigirle al gobierno que aplique la ley y que libere las 364 hectáreas y los caminos que, presuntos paramilitares de la alcaldesa de Chenalhó, Rosa Pérez Pérez, mantienen bloqueados desde hace varios días.

En entrevista, Marco Pérez Gómez, vocero de los afectados, afirmó que la situación “está caliente” y que en cualquier momento se generaría una situación más violenta que lo que sucedió en Acteal hace casi dos décadas, “porque ahí fue un problema entre el mismo pueblo, pero acá somos dos municipios”.

“El gobierno sabe que es ilícito tener armas de grueso calibre, que son exclusivas del Ejército (mexicano), y son varios grupos (de Chenalhó) que actúan en la franja entre ambas localidades, pero contabilizamos cerca de tres que no dejan pasar a nadie”, refirió uno de los agentes municipales de los 36 parajes de Chalchihuitán.

Detalló que uno de los tramos carreteros bloqueados es el conocido como Las Limas, entre otros dos accesos por medio de los cuales pueden comunicarse con San Cristóbal de Las Casas, “nos hemos mantenido en paz, eso nos han pedido las autoridades, y así lo hemos hecho, pero ya se nos agota la paciencia”.

Ante este panorama, responsabilizó al gobierno del estado de lo que acontezca en los siguientes días, “porque no desconoce los problemas, pero como vemos privilegia la violencia y lo desmentimos: los desplazados están en las montañas, fuera de sus casas, y el secretario general, Juan Carlos Gómez Aranda, es un mentiroso”.

Este caso territorial, dijo, está en manos del Tribunal Unitario, por ello están en espera de una respuesta, “hay un acuerdo que acataríamos en cuanto al fallo, lo mismo hizo Chenalhó, pero sabemos que sí vamos a cumplir, porque no tenemos problemas de legalidad, tenemos completa la carpeta básica, la resolución presidencial”.

Aunque aceptó que sí recibieron un apoyo de gobierno, refirió que fue mínimo y ahora les preocupa esa falta de alimentos, además de que infantes han muerto de diarreas y otros males, “han llegado brigadas médicas, pero no se dan abasto”.

La situación es crítica, dijo, porque ayer mismo, cuando intentaban salir de Chalchihuitán, cuatro compañeros fueron plagiados por los “paramilitares, y no sabemos qué puede pasar, hasta un masacre”.

Si todo se basa en la ley, puntualizó que ellos no tienen miedo porque cuentan con toda la documentación necesaria, lo que según ellos no sucede en el caso de Chenalhó.

“Ahorita dudamos que el gobierno esté haciendo algo, pero en vez de eso argumenta que no es posible, además de que protege a Rosa Pérez, por eso decimos que la autoridad es cómplice, porque incluso para llegar allá se desvió por un camino de Simojovel, para no romper el cerco (de los paramilitares)”, mencionó.

Por el momento, detalló que se mantendrán en espera a las afueras del Palacio de Gobierno, en espera de que inclusive llegue la presidenta municipal Rosa Pérez y llegar a una solución definitiva, “pero urge, porque siguen los disparos, y anoche (pasado martes) cortaron la luz a varias comunidades”.

Comentarios