“Ingobernabilidad” permea el estado

“Ingobernabilidad”  permea el estado

Desde hace dos días 30 servidores públicos permanecen retenidos en la zona de Pavencul, denunció

 

 

Por MISAEL ZEÑAY

Tuxtla Gutiérrez

 

La diputada local panista Rosalinda Orozco Villatoro “puso el dedo en la llaga” al  asegurar que la ingobernabilidad permea en todo el estado y prueba de ello es que desde comienzos del presente año se han acrecentado el número de marchas, protestas y bloqueos carreteros.

“Las demandas y temas por los que estas manifestaciones se registran van desde la inseguridad, falta de alumbrado público, escasez de agua, calles en mal estado, es decir,  un sinnúmero de conflictos sociales que arremeten a la entidad diariamente”, detalló.

Al hacer uso de la tribuna, recordó que el pasado 28 de octubre, padres de familia bloquearon la vía Tapachula-Puerto Madero, para manifestarse contra el Programa “Escuelas al Cien”, así como para exigir dar atención a los colegios dañados por el sismo del 7 y 19 de septiembre pasado.

En este sentido, calificó los cierres carreteros como los más dañinos para muchos sectores en la entidad, principalmente el turístico. “El 6 de noviembre pasado pobladores de Pijijiapan, bloquearon la carretera costera, cerca de la caseta de migración y la liberaron 17 horas más tarde”.

FUNCIONARIOS RETENIDOS

La legisladora informó que desde hace dos días 30 funcionarios estatales permanecen en calidad de retenidos en la zona de Pavencul, comunidad indígena de la parte alta de Tapachula -junto a la población de Toquián- la cual representa el 1.58% de la población originaria total del municipio.

“Estos pobladores hablan Mam y se rigen por Usos y Costumbres. Se trata de una zona donde hay poco más de siete mil habitantes y los cuales sólo son tomados en cuenta cuando se acercan las campañas electorales, pues se trata de un buen número de votos”, aseguró la congresista.

Orozco Villatoro señaló que la zona vive en continúo conflicto por cotos de poder, aunado a que tampoco pueden acceder a recursos federales en materia de pueblos originarios, pues Tapachula no es considerado municipio indígena. “Se trata de un foco rojo en materia de gobernabilidad”.

Y es que afirmó que al tratarse de una comunidad olvidada en infraestructura, acceso, servicios y atención social y política, se torna rijosa y agresiva y “ello se percibe en los actos de retención, acción única en la que ven solución a sus demandas”, señalo la legisladora.

Ante esta situación, la panista exhortó a la Secretaria de Gobierno, subsecretarios de gobierno y presidentes municipales a atender sus jurisdicciones, alinearse a la visión de las autoridades para que las relaciones del gobierno con los demás sea en bien del cumplimiento del orden y las leyes.

Comentarios