Chiapas muestra debilidad en facturación electrónica

Chiapas muestra debilidad  en facturación electrónica

Por ENRIQUE GUTIÉRREZ

Tuxtla Gutiérrez

 

Guerrero, Oaxaca y Chiapas podrían ser las entidades que no logren facturar al 100 por ciento con la versión electrónica 3.3 que exigirá el Servicio de Administración Tributaria (SAT) a partir del primero de diciembre, explicó el especialista en derecho fiscal Fidel Cabrera Martínez.

 

Luego de impartir el curso “Novedades de la Facturación Electrónica” en esta ciudad, explicó que ello sería casi imposible debido a las condiciones de rezago en Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), que ubican a la entidad en el último lugar nacional en tener a su alcance una computadora e internet.

Detalló que “el caso de Chiapas, algunas zonas en Guerrero y Oaxaca, sí existen muchas debilidades respecto de estos temas, es difícil y creo que también la autoridad debe ser un poco sensible a ese respecto pero ellos van muy entusiasmados con este proyecto porque también se prevé que va a ser más dinámica la fiscalización, que el cumplimiento de obligaciones va ser más rápido y el control de obligaciones va a ser más dinámico.”

Subrayó que este incumplimiento podría implicar fuertes sanciones para los contribuyentes que no facturen a través de esta nueva versión, que asegura el SAT que tiene por objetivo reducir la evasión de impuestos.

Aceptó: “Es un riesgo porque al final de cuentas recordemos lo que dice claramente el artículo 29 del Código Fiscal que dice que cualquier señalamiento de forma distinta a lo previsto a las disposiciones fiscales no será esa factura deducible ni acreditable; eso presupone que el contribuyente es un experto informático y que cualquier tema lo puede abordar con sencillez y rapidez, cosa que no es así”.

Mencionó además que la implementación de este nuevo esquema de facturación no solo cuenta con implicaciones negativas para los despachos contables y los contribuyentes sino también para los desarrolladores de software debido a que no se dan abasto en la demanda, teniendo como consecuencia la elevación de costos y mayor inversión para los contribuyentes.

Comentarios