En Jaltenango, si no hay justicia, aténganse a las consecuencias: Pobladores

En Jaltenango, si no hay justicia, aténganse a las consecuencias: Pobladores

Señalaron un plazo de 48 horas para detener al asesino de Rosaura Córdova

Enrique Vázquez Palacios

Tuxtla Gutiérrez

Tras la quema de patrullas y oficinas de la Presidencia Municipal de Jaltenango ó Ángel Albino Corzo, los habitantes de ese lugar dieron un ultimátum a las autoridades para que en 48 horas (que se cumplen este viernes), detengan y presenten al asesino de la joven Rosaura Córdova Argüello, de 20 años, quien fuera hallada sin vida el pasado jueves 13 de abril, a inmediaciones del lugar conocido como El Portillo, en el tramo de terracería hacia las comunidades de Independencia y Cuxtepeques, municipio de La Concordia.

 

A través de un comunicado, referente a las movilizaciones realizadas en calles de aquella localidad, los habitantes refieren que “lo de ayer (martes) en Jaltenango, sólo fue una prueba de nuestro nivel de lucha”, al tiempo de señalar que “la enseñanza de los ejidos, organizaciones y quienes nos apoyaron: "Ahora el pueblo mandó y la autoridad obedeció", no nos dejaron otra salida, que la de bajar a presionarlos (o sea a la fuerza, pues)”.

Sobre la exigencia de capturar al homicida de la joven, que al parecer responde al nombre de Víctor Julián López Altuzar, los demandantes precisan que hasta antes de la marcha, las autoridades habrían dicho a los familiares de la víctima que la orden de captura presumiblemente fuera otorgada hasta este miércoles, pero “como un milagro, la orden de aprehensión salió a la 1:00 pm del martes 18 de abril, es decir el mismo día de la manifestación”, detallaron.

Por último, en relación con las acciones que habrán de tomar, los pobladores mencionan que “seguimos en pie de lucha, ningún paso atrás, y con la cuenta regresiva, siendo las 0 horas con 30 minutos (del día miércoles), por medio de este comunicado, les decimos que (…) si llegando las 48 horas el C. Víctor Julián López Altúzar y sus cómplices no está tras las rejas, aténganse a las consecuencias de la organización de los ejidos y demás personas. Les estamos contando las horas y estamos pendientes”, concluyen.

 

Comentarios