Lo detienen por no suspender la construcción de una ermita

Lo detienen por no suspender la construcción de una ermita

Santiago López

San Cristóbal de Las Casas

 

Será hasta después del Carnaval, de San Juan Chamula en que sea juzgado nuevamente Mateo Portillo, quien el pasado 5 de febrero fue detenido por negarse a suspender una obra de construcción para una “ermita” en la comunidad de Zaclamantón, municipio de San Juan Chamula, el cual es respaldado por el Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal.

 

Familiares de quien desde hace años es catequista avalado y respaldado por la comunidad, revelaron fue liberado a las cinco de la tardes, ya que se enteraron varios seguidores de él y se iban a manifestar pero al enterarse las autoridades de los tres barrios, fue puesto en libertad.

Pidieron al indígena tsotsil, suspendiera la construcción de una ermita (templo o iglesia pequeña) en lo que pasan las fiestas de carnaval y se retoma el asunto, ya que el pasado 5 de febrero fue detenido y liberado horas más tarde, señalado por no respetar acuerdos de dicho lugar.

Aclararon que en esa comunidad existe una iglesia católica dónde practican rituales y ceremonias ancestrales que los distinguen, pero Mateo intenta construir una iglesia donde se lee la biblia que algunos denominan como "católica cristiana".

Además de la iglesia católica existen otras denominaciones religiosas, por lo que no lo consideran como un "intolerancia religiosa" y se debe a intereses personales de algunas personas que venden y tienen negocios donde la gente adquiere productos que ofrendan en altares.

Los familiares de Mateo Portillo aseguraron que para su liberación no pagó ninguna multa, pero sentenciaron no construir en tanto no se tomen acuerdos entre los comuneros.

Subrayaron que el catequista cuenta con el respaldo de la Diócesis de San Cristóbal pues además es miembro activo de la iglesia Católico Cristiana "San Juan Dieguito" en la colonia La Hormiga de San Cristóbal.

Otro de los acuerdos que se dio para su liberación indicaron, es que no presente ninguna denuncia y sea juzgado nuevamente en los próximos días ante autoridades de San Juan Chamula.

Esperan se dé una solución ya que recuerdan que los problemas de intolerancia religiosa habían desparecido desde antes de 1990 por lo que resulta extraño que sean "caciques de la comunidad" quienes " aguitan" a la comunidad.

Comentarios