Se deben detener agresiones a comunidades: Arizmendi

Se deben detener agresiones a comunidades: Arizmendi

Santaigo López

San Cristóbal de Las Casas

 

El Administrador Apostólico de la Diócesis de San Cristóbal, Felipe Arizmendi Esquivel, llamó a los pobladores de los municipios de San Pedro Chenalhó y San Pablo Chalchihután, buscar una solución pacífica a la problemática de tierras que mantienen desde hace 40 años, a raíz de que la antigua Reforma Agraria, trazó unos límites que no respetan los límites históricos marcados por el río que divide ambos pueblos.

 

"Se han tenido muchas mesas de negociaciones, pero son transitorias y no resuelven el problema de fondo, que compete al gobierno federal. Es urgente detener esta injusticia y que el gobierno estatal ayude a contener esto que puede llevar a consecuencias muy graves", refirió tras revelar que son 4 mil 873 personas las desplazadas en Chalchihuitán.

Aseguró que como iglesia han pedido, e incluso han hecho diálogos en la curia de la diócesis, con autoridades para pedir que los presuntos agresores sigan desplazando o agrediendo a los pobladores de cinco comunidades de Chalchihuitán que han resultado afectadas, petición a la que se suman representantes de la Iglesia católica y organizaciones civiles.

“Ya solicitaron la intervención de las autoridades estatales y federales para contener a un grupo armado que ha provocado el desplazamiento forzado de más de mil tsotsiles de cinco comunidades de Chalchihuitán".

Según el párroco Sebastián López López, este grupo está relacionado con el conflicto limítrofe entre los municipios de Chalchihuitán y Chenalhó —que data de hace 40 años— y se recrudeció el pasado 17 de octubre, cuando un grupo "paramilitar asesinó a balazos a un habitante Samuel Luna Girón".

Detalló que a partir de esa fecha, el grupo armado empezó a sembrar el terror en las comunidades, donde han quemado casas y robado animales, provocando el desplazamiento forzado de los indígenas hacia las montañas de los Altos de Chiapas, "la mayoría de los desplazados son niños, mujeres y adultos mayores que están padeciendo hambre y frío, además de que varios están enfermos y sin atención. 

Arizmendi Esquivel, explicó que desde hace una semana "el grupo armado cortó la carretera que comunica a Chenalhó con Chalchihuitán, provocando escasez de alimentos y falta de servicios".

“No hay combustible ni alimentos para el municipio de Chalchihuitán debido a que no puede ingresar ningún transporte y a los pobladores ya se les avisó que no pasen por el lugar para evitar enfrentamientos”. El religioso llamó a los gobiernos federal y del estado para que detengan al grupo paramilitar, restablezcan el paso en la carretera y resuelvan el conflicto territorial entre ambos municipios para evitar una tragedia", anexa.

Datos aportados por el párroco de Simojovel, Marcelo Pérez, están en calidad de desplazados de la Comunidad de Ch’en Mut 700 habitantes que representa 120 familias entre ellas 8 mujeres embarazadas; de la comunidad de Pom 436 familias, que hacen más de 2 mil, detallan do que son: 100 mujeres embarazadas.

De la comunidad de Tzomolton son 107 familias, 800 habitantes, 6 mujeres embarazadas; de  C’analumtic son 191 familias, 600 habitantes; de Bejelton son 30 familias , 150 habitantes; de Tulantic 50 familias, 350 habitantes, de Vololch’ojon 40 familias, 150 habitantes; de Cruz c’ac’al nam, 200 habitantes;  de Cruztón 20 familias desplazadas, 73 Personas  que hacen un total de 4 mil 873 personas son desplazadas.

Estos datos, aclara se los, proporcionaron las autoridades del ayuntamiento y de las comunidades, estando presente el Padre Sebastián, quien ha estado "más tranquilo y si le ayuda mucho hacerle compañía, ha sido muy valiente al estar acompañando al pueblo en estas circunstancias".

"Estamos coordinado con Norma de caritas para ver cómo hacer llegar alimentos, médicos, y cosas necesarias. También estoy informando a las autoridades estatal y federal de las que tengo contacto", concluyó.

Comentarios