CIDH interviene por desplazados ante incumplimiento del gobierno

CIDH interviene por desplazados ante incumplimiento del gobierno

Santiago López

San Cristóbal de Las Casas

 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) interviene en el caso de las personas desplazadas del Ejido Puebla, Chenalhó, pues hasta la fecha el Estado Mexicano incumple con sus obligaciones internacionales de prevenir y atender el desplazamiento forzado, además de que la niña Mayeli Santiz Cruz de 11 años continúa hospitalizada con anemia aguda.

 

En un comunicado el Centro de Derechos Humanos Ku’untik, dio a conocer que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicitó, a través de la representante interina de México ante la Organización de Estados Americanos (OEA) Alejandra García Brahim, informe sobre la situación de las personas desplazadas del Ejido Puebla, Municipio de Chenalhó, Chiapas, en virtud de la petición interpuesta por este centro en mayo de este año.

Aseguran que la instancia ante la CIDH permitirá conseguir la restitución de los derechos vulnerados a las 248 personas desplazadas del Ejido Puebla, pero además para visibilizar la situación de desplazamiento forzado que se da de manera recurrente en el estado de Chiapas, así como el incumplimiento del Estado Mexicano de prevenir y atender esta violación múltiple que en la mayoría de los casos afecta a personas indígenas.

“Notamos un patrón preocupante en los municipios con población mayoritariamente indígena consistente en provocar el desplazamiento forzado de personas opositoras a los gobiernos municipales, o incluso partidos políticos en el poder, como es este caso del Ejido Puebla”, aseguran.

En la misiva indican que los hechos de violencia sucedidos el 26 de mayo de 2016 en el Ejido Puebla, en que fueron asesinados la menor Adriana Méndez Gutiérrez y Guadalupe Cruz Hernández, y desplazadas cientos de personas, entre ellas las 248 que este Centro de Derechos Humanos acompaña, se pudieron prevenir ya que existían suficientes datos que así lo anunciaban, sin embargo, el Estado Mexicano, lejos de prevenir lo dejó pasar por así convenir a los intereses de la presidenta municipal, Rosa Pérez Pérez, del Partido Verde Ecologista.

“Vemos con preocupación que la situación de violencia que provocó el desplazamiento de estas personas, por lo que ya no se puede considerar que es un conflicto post electoral, sino una situación de violencia contra opositores de Rosa Pérez Pérez, como lo demuestran los últimos hechos de violencia conocidos, sucedidos el pasado día 16 de octubre en el Paraje Tzanembolom en donde resultó herido de bala a Migue Pérez Gómez. Esta situación de violencia aleja las posibilidades de un retorno seguro para las 248 personas desplazadas” indican.

Indican que a un año cinco meses de estar en situación de desplazamiento forzado, a las personas desplazadas del Ejido Puebla no se les han garantizados sus derechos humanos como corresponde.

Por último, esperan que con la intervención de la CIDH, por fin el Estado Mexicano restituye los derechos humanos de los desplazados, y además que se tomen las medidas necesarias y suficientes para prevenir subsecuentes desplazamientos.

Comentarios