Piden al párroco de Petalcingo no mezclar política y religión

Piden al párroco de Petalcingo no mezclar política y religión

Santiago López

San Cristóbal de Las Casas

Integrantes del Frente de Resistencia Popular Emiliano Zapata (FRPEZ) lamentaron que el párroco de la comunidad Petalcingo, municipio de Tila, José Herrera Alcalá, confronte a la población de ese lugar y haya usado argumentos falsos para lograr que las autoridades procuradoras de justicia emitieran por lo menos 12 órdenes de aprehensión en contra de este grupo.

 

“Marchamos porque ahora está imponiendo sus políticas, todo es con el sacerdote, siempre llega el gobernador, se hace ahí las reuniones de presidentes municipales de Salto de Agua, Sabanilla, Yajalón, Chilón, y a veces la iglesia está lleno de guaruras, militares. No puede ser que una iglesia se esté metiendo en política del pueblo”, dijo Luis Pérez Pérez.

En conferencia de prensa en esta ciudad, aseguró que las órdenes derivaron de la marcha que realizaron el 10 de abril, donde señalaron que el párroco está mezclando la política con la religión “fabricados por el párroco de dicho lugar”, luego de que marcharan para demandar que no se mezcle la política con la iglesia y se evite la construcción de una represa.

Dejó ver que los delitos por los que los señalan es haber robado algunos objetos al interior de la iglesia e intentaron quemar el inmueble, cuando solamente se manifestaron en las afueras gritando algunas consignas.

Hizo público que se han enterado que el gobierno pretende realizar una “represa”, pero es el sacerdote que intenta, a través de la iglesia, controlar a la gente, y ellos al hacerlo público en la marcha del 10 de abril, al conmemorarse la muerte del comandante “Emiliano Zapata”, lo molestó y buscó como “fabricarles delitos”.

Pérez Pérez, repudió al párroco José Herrera, evite confrontarlos y fabricarles delitos, pues es el primer clérigo que mezcla la política con la iglesia.

Aclaró que fue un catequista de Yajalón en un retiro, quien les comentó lo de la construcción de la represa, que se pretende usar los ríos que pasan por el municipio, y prueba de la veracidad es que la persona involucrada fue sacada de este cargo.

Este lunes acudieron además a las oficinas de la Diócesis de San Cristóbal, pues ellos habían pedido al obispo Felipe Arizmendi Esquivel, el cambio de párroco, o en su caso les expliquen esta situación.

Comentarios