Trabajo de la mujer rompe esquemas machistas

Trabajo de la mujer rompe esquemas machistas

“Yoli” desempeña el oficio de zapatera y es la que da sustento a su familia.

Enfrenta a diario poca aceptación de hombres y mujeres por el oficio en que labora.

Por Guillermo Enríquez

San Cristóbal de Las Casas, Chis.-  Enfrentando al machismo y la poca aceptación de que una mujer puede ejercer el oficio de zapatero, Mercedes Yolanda Román Aguilar, propietaria de la “Zapateria Román”, desde hace 10 años ejerce este oficio con el cual ha sacado adelante a su familia.

 

Detrás de su mostrador y mesa de trabajo, “Yoli”, como muchas personas la conocen, atiende a uno de sus clientes, quien le ha llevado a reparar sus mejores zapatos, los cuales dice usa habitualmente y son sus favoritos.

“Mi oficio fue comenzando a partir de la muerte de mi papá, Gilberto Román Hernández, de eso ya tiene 10 años, desde el año que ya no estaba mi papá fue que me hice cargo de la zapatería”, afirma.

Ataviada con un mandil azul de lona, que es el que habitualmente utiliza, comenta con nerviosismo que antes del fallecimiento de su padre, realizaba labores de zapatero en su casa.

“Ya tenía nociones de lo que es el trabajo, porque trabajaba en mi casa y por eso fue que me fui haciendo la idea de que al quedarme sola mi hermano y yo, tendríamos que sacar adelante la zapatería”, señaló.

Agrega que  el oficio le viene de familia, debido a su abuelo, enseñó el oficio a su padre, don Gilberto Román, quien primeramente trabajaba como tráilero, pero que debido a un accidente siguió los pasos de su padre.

Román Aguilar, señala que en su local que se ubica en la calle Real de Guadalupe número 59 “D” de San Cristóbal, además ofrece zapatos ortopédicos, así como calzado de descanso para personas que padecen pié diabético, así como artículos de tlapalería.  

“A veces está atrasado el trabajo, ya no como antes, pusimos todo lo que respecta al ramo de la limpieza de calzado, desde cremas, pinturas, y lo que sirve para el servicio de la limpieza del calzado, que en ocasiones las utilizo para el trabajo para no salir corriendo en el momento que lo necesite”, añadió.

Al ser cuestionada si detrás de su negocio había más personal, “Yoli” comentó que sólo cuenta con un maquinista,  que incluso en ocasiones le ayuda en reparaciones menores de chamarras de piel, mochilas y otros trabajos. .

Señala que a pesar de los modelos machistas que hay en esta ciudad, el ánimo de sacar adelante a su familia, le ha llevado a no hacer caso y seguir trabajando en esta área, la cual le genera la satisfacción de ver a su hermana Denis Laura, como una abogada  quien se desempeña plenamente en su carrera.

“A lo largo de estos años he enfrentado el machismo, porque como mujer no me aceptan y la necesidad de salir adelante, de sacar adelante a mi familia pero a través de eso me he dado a conocer y ha habido a muchas personas que han reconocido mi trabajo. Mi hermana Denis Laura ahora es abogada, quien además sabe del oficio, ya que cuando recién tomamos las riendas del negocio,  las dos comenzamos a trabajar, pero ella siguió estudiando, le gustó la licenciatura de derecho”, menciona.  

Por último, Mercedes Yolanda Román se dice dispuesta a enseñar el oficio de zapatero a cualquier persona que se acerque a esta zapatería que tiene más de 60 años de funcionamiento para aprender este honroso oficio que pone en alto el hecho de ser mujer.

“En este trabajo entregamos calidad, además de que a los clientes se les hacen sugerencias sobre cómo va a ser su trabajo y si el cliente dice que queda en mis manos lo que se tenga que hacer, ya queda a consideración del cliente cómo le voy a trabajar, lo que importa es la calidad que se entrega”, concluyó.

 

 

 

Comentarios