Camiones pesados se adueñan de las calles

Camiones pesados se  adueñan de las calles

Agencia

Huixtla

 

Huixtla sigue siendo un pueblo sin ley en donde tráileres cargados de mercancía, de caña o material se estacionan en cualquier cuadra del centro, sin importar los daños estructurales, así como también el congestionamiento vial que provocan, confiados en que las autoridades de vialidad son ciegos y sordos ante el reclamo de la ciudadanía.

 

Los pobladores han señalado que la policía únicamente se dedica a cuidar la zona de bancos y lo demás no les importa o simple y sencillamente llegan a cobrar su cuota para permitirles que dichos camiones de alto tonelaje entren a la hora que quieran al interior de la ciudad en donde las calles están totalmente destruidas.

Lo anterior se deriva a que los camiones o tráileres, entran directamente a los centros comerciales a entregar la mercancía sin que nadie se los impida a pesar que las calles son muy reducidas y que al realizar maniobras en la boca calle se suben a la banqueta dañando totalmente el concreto, alcantarillas y parrillas pluviales.

Desde que en Huixtla suspendieron la entrada de los agentes de Tránsito del Estado, y dejaron únicamente a la Policía de Vialidad, las calles se han convertido en patio de maniobras de los conductores de camiones, en donde también los tricicleros y motociclistas circulan sin respetar el reglamento de tránsito, ante la opacidad de dicha dependencia vial.

Comentarios