Sin solución, conflicto en Los Chimalapas

Sin solución, conflicto  en Los Chimalapas

Agencia

Belisario Domínguez

 

La principal preocupación de la organización Maderas del Pueblo del Sureste A.C. es que desde el 2015, gobierno estatal ya habla oficialmente de “Los Chimalapas”, ya no como la “Zona Noroeste de Cintalapa”, como hasta diciembre del 2011 en que se firmó el acuerdo de distensión.

 

Ante esta posesión legal, parece que el gobierno de Oaxaca, no se preocupa por tomar en serio este problema que ha puesto en riesgo tanto el territorio oaxaqueños, como la falta de tutela a los núcleos zoques que habitan el que es considerado el más importante pulmón del país y uno de los más importantes del continente.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Coadyuvancia con la Comisión Interinstitucional para el caso Chimalapas del Congreso del Estado de Chiapas, Fidel Álvarez Toledo, señaló que al ser los Chimalapas una región muy rica en recursos forestales, la tala de árboles maderables es uno de los factores principales del conflicto que se vive entre comuneros y ejidatarios de los estados de Chiapas y Oaxaca.

Este conflicto es una situación compleja, por lo que adelantó que han estado coadyuvando con la Secretaría General de Gobierno, a efecto de mantener la gobernabilidad en esa región, manteniendo reuniones entre ambos gobiernos de Chiapas y Oaxaca para pacificar el clima social en la región, pues “se ha provocado que tras 60 años de iniciadas las rencillas por ese territorio, a la fecha no hayan culminado”.

Aseguró que como presidente de dicha Comisión mantiene acercamiento con los habitantes del municipio de Belisario Domínguez, para evitar brotes de violencia; para que en esta parte del lado chiapaneco se respete el Estado de Derecho.

Desde el 2015, el diputado previó que al año siguiente podrían darse avances importantes en la solución del conflicto dentro del ámbito social y en lo referente al rubro jurídico, sin embargo hasta la fecha siguen estancados los acuerdos, mientras continúan los despojos y amenazas contra núcleos oaxaqueños.

Sostuvo que se promueve evitar que se den más invasiones como la que se dio en El Quebrachal hace unos meses, donde hasta el momento existe presencia de comuneros en esa zona que forma parte del territorio del estado de Chiapas.

 Finalmente, ha reconocido que la zona vive un rezago, pues no se llega a cumplir con los estándares de desarrollo humano que se tiene en otras regiones. “Como representante popular me corresponde estar cercano a los habitantes y eso es lo que vamos a hacer”, sostuvo.

Comentarios