Protestan por falta de educadores en la zona alta de Cacahoatán

Protestan por falta de educadores  en la zona alta de Cacahoatán

Agencia

Tapachula

 

Padres de familia de tres jardines de niños ubicados en la zona alta del municipio de Cacahoatán protestaron en las oficinas de la jefa de sector ubicada en la 4ª Norte y 1ª  Poniente "edificio Banpaís" ante las represiones de la supervisora de zona al querer retirarles docentes, sólo por no ceder al pago de una cooperación.

 

En representación de los inconformes y padre de familia del jardín de niños "José Clemente Orozco", Edín Castañeda Villatoro afirmó que a los jardines de niños la supervisora de zona y jefa de sector les exigen 700 pesos, supuestamente para cubrir el pago de la renta donde están las oficinas, así como los gastos de papelería e internet, pero al negarse a darles la cuota, les han retirado a educadoras.

Dijo que desconocen si existen algún documento oficial de la Secretaría de Educación que avale el movimiento de los educadores, ya que presumen que solo se trata de represión al no ceder a la corrupción, ya que al ser oficinas oficiales deben cubrir los gastos de los inmuebles y no los padres de familia.

Señaló que la supervisora de zona, María Patricia Vela García y la jefa de sector, Elsa Eugenia Martínez Tamayo aducen que se les retira a los docentes porque el número niños no es suficiente para la mantener a muchas educadoras, situación que es errónea, ya que cada maestro tiene a su cargo a más de 30 pequeños. 

Detalló que están cansados de que el sector educativo ejerza prepotencia sobre los padres de familia, por ello los padres de familia de los jardines de niños, "José Clemente", del ejido Ahuacatlán; "Carmen Serdán Alatriste” del ejido El Carmen y "Jaime Nuno”, del ejido Salvador Urbina, protestan para exigir un alto a estos atropellos, que afectan principalmente a los estudiantes.

Puntualizó que están dispuestos a llegar a las últimas consecuencias y no permitirán que la educación de los niños se vea afectada, ya que un docente no es suficiente para atender a 30 niños, ya que no solo tiene que enseñarles sino también estar pendiente de los cuidados y necesidades básicas.

Para finalizar, los inconformes lamentaron que la Reforma Educativa sólo sea una farsa, ya que en la realidad, la situación de los centros educativos en esta región del país es precaria, los salones de clases carecen de materiales didácticos y ahora también les quieren retirar docentes.

Comentarios