Migrantes son víctimas de la delincuencia y de autoridades

Migrantes son víctimas de la  delincuencia y de autoridades

Extorsión y robo, principales delitos a los que se enfrentan en el país

 

 

Agencia

Tapachula

 

Los miles de migrantes que ingresan a territorio mexicano en la frontera sur, de manera constante son víctimas de delitos como la extorsión y el robo, no sólo por parte de la delincuencia organizada que opera en esta zona del país, sino también de las propias autoridades migratorias o del orden público, reconoció el director de Planeación Estratégica de la Secretaría de Gobernación (Segob), Luis Herrera Lasso.

Dijo que la situación por la que atraviesan los miles de migrantes, principalmente de Centroamérica es grave, ya que muy pocas veces denuncian por temor a ser deportados, lo que deriva en que estos actos delincuenciales queden en la impunidad y origina que las vejaciones contra este sector vulnerable aumenten.

Señaló que muchos migrantes los delitos se los encuentran a su paso, al intentar cruzar el territorio mexicano con destino a los Estados Unidos; pero por otro lado está la discriminación que sufren por parte de la sociedad mexicana, al estigmatizarlos como delincuentes.

Ante esta situación, el funcionario de la Segob argumentó que es fundamental que la sociedad esté informada sobre el fenómeno migratorio y cuando menos, no considerarlos como criminales, ya que no representan una amenaza a la seguridad de este país.

Afirmó que la sociedad mexicana tiene una percepción de que a los migrantes se les protege más que a los mismos mexicanos, pero aclaró que este sector goza de un derecho internacional desde que se interna al territorio mexicano y que el gobierno federal debe hacer valer a cualquier costo.

Herrera Lasso puntualizó que es  importante que las autoridades migratorias y del orden público apliquen los protocolos de detención de acuerdo a los derechos que ellos tienen, además se debe dar un trato especial a quienes son migrantes menores o adolescentes no acompañados, en este sentido, aclaró que se deben reforzar las capacitaciones.

Finalmente mencionó que los migrantes no representan una amenaza de seguridad para el país, pero aquellos que incurren en algún ilícito deben ser sancionados conforme lo establece la ley, pero no por eso se debe de estigmatizar a todos, por lo que tampoco se deben detener simplemente por su apariencia, que es lo que comúnmente ocurre.

Comentarios