Persiste violación a derechos humanos y hacinamiento

Persiste violación a derechos  humanos y hacinamiento

La mayoría de los migrantes fueron asegurados en operativos, los cuales carecen de base legal

 

 

Agencia

Tapachula

 

El Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova y el Consejo Ciudadano del Instituto Nacional de Migración presentaron el informe "Personas en Detención Migratoria en México. Informe de Monitoreo de Estaciones Migratorias y Estancias Provisionales del Instituto Nacional de Migración", a través del cual se constató las condiciones que viven los miles de migrantes que son asegurados mientras intentan cruzar o llegar a territorio mexicano.

El director del CDH Fray Matías, Diego Lorente, dio a conocer que se monitorearon 17 estaciones migratorias ubicadas en el centro, sur, noreste y sureste del país, donde a través de entrevistas con migrantes asegurados se confirmó la violación de los derechos humanos, desde su detención hasta el proceso de deportación.

Dijo que la mayoría de los migrantes fueron asegurados en operativos, los cuales carecen de base legal, por lo que el monitoreo permitió encontrar lagunas legales en el procedimiento, más allá de que supuestamente se haga referencia al tema de seguridad.

Señaló que la mayoría de las personas que permanecen detenidas en las estaciones migratorias provienen de Centroamérica, especialmente de Guatemala, Honduras y El Salvador y en menor medida de Nicaragua, aunque predominan las largas privaciones de la libertad en el caso de niños y adolescentes, especialmente en el norte del país.

Detalló que el hacinamiento es una constante invariable en los centros de detención, algunos son improvisados, carecen de luz y ventilación natural, además no cuentan con insumos para dormir, como colchones, colchonetas y colchas, por lo que las personas prácticamente se acuestan en el suelo.

El también miembro del Consejo Ciudadano del Instituto Nacional de Migración, enfatizó que debido a las condiciones físicas precarias los migrantes son mucho más vulnerables a enfermedades, entre las más recurrentes están: gripe, tos y dolor de garganta, seguidos del dolor de cabeza, la hipertensión, la diabetes y las enfermedades gastrointestinales.

Puntualizó que encontraron que los niños y niñas de 0 a 4 años de edad se enferman constantemente por la comida que se les proporciona en los centros y en general la atención médica hacia este sector es deficiente, pues las madres notan que el personal no les realiza las revisiones antes de medicar.

Sentenció pese a los convenios de colaboración con las secretarías de salud de 24 estados, el servicio médico proporcionado en los centros migratorios es cubierto por personal contratado por el INM, lo cual representan un detrimento en la calidad y la gama de servicios que se ofrece a los asegurados.

Finalmente mencionó que tras el monitoreo se emiten recomendaciones en tres temas debido a la gravedad como consecuencia de la detención de las personas migrantes; el debido proceso en la detención, el acceso a la información para el ejercicio efectivo de derechos humanos y servicios, además de mejorar los servicios de salud tanto física y mental en cada uno de los centros de detención del país.

Comentarios