Urge mejorar infraestructura para que Chiapa sea en verdad mágica

Urge mejorar infraestructura para  que Chiapa sea en verdad mágica

Enrique Gutiérrez

Chiapa de Corzo

 

Desde el momento en que Chiapa de Corzo recibió los distintivos de Pueblo Mágico y el de la Heroica Ciudad, y que a los parachicos los nombraran Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, “lo único que han generado son problemas”, manifestó el cronista local Eduardo Alberto Vargas Domínguez.

 

Comentó que, ante la falta de infraestructura, las vicisitudes “florecen” durante la llamada Fiesta de Enero que está próxima a celebrarse; “la Plaza de Armas, un espacio muy grande, es insuficiente para atender a los feriantes, del turismo, entonces habría que hacer algo”.

En ese sentido, apuntó que es necesario y urgente contar con un plan de desarrollo urbano, porque “no lo tenemos, y el gobierno municipal, o no tiene el interés, o carece del recurso para hacerlo, o más que no le interese, ignora el tópico”.

Afirmó que si se le invierte en ese rubro, “que no sería mucho, pienso, pues con 3 o 4 millones de pesos alcanzaría, se definiría bien el crecimiento de la población para tantos años, y le dará salida a todo lo que hay, y sobre todo nuestra Fiesta Grande, porque ahí se da el caos, la aglomeración es tremenda, y los feriantes vienen a lo que vienen”.

Esto complica aún más la situación, dijo, porque no se cuenta con tomas para combatir incendios, además de que los espacios en donde se celebra a San Sebastián, quedan totalmente copados, lo que impide que los mismos lugareños no puedan salir de la población.

En pocas palabras, refirió que sería adecuado profesionalizar la Fiesta de Enero, para que “cada cosa se ponga en su lugar, y eso sería en beneficio del turismo, del comercio organizado, de las colonias que formamos parte del municipio, y la entrada de quienes viven en las riberas, y abrir otras vías de comunicación, sobre todo las que conectan con Tuxtla”.

En estos asuntos, destacó, deberán estar inmersos conocedores como los colegios de ingenieros civiles o arquitectos, “que conozcan a fondo la población, en esa parte folclórica”.

Comentarios