Ocelotes perdieron el invicto

Ocelotes perdieron el invicto

Ocelotes de la Unach sumó su primer tropiezo de la temporada, al caer por la mínima diferencia ante Cuatetes en partido disputado en la cancha de la Unidad Deportiva Acapulco.

 

 

Por Francisco Álvarez

 

El exceso de confianza, dos penales a favor del equipo felino que el árbitro no quiso marcar, un trébol de cuatro hojas que acompañó al cancerbero local y un error defensivo en los últimos minutos, fueron algunos de los argumentos que originaron que los dirigidos por el domador, Adrián García Arias perdieran el invicto.

El encuentro inició con ritmo lento, Ocelotes llegó con banderas desplegadas, pero los locales saltaron al terreno de juego a no perder; aun así, al minuto 15, la Unach tuvo la primera importante en un balón detenido, pero el arquero milagrosamente se encontró con el remate y evitó la caída de su portería.

Al minuto 35, Ocelotes vuelve a generar peligro por la banda derecha, Cristian Orozco ingresa al área penal y cuando quiere mandar un centro, el defensa local levanta un poco la mano; sin embargo, para el colegiado no hubo intención de meter la extremidad y dejó correr la acción.

En el complemento, Ocelotes continuó con el dominio del balón, pero los ataques eran tibios y no encontraban la forma de abrir la defensa de Acapulco, algunos disparos de media distancia y centros al área fueron las opciones para romper el cero.

Al minuto 65, una vez más, los “estudiantes” vuelven a intentar por la pradera derecha, ahora es Javier Castillejos quien llega a la línea de fondo con balón controlado, y antes de mandar el centro, un jugador de Acapulco cae al suelo y en el intento por incorporase su antebrazo hace contacto con el esférico cortando el avance felino; sin embargo, el árbitro no lo consideró como penal.

Faltando dos minutos para que se cumplieran los 90, Humberto Merlos encuentra un balón en el área de Cuatetes y hace contacto con la cabeza, lamentablemente su remate salió a centímetros del arquero que alcanzó a dar el manotazo y alejar el peligro.

En la desesperación por conseguir el gol del triunfo, los felinos desatendieron el medio campo y la zona de seguridad, es en ese momento cundo fueron cazados con un pelotazo que nadie pudo cortar y al final una desatención entre la defensa y el arquero terminó con el gol de los locales.

Los chiapanecos no pudieron reaccionar ante el golpe, el tiempo se terminó y el árbitro pitó el final del encuentro en el que Ocelotes hizo todo lo que no se debe hacer en un encuentro

Comentarios