La misteriosa muerte de la modelo con 'los ojos más bellos'

La misteriosa muerte de la modelo con 'los ojos más bellos'

Las indagatorias respecto al caso arrojaron como causa de la muerte un suicidio, que fue certificado por el médico forense Manzur Rhaman, del hospital Rajshahi, pero la familia no lo cree así

Nota y foto “Excélsior”

CIUDAD DE MÉXICO. 

Un misterio rodea la muerte de Raudha Athif, la modelo de Vogue de 21 años que a decir de los críticos poseía 'los ojos más bellos del mundo', pues contrario a la versión de la policía, extremistas difunden que la mataron por no vestir de acuerdo con los preceptos musulmanes, versión que su propia familia considera, pues no coincide con la versión oficial de que se suicidó en el apartamento de estudiantes de Bangladesh.

 

A Raudha Athif la fama la buscó. Una fotografía le abrió las puertas al mundo de la moda. 

Su belleza y sus ojos fuera de serie le dieron un lugar que la llevó en octubre de 2016 a la portada de Vogue India. 

Pero en los últimos días, la noticia de su fallecimiento en misteriosas circunstancias ha sorprendido al mundo. Athif, oriunda de Las Maldivas, fue encontrada muerta el 29 de marzo pasado en la habitación que ocupaba en un hotel de Bangladesh. 

Athif ingresó a la escuela de medicina en el Islami Bank Medical College, pues sólo consideraba el modelaje como un pasatiempo.

Las indagatorias respecto al caso arrojaron como causa de la muerte un suicidio, que fue certificado por el médico forense Manzur Rhaman, del hospital Rajshahi.

Sin embargo, la familia de Raudha rechazó la teoría del suicidio, pues afirmaron que la joven jamás mostró rastros de depresión, ni de querer atentar contra su vida.

Sin embargo, la familia de Athif pedirá una segunda autopsia:

Vimos su cuerpo, sus puños apretados, marcas de estrangulamiento en su cuello y moretones, como si alguien la hubiera estrangulado. No estamos dispuestos a creer que fue un suicidio”, dijo Aminath Muharrimath, madre de la modelo.

Es su hermano, Rayyan Athif, quien sostiene que fueron extremistas quienes mataron a la joven musulmana por no usar ropa islámica, después de lo cual hicieron todo lo posible para que su muerte pareciera un suicidio.

Su estilo de ropa era considerado como 'inmodesto' y 'no islámico', a pesar de adherirse al código de vestimenta de la universidad usando un velo para cubrir su rostro. Era criticada por usar pantalones vaqueros y le dijeron varias veces que no podía usarlos en el colegio musulmán, que tiene muchos vínculos y apoyo extremista", reveló a The Sun.