Trump lo logró, se paralizan inversiones hacia México

Trump lo logró, se paralizan inversiones hacia México

Nota y foto: Excélsior

CIUDAD DE MÉXICO

Las inversiones de empresas estadounidenses en México están paralizadas, como efecto de la recién aprobada reforma fiscal del presidente Donald Trump, debido a que los hombres de negocios esperan una reacción del gobierno mexicano; sin embargo, el ambiente electoral inhibe dicha respuesta, mientras que las propuestas de los candidatos a la presidencia del país tampoco la contemplan, afirmó Ricardo Castro, especialista en Soluciones Fiscales de Thomson Reuters.

 

Las inversiones norteamericanas están en cierta medida paralizadas porque esperan que exista una reacción o una postura específica con respecto del Gobierno mexicano para poder, de alguna forma, continuar con esa inversión”, destacó Castro.

En contraste, varios países de América Latina como Brasil, Argentina y Chile, ya preparan una propuesta de reforma fiscal.

Por otra parte, destacó que al parecer los candidatos están más ocupados en otros asuntos o quizás están cómodos con la reciente reforma fiscal en el país.

Capitales

“En realidad no se espera una salida masiva de empresas o inversiones porque sería muy complejo, además de que hay otras cuestiones”, explicó Castro.

Durante su ponencia Reforma Fiscal en Estados Unidos ¿cómo afecta a las empresas mexicanas?, explicó que la reforma fiscal de Trump bajó la tasa máxima corporativa de 35 a 21%, pero al integrar las tasas locales aplicadas por cada estado de ese país el resultado es una tasa efectiva de entre 25 y 27%, no muy lejos del gravamen en México, por lo que descartó que EU pueda considerarse un Régimen Fiscal Preferencial.

Precisó que en México la tasa nominal de ISR es de 30%, pero la tasa efectiva está entre 25 y 30 por ciento.

Reconoció que la actual Administración no ha tomado postura y, considerando los tiempos electorales, la respuesta o nuevas medidas serán del próximo gobierno.

No existe, hoy por hoy, una postura que haya sido manifiesta, publicada o de alguna forma comentada por parte de la autoridad fiscal en México”, abundó.

Según Castro, la nueva Administración tendrá que plantear una reforma fiscal, no sólo en respuesta a los cambios del sistema impositivo de EU, sino también por los requerimientos de ingresos que enfrentará.