Salario mínimo en México: El tema que traba la renegociación del TLCAN

Salario mínimo en México: El tema que traba la renegociación del TLCAN

Nota y foto: Excélsior

Por Karla Ponce y Lindsay H. Esquivel

CIUDAD DE MÉXICO

El salario mínimo de México se ha convertido en uno de los temas más controvertidos en la renegociación del TLCAN, debido a que es el más bajo de la región, lo que es considerado como un factor de competencia desleal por el gobierno de Estados Unidos.

 

La complejidad de este capítulo lo ha llevado a ser parte de los textos que se negocian a nivel ministerial, y donde todavía no se han alcanzado coincidencias, junto con otros rubros como la cláusula de extinción quinquenal, la solución de controversias y el contenido regional automotriz.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther, reconoció que el gobierno de Donald Trump insiste que los bajos niveles de remuneración en el país le restan competitividad a Estados Unidos como destino de inversión, lo que en su opinión hace “indispensable” una revisión extraordinaria del valor del salario mínimo.

El dirigente empresarial se ha pronunciado por incrementarlo de forma inmediata de 88.36 a 98.15 pesos, lo que permitirá que todos los trabajadores formales alcanzar la Línea de Bienestar calculada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval), misma que asciende a 2,896.98 pesos.

Lograr este ajuste sería una señal alentadora para nuestros socios comerciales, en el sentido de que México está evolucionando de manera favorable y más rápido que en el pasado, para tener salarios más competitivos”.

Consideró que en un escenario en el que los equipos técnicos de los tres países han logrado concretar acuerdos en casi 80% de los temas, “pocas cosas le aportarían tal fortaleza a la negociación que México llegará a las reuniones con un salario mínimo ajustado, para con esto hacer evidente que se está trabajando en el fortalecimiento de esta política doméstica”.

Al respecto, la presidenta de la consultoría especializada en capital humano, ManpowerGroup para Latinoamérica, Mónica Flores, reconoció que aunque revisar el salario mínimo en México sería una señal positiva para con sus contrapartes "el mercado laboral de cada nación funciona en relación a la oferta y demanda así como a su realidad macroeconómica".

Por eso es que cada país tiene que definir sus salarios basados, principalmente, en su realidad, por lo que éstos no pueden incluirse en  un documento como un acuerdo comercial ya que su vigencia,  es de largo plazo”.

Destacó que la única manera de reducir la diferencia salarial entre cada una de las naciones es con estrategias de productividad y competitividad.